19 ago. 2011

MADRID


He estado en Madrid durante dos días por motivos personales.Lo poco que he visto con referencia a la visita del príncipe romano y la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad me han causado una terrible tristeza en cuanto a la deriva que está tomando mi país.No os niego,porque es muy cierto,que me he avergonzado de vivir en esta España que tanto me duele y tanta desazón me provoca.No exagero,os lo aseguro.Es mi actual estado de ánimo,seguro que muy equivocado.


He visto a Madrid tomada por la ira,por lo rancio,por actitudes de otros tiempos pretéritos.Una ciudad tan hermosa y tan vital convertida en el centro de lo que tanto me causó dolor y repulsa.Aún no alcanzo a comprender el por qué se ha llegado hasta aquí.

En el 36 se clamaba el "No pasarán" y pasaron.En el 2011,sin disparar ninguna arma,han vuelto a adueñarse de Madrid.Me siento triste y dolorido ante esas viejas voces que claman por ocupar los espacios públicos.Me siento tremendamente "herido" ante las porras y los palos contra los que defienden la laicidad del Estado y son apaleados.

He vuelto a casa y en la retina aún sigue plasmado el tiempo muerto,las horas no vividas,el aire calentujo de una ciudad cuajada,en parte,de cinismo y desvergüenza.

No odio a nadie.Sólo siento una inmensa tristeza.

El diario Público me presta unas imágenes aterradoras.Lo siento.Fui a Madrid por asuntos personales y llego a mi casa más envejecido y con menos razones para creer en el futuro.


20 comentarios:

sabores compartidos dijo...

No me extraña querido Felipe, yo he visto las imagenes por televisión y la verdad es que si cada vez me gusta menos Madrid, después de esto creo que lo detesto. Estos amigos del palo, ya me gustaría verlos peleando por lo suyo y recibir también de alguien a ver que les parecía. En fin, asco de pais.
Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Ralmente muy triste. Vergonzoso Esto no puede acabar bien.

Antonio Rodriguez dijo...

Es terrible la deriva que está tomando la situación. La actuación de la policia es demencial como si les hubieran dado barra libre.
Ahora se pretende culpabilizar a la minifestación de los problemas habidos, cuando fueron la JMJ quienes trataron de impedir el desarrollo de la misma. Dice el Defensor del menor de Madrid que hay que investigar si adolescentes fueron agredidos e insultados por los manifestantes,
Lo que hay que investigar es quien llevó ali a esos adolecentes y porque la policia les permitió el acceso a la puerta del Sol. Esos adolescentes que estgaban acompañados de adultos son los responsalbes de la bronca habida.
Por otro lado hay nnumeras fotos en la red de esos adoleccentes haciendo gamberradas en el Metro de Madrid, bañándose en las fuentes públicas y comprando alcohol. Eso es lo que debería investigar el Defensor del menor.
Madrid, como tu dices, es una ciudad maravillosa que nos la han ensucidado unos vandalos que han venido a hacer turismo religioso subvencionado por el P.P.. y el PSOE.
Salud, República y Socialismo

Emilio Manuel dijo...

Hola Felipe, comparto contigo la tristeza y la vergüenza de lo que ocurre en nuestro país con todo lo relacionado con la Iglesia, de momento me quedo aquí, basta ver las imágenes que han emitido por la sexta para ver que tenemos un gobierno que no lo merecemos,no es capaz ni de defender a sus ciudadanos de los ataques de unos policías que me recordaron al franquismo, aunque me asusta aún más la llegado del otro; debe de existir alguna solución, aunque en estos momento no la veo.

Roberto R Bravo dijo...

Da asco e indignación la actuación de las autoridades, como unos auténticos degenerados. Pero reflejan la actitud secular de intolerancia del rastrero nacionalcatolicismo que representan los que están tomando nuestra capital que es de todos. Qué vergüenza de país.

Ysupais dijo...

Asi es Felipe, Madrid está tomada por una juventud católica que miente como sus antecesores,siempre dije que España sigue dividida por culpa de una izquierda desunida...te dejo el reportaje de esta valiente periodista de Intereconomia, que seguro se quedara sin curro.
Un abrazo

Túconmigo dijo...

