13 sept. 2011

Un defensor del ciudadano

"Si algún Estatuto de autonomía sobrepasa los límites de la Constitución, el Ejército —como garante de la Carta Magna— tendría que intervenir"(párrafo del discurso del Teniente General José Mena, pronunciado en Sevilla con motivo de la Pascua Militar en el año 2006).A dicho general se le impuso ocho días de arresto domiciliario por sus graves consideraciones políticas.
Teniente General Mena en la Pascua Militar
en Sevilla

Con la llegada a la Alcaldía de Juan Ignacio Zoido(PP)se nombró en pleno al comandante en la reseva José Barranca López como defensor del ciudadano.Este defensor fue el que reivindicó la figura del general Mena en su famosa carta(Mi respetado General) enviada a distintos medios de comunicación en el año 2006.En dicha carta comentaba:“Hacía tiempo que me preguntaba cómo era posible que nadie dijera nada y mirase hacia otra parte ante la ruina moral que este Gobierno ha sumido a nuestra nación (...). Mi general somos muchos los españoles que pensamos y estamos unidos a usted en estos momentos. Desde estas letras, mi respeto y apoyo más sincero. Parafraseando las estrofas de nuestro himno llegamos a simplificar su gallardo proceder: "Caballero español... tu deber y tu honor te lleva al sacrificio, acepta con orgullo este servicio"

Ya uno está cansado,hastiado de cómo en las Instituciones se "cuelan" personas que no creen en nuestro régimen democrático.Y se cuelan porque,en este caso,el Partido Popular,con mayoría absoluta en el Excmo.Ayuntamiento de Sevilla los nombra con estos graves antecedentes.El nombrado no es reponsable de su nombramiento ya que quien sí lo es es la mayoría de absoluta de los concejales del Partido Popular que gobiernan la ciudad de Sevilla y que efectúan este nombramiento.

Cómo es posible que con estos antecedentes alguien alejado de la Democracia pueda defender a la ciudadanía si no cree en ella?.Cómo es posible que después de la muerte del dictador aún se sigan soportando este tipo de actitudes?

Esa Transición tan "modélica" que nos han vendido sólo fue un acto de generosidad de la izquierda.Generosidad que estaba basada en las ansias de libertad y en las ganas de construir un régimen democrático, acorde con el que vivían nuestros vecinos europeos.Nos tragamos sapos como la Corona,la colaboración con la Iglesía,la no declaración de no ajustadas a Derecho las sentencias en jucios sumarísimos que sufrieron los represaliados políticos y,también,nos tragamos a una serie de políticos que habían colaborado estrechamente con el franquismo y al que dimos carné de demócratas.

Era posible otra Transición?No estoy seguro.De lo que sí estoy seguro es que este país necesita grandes reformas,y no laborales,para que sea una democracia plena:
  • Cambio de la ley electoral(una representanción más proporcional)
  • Verdadera separación de poderes
  • Transparencia en las Instituciones
  • Transparencia y control de los gastos de la familia real.
  • Una forma más objetiva de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial y los órganos colegiados de los tribunales de justicia.
  • Definición ,de una vez por todas, del Título VIII de la Constitución
  • Verdadera laicidad del Estado
  • Etc.
No se debe seguir ni un minuto más teniendo en el seno de las Instituciones golpistas con carné de demócrata.Este país necesita una verdadera reforma de todo su entramado político,judicial y económico para que sea una verdadera Democracia.

8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Hola Felipe, cada vez estoy más convencido que, aquella transición tan buena para todos durante un tiempo, es la que nos está trayendo estos lodos que huelen realmente mal.

Pensábamos que la derechona, al igual que la izquierda dejo de un lado viejas reivindicaciones, pero está claro que han vuelto a ellas y a su viejo discurso.

O volvemos a dar marcha atrás y reparamos esos errores, algo imposible de hacer, o lo hacemos ahora, el como, no lo se.

Saludos

Genín dijo...

Es que a Democracia hay que mamarla desde la escuela,en la calle, en los medios de comunicación, en el funcionariado, en los políticos y luego ver los ejemplos en los padres, y estamos lejos de ello, tanto por el sistema como por los recortes en educación.
¿Cuantos hay que mandaban con Franco y siguen mandando? ¿Cuantas leyes hay que siguen iguales?
Si, habría que hacer un cambio radical pero...¿Quien tiene cojones para ponerle el cascabel al gato?
Salud

Chesana dijo...

Lo que pides Felipe es una completa utopía y como tal no se realizará. Un cambio tan drástico en nuestras instituciones tendría que hacerse rompiendo todos los esquemas y "volviendo a nacer", y eso es imposible por dos razones principalmente:

1.- Porque están apalancados y pertrechados en sus asientos.

2.- Porque la ciudadanía, y es algo que no entiendo, está aborgatada, como durmiendo el sueño de los justos. Les están dando por todos lados... y no reaccionan.

Karras dijo...

Estoy de acuerdo con Chesana. Parecería que han logrado domesticarnos y se tendría que dar una situación excepcional para movernos. Ellos no son tan tontos y lo tienen todo medido. Un abrazo.

Ciberculturalia dijo...

Es cierto, Felipe, lo cansado que es ver día trás día como se dan coces a nuestra ya de por sí debilísima democracia. Lo que cuentas hoy es un síntoma de la peligrosa gangrena que padecemos.
Un beso y que no nos desanimen

RGAlmazán dijo...

Pues sí, este país necesita un cambio radical en los aspectos que tu has mencionado y alguno más. Lo que ocurre es que la mayoría parece no estar convencida.
Hay que seguir gritando para, poco a poco --muy poco a poco-- podamos convencer a la mayoría y entonces el cambio será inevitable.

Salud y República

Dean dijo...

Es lo que tiene vivir en una democracia imaginaria, en el realismo mágico del fútbol y la farándula de un pueblo que sólo se asusta cuando se suspende la liga.
Un saludo.

Maikel dijo...

La transición se hizo con demasiadas prisas dando un poder a los partidos pequeños y nacionalistas demasiado importante para los votos que tienen, y cometiendo demasiados errores y lo peor es que no los han corregido.
Estamos en una dictadura de la mayoría, lo que pides Felipe es algo correcto pero imposible por lo menos de momento, porque si los partidos políticos hicieran las reformas que pides perderían todo el poder y control que ahora tienen.
Los militares se deben al poder civil y por lo tanto sobran sus opiniones personales, este país es el único que a los golpistas se les tenia viviendo en prisión como si estuvieran en un apartamento privado y no en una cárcel militar, teniendo todo sus derechos y sueldo.
Yo ya he visto los tanques por la calles de Valencia y espero no verlos más excepto en los desfiles.