21 ago. 2011

IX - Conduciendo bajo la lluvia.



Conduciendo bajo la lluvia,
la luna es del color de los coches que pasan.
Atrás queda el pequeño
hotel de carretera junto a un bosque.
Conduciendo bajo la lluvia,
en los jardines públicos brillan ángeles fríos.
Atravesando calles
tranquilas,
soledad edificada.
Conduciendo de vuelta hacia nosotros mismos.
La última frontera es nuestro corazón.

Benjamín Prado
(De Asuntos Personales)

19 comentarios:

Winnie0 dijo...

Adoro la lluvia...me vuelve nostálgica...Un beso

Carla dijo...

La lluvia produce un cierto aire de nostalgia y soledad, por eso no me gusta, porque las calles se quedan vacías y el alma un poco triste.

Besos.

RGAlmazán dijo...

La lluvia es poesía. Su ritmo marca la rima. Y es indispensable.
Salud y República

sabores compartidos dijo...

Los dias de lluvia aumentan la inspiración, al menos a mi, me encantan y una digamos melancolía me empuja a escribir mis sentimientos, esos que salen del corazón.
un abrazo.

Genín dijo...

Me encanta la lluvia, sobre todo en verano, pero sin pasarse nunca...
Salud

Anónimo dijo...

le ciel pleure de son cœur profond

La Zarzamora dijo...

A mí la lluvia me gusta a poquitas dosis, pero ya pronto regresaré a ella y también de nuevo le pondré frontera al corazón.

Besos, mi querido Felipe.
Delicioso y melancólico conjunto.

tecla dijo...

Llegó la lluvia. Sí señor, un gran vendaval, y arrasó los malos espíritus que nos vinieron a visitar amenazantes.
Ojalá lo haya dejado todo bien limpio de polvo y paja.

Dilaida dijo...

Me encanta la lluvia, la lluvia de verano, la que viene a limpiar el ambiente, la que hace que la tierra huela. Me encanta el olor de la tierra mojada.
Bicos

xurxo dijo...

Como chove miudiño,
como miudiño chove;
como chove miudiño
pola banda de Laíño,
pola banda de Lestrove.

La lluvia, gran compañera...

Un abrazo.

ARO dijo...

La ansiada lluvia es siempre un elemento poético bellísimo.

Túconmigo dijo...

Me gusta mucho conducir bajo la lluvia, y pasear. No bajo los aguaceros. La lluvia es vida y es esa soledad edificada que dice el poema, que es tranquilidad.

Melody Gardot me apasiona.
Un fuerte abrazo, querido Felipe.

7 letras dijo...

Me encuentro conduciendo de vuelta hacia mí misma con lo que este poema casualmente me viene que ni pintado.
Me encantó la imagen también.
Un abrazo grande, Felipe.

Adrián J. Messina dijo...

Felipe! Vengo a saludarte también y dejarte mi abrazo en el retorno de un breve lapso vacacionario.

Lakacerola dijo...

Me encantan los días lluviosos, ¿será porque tengo tan pocos?

Lembranza dijo...

Precioso poema Felipe. Me gusta mucho la lluvia, sobre todo ahora, despues de un mes de calor, aunque sea en Galicia. Un abrazo

Mariela Marianetti dijo...

Hermoso poema felipe, muy sentido. Un gusto visitarte.

Juan Carlos López dijo...

De vuelta hacia nosotros mismos, si sabemos que somos quien somos.

Te dejo, os dejo, una canción de lluvia: "Make it rain".

LADY dijo...

Excelente escrito... Saludos y que tengas un positivo fin de semana... Bendiciones