Querido Felipe,

Tu estado de ánimo no es equivocado es todo muy triste e indignante. Pero hay que reponerse, como sea, para seguir defendiendo lo que queremos y los principios en los creemos de verdad. Por la igualdad y la libertad... Hay tantas razones de justicia para luchar en estos momentos...
Y una cosa: tú fuiste a Madrid por razones personales. Yo creo que esto que nos relatas es, también, una razón personal. Nos atañe y nos duele a cada uno en lo más profundo. Y luchamos por las personas. Son, por tanto, motivos personales.
Un abrazo muy fuerte y mucho cariño, Felipe.

Dilaida dijo...

Tranquilo Felipe, esto pasará y no hay que asustarse, porque tuvieron que traerlos de todo el mundo, no les llegaban los clientes que tenían, asi que no te preocupes, la mayoría de los jóvenes españoles no están ahí, ni adoran a un hombre. Nuestros jóvenes son los del 15M, no esos que vienen a gastos pagados para animar a su equipo.
Bicos

Miguel Ángel dijo...

Felipe: ni un paso atrás. No son tantos y te lo digo por experiencia. Lo triste es el comportamiento de un gobierno que se llama socialista y que en un estado aconfesional no se ha atrevido en ningún momento a romper las relaciones privilegiadas con la Iglesia lo que ha llevado a esta situación.
Pero somos más, somos mejores, somos más dignos, más solidarios y más jóvenes. Entiendo tu momento de debilidad como lo tenemos todos porque de verdad el futuro es incierto pero sabes que antes o después la razón volverá a imponerse. No permitas que esto te envejezca ni bajes las manos.
Salud y República

Anónimo dijo...

Felipe, comparto tu tristeza. Además yo tengo una terrible sensación de que esto no acaba de empezar. El otro día comentaba con mi madre que esto de que se estén abriendo viejas heridas me da miedo. Son además heridas que supuran, que se han infectado por no haberlas limpiado bien en su momento. Espero que la infección no se extienda y acabemos en algo mucho peor que esto...Un abrazo. Estaré pendiente de tu blog.
http://lavidaseleacababa.blogspot.com

tecla dijo...

DE acuerdo contigo y con el resto, Felipe. No sabemos cómo acabará.

RGAlmazán dijo...

No me extraña, yo estoy exilado provisionalmente pero imagino la situación por lo que veo, leo y me contáis, y es para estar triste, sin duda.

Salud y República

Genín dijo...

Animo Felipe!
No estés triste hombre, no dejes que influyan en tu animo, hemos adelantado mucho con la Democracia, ya no se "pasea" a la gente con resultado de muerte, es mas, fíjate la enorme invasión de cristianos que han tomado Madrid y apenas han habido unas pequeñas reyertas entre unos y otros, que siempre hay extremistas de todos los colores, y por último, todo esto va a terminar en un pispás.
Así que a lo que tenemos que estar es a decirles a los politicos por lo que no tragamos, ejercer nuestros derechos ciudadanos y p´alante democraticamente!
Animo y salud

La Zarzamora dijo...

Yo comparto también ese mal sabor de boca.
Y suscribo cada una de tus palabras, y esa sensación de rabia, inquietud e impotencia.

Besos, mi querido Felipe.

Dean dijo...

El papa ha hablado de que se iban a multiplicar las vocaciones y era cierto, ya hemos comprobado como la policía masacra a sus congéneres con verdadera vocación.
Un saludo.

Antonio dijo...

Comparto tu tristeza y sumo mi preocupación por cómo los católicos están enfocando la gobernabilidad y la convivencia social desde la intransigencia con el laicismo.
Saludos

Karras dijo...

EStá claro. En esta España la libertad de expresión existe siempre y cuando hagamos y digamos lo que a ellos conviene. Puagggh que asco de gobierno y que cinismo. Un abrazo.

NINA dijo...

No estés triste, Felipe.

En todo el mundo suceden cosas feas, pero si no existieran, tal vez no valoraríamos las lindas... no sé.. digo...

Ánimo!


Baci

NINA dijo...

No estés triste, Felipe.

En todo el mundo suceden cosas feas, pero si no existieran, tal vez no valoraríamos las lindas... no sé.. digo...

Ánimo!


Baci

Silencio dijo...

Comprendo lo que sientes, porque muchas veces he estado así, pero no son mayoría, en Madrid burbujea otro sentir, muy distinto, que no se ve atemorizado por las porras policiales y que exige un nuevo orden.
Otra realidad es posible... que sí, ya verás...