7 sept. 2011

santos inocentes

No hace mucho volví a visionar la película de Mario Camus,Los Santos Inocentes,adaptación cinematográfica de la novela de Miguel Delibes.Al verla,de nuevo,pensaba muchísimas cosas:la pobreza,la inmoralidad,la injusticia social,los derechos de unos seres humanos sobre otros...La película no es sólo el reflejo de una España franquista en la que señoritos,curas y guardias civiles eran las llamadas fuerzas vivas de los pueblos.Es decir:el dinero,la hipocresía de la Iglesia y la represión armada.La película va más allá y nos descubre el mundo de unas personas que permanecen subyugadas por otras.El hombre se hace dueño del otro hombre como si fuera un objeto de fácil manejo,de mover y comprar.

Viendo la película,y salvando las diferencias en cuanto a tiempo histórico,no pude por menos de pensar el rumbo que nuestras sociedades estan siguiendo:pérdida de derechos ,descuartizamiento de la sociedad civil y pérdida de valores democráticos en cuanto que la soberanía popular está siendo mancillada,amedrentada.

Y sólo nos hablan de recortes,de control del déficit,de Bruselas,de refomas constitucionales ,de mercados,de sacrificios sociales,del Ibex,de la prima de riesgo,de deuda soberana...

Todo ello me estremece,me anula como ser humano-no soy capaz de encontrar una respuesta a lo que se me dice o se me vende-,me hace sentirme herido,impotente ante lo que veo y no soy capaz de encontrar la respuesta correcta o simplemente que me reafirme como ser humano.Comienzo a pensar que estoy perdiendo lo mejor de mi mismo:la utopia o,simplemente,haberme convertido en un estúpido.

No sé por qué está pasando lo que vemos a dirio.No sé cómo los pueblos no se levantan aunque  se tenga que morir.No sé porqué seguimos siendo santos inocentes.Y no sé cómo los bandoleros modernos entorpecen mi sed y mi llanto por todo lo que más deseo y quiero.¡Quizá sea sólo un mal día!

Fragmento de la película Los Santos Inocentes

20 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· Comparto plenamente tu punto de vista. No sé por qué los pueblos no se levantan... y es que la vida regalada nos ha hecho dóciles, la desinformación... estultos acriticos, la telebasura... descerebrados. Todo bien programado por los que manejan los hilos y tienen a su servicio a los prpgramadores del subconsciente.
En fin...

· Salud·os

CR & LMA
________________________________
·

Winnie0 dijo...

Maravillosa y durísima la pelicula de los Santos Inocentes... Un beso Felipe y buenas noches

La Zarzamora dijo...

Buenas referencias cinematográficas para hacernos recordar en qué letargo andamos sumidos.
No, no es un mal día, últimamente todo son días feos, el panorama no es nada alentador.

Besos, mi querido manchego.
Y ánimo que mañana no va a ser mejor...

Adrián J. Messina dijo...

Es el letargo de la agonía, las mochilas de los constantes castigos, sin embargo es cierto que las voces se silencian pero las que gritan lo hacen el doble...
Un abrazo.

Chesana dijo...

Yo tampoco entiendo tanto conformismo en una sociedad trabajadora a la que se está masacrando mientras se le rién en su cara. Si hubiera bienestar lo comprendería mejor... pero no lo hay, y eso es lo que hace tan difícil entender "el silencio de los corderos". Y pintan bastos para el futuro inmediato.

xurxo dijo...

La escena en que el señorito le mata el pájaro, no sé qué ave era, al viejo interpretado por Paco Rabal, porque tenía ganas de disparar, no se me olvida ...

Un abrazo

Genín dijo...

Pues ya somos dos al menos que tenemos un día peor que malo, yo me siento como tu y no se salir ni apearme de esto...
Salud

Ciberculturalia dijo...

Película muy bien traida, querido Felipe. Yo tampoco llego a comprender cómo asistimos al desmantelamiento de nuestro estado de bienestar, a la desparición poco a poco de lo público a favor de los grandes negocios que suponen las privatizaciones, negocios obviamente tan sólo para unos pocos... y aún menos comprendo la pasividad de una parte de la ciudadanía. Bien porque están de acuerdo con todos los recortes que ha habido, hay y habrá, bien porque ni siquiera son conscientes de ello lo cual aún es casi peor.
Entiendo ese desánimo aunque no podemos dejar que nos venza. Eso es lo que el PPSOE querría: dejar a los ciudadanos debilitados y sin voz.
Muchos besos y perdona la extensión. Diome la verborrea

Ramón Pacheco dijo...

