14 sept. 2011

Cartas a una desconocida

Arqués Buigas


Cuando pasen los años, cuando pasen
los años y el aire haya cavado un foso
entre tu alma y la mía;cuando pasen los años
y yo sólo sea un hombre que amó,
un ser que se detuvo un instante frente a tus labios,
un pobre hombre cansado de andar por los jardines,
¿dónde estarás tú? ¡Dónde
estarás,oh hija de mis besos!

Nicanor Parra


16 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Siempre estaré aquí ;-)

Besos, mi querido manchego.

Delicadeza y ternura nos brindas. Gracias por tan dulces gestos.

RGAlmazán dijo...

El recuerdo y la nostalgia es propia en el amor, con sus ventajas e inconvenientes.
Ví hace unos años una exposición de él en Madrid y me gustó mucho su poesía visual.

Salud y República

Túconmigo dijo...

Precioso. Muy sensible.
Espero que los los años no caven ningún foso entre tu alma y la mía.

Un abrazo, querido Felipe.

xurxo dijo...

¡Quién no tiene un recuerdo que despierta al escuchar esta música y leer estos versos!

Un abrazo.

Karras dijo...

Que pasen los años Felipe y hasta entonces disfrutemos del beso del presente. Un abrazo.

Winnie0 dijo...

Qué nostálgico es el AMOR!! bss Felipe

Genín dijo...

¡Cualquiera sabe donde estará!
Y menos mal que uno mismo sabe donde está...todavía, al menos...
salud

stella dijo...

Exquisito, realmente exquisito, te felicito
Un abrazo
Stella

Antonio Rodriguez dijo...

Me ha encantado el poema.
Un abrazo

Mariela Marianetti dijo...

Precioso y sentido poema. Gracias por compartir la Obra de Parra. un cordial saludo.

Ciberculturalia dijo...

Al menos quedará en su recuerdo, en su memoria.
Preciosa música
Besos

Carla dijo...

Bello poema, donde los años pasan pero los recuerdos permanecen.

Besos.

Antonio dijo...

El incierto mañana siempre nos atenaza. Lo que venga vendrá y habrá que enfrentarse a ello.. dónde estarán? dónde estaremos?
Saludos

El dinosaurio dijo...

Precioso. Saludos

sagitaire17 dijo...

La vida es una continua sucesión de preguntas,de incógnitas.El amor no escapa a esto.
Gracias Felipe por estos inspirados momentos.
Buen fin de semana y un abrazo.

soylauraO dijo...

A la flauta, me dejó pensando.
¿De verdad podría un hombre acordarse de aquel instante frente a sus labios?
¡Cuánto hombre hay que ser para reconocerse pobre de andar por los jardines!
http://enfugayremolino.blogspot.com/