17 jul. 2011

Los 75 años de la Indignidad

(A Felipe Santos,mi abuelo.Capitán de milicias muerto en el frente de batalla,
A Vicente Medina,mi padre.En prisión durante 10 años por ser republicano.
A Juliana Martín-Moreno mi abuela.Madre y esposa.Víctima de la crueldad de la  posguerra.
A Asunción Santos,mi madre,y sus hermanos,Manuela,Pablo y Felipa,que siendo niños sufrieron el dolor y escarnio del régimen franquista)


Generales sublevados contra la República


"Ha de advertirse a los tímidos y vacilantes que el que no esté con nosotros, está contra nosotros, y que como enemigo será tratado. Para los compañeros que no son compañeros el movimiento triunfante será inexorable"."Se tendrá en cuenta que la acción ha de ser en extremo violenta para reducir lo antes posible al enemigo, que es fuerte y bien organizado. Desde luego, serán encarcelados todos los directivos de los partidos políticos, sociedades o sindicatos no afectos al movimiento, aplicándoles castigos ejemplares a dichos individuos para estrangular los movimientos de rebeldía o huelgas".Esta sería la advertencia que el general Mola dirigió a los ciudadanos  y mandos militares que no apoyasen la sublevación.Y la amenza se cumplió a rajatabla,con represión y baño de sangre.

 
El criminal y sanguinario Queipo de Llano

Ante la crueldad,el dolor,los ríos de sangre y el exterminio llevado a cabo por  los generales traidores hoy sólo pido:
  • Una verdadera Ley de Memoria Histórica.
  • Que el Estado reconozca,de una vez por todas, que los defensores de la República, únicamente, estaban luchando por un régimen legalmente constituido.
  • Que en ningún sitio público queden imágenes o recuerdos de los sublevados y sus seguidores.
  • Derogación de la Ley de Amnistia.
  • Que el Tribunal