Me parece que la escena en la que la Régula firma delante del embajador a propuesta del señorito encierra un resumen de toda una época.
Un saludo.

Txema dijo...

Pues Felipe, descartado en tu caso al menos, lo de la estupidez, sólo se me ocurre que al final somos víctimas de una sociedad totalmentre desideologizada y narcotizada durante años y años.

Por eso la capacidad de reacción está muy limitada y, en mi modesta opinión, es claramente insuficiente. Los mercados se ríen a carcajadas de todos los movimientos cívicos y no tan cívicos que se oponen a este desastre.

saludos

Emilio Manuel dijo...

No, no es un mal dia, son muchos lo que llevamos así, me temo que nos quedan muchos más hasta que alguien retome el poder de la política y el sentido común, el pueblo debe dejarse de Belenes Esteban y Teles 5 así como de televisiones y algunas radios y se lance a la calle a exigir lo que le corresponde.

Saludos

Emilio Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
RGAlmazán dijo...

Es un ejemplo perfecto. Somos santos inocentes, incapaces de rebelarnos ante tanta injusticia. Somos cada día, menos libres y estamos más sometidos. La respuesta ha quedado en manos de un movimiento 15-M, al que hoy por hoy, se le ignora.
Espero que ese movimiento sea el germen que nos lleve a una rebelión mayoritaria y consigamos una sociedad más justa e igualitaria.

Salud y República

Túconmigo dijo...

No es sólo un mal día, Felipe, son muchos malos días seguidos. Y los que estén por venir, si no lo remediamos.
Muy buena Reflexión.
Ánimo y un abrazo.

Dean dijo...

La bota militar sigue estando presente hoy más que nunca para acallar cualquier voz que se levante por encima de lo que quieran transmitir los medios tradicionales. Y saldrán a la calle muchos inocentes y serán golpeados y sus ánimos vencidos hasta que ya no haya más inocentes sino un pueblo enfurecido.
Un saludo.

Antonio Rodriguez dijo...

Se te ha olvidado incluir al medico y al boticario entre las fuerzas vivas del franquismo. Da igual porque el sentido es que siempre pagamos los mismos.
Yo creo que no hay que perder el sentido de la utopia, porque estonces perderemos la esperanza. Hay que seguir luchando por una sociedad mas justa e iguaitaria y levantar la voz para desenmascarar a esos falsos profetas del neoliberalismo que nos pretenden vender un futuro mejor para todos pero que solo piensa en los de su clase, los mas favorecidos de la sociedad. Y hay que ser didáctico para abrirle la mente a tanto tonto de los cojones que piensa que lo peor es la alternativa a lo malo.
La movilizacion de los profesores de ayer en Madrid, muy bien. Anhorabuena y a seguir luchando.
Salud, República y Socialismo

Karras dijo...

Es que su principal objetivo, es destruir todo el entramado y tejido social, y el estado de bienestar en el que nos encontrabamos con la intención de volver a valores del medievo. Esto va a pegar un pedo de la ostia. Un abrazo Felipe.

quebrantandoelsilencio dijo...

Pasan los años y cambian los envoltorios pero sigue habiendo fuerzas vivas y el pueblo sigue estando oprimido. Además de oprimido ahora está narcotizado tras años de propaganda y reparto de chucherías.
Un saludo.

Markos dijo...

Parece que somos incapaces de recordar de dónde de venimos y hacia allí vamos de cabeza.
Muy acertada reflexión.
Salu2

Olvido dijo...

El mayor problema que veo es esa soledad que sentimos, ese aislamiento social gracias a los grandes medios. Nos hacen sentir que son más porque gritan más.

Sobre Los santos inocentes, qué decir. Uno de esos pequeños detalles que tiene es el personaje de el Quirce, un chico callado y noble que con su actitud tranquila incomoda al señorito, simplemente porque no le ruega y agradece como espera que le hagan todos.

Besos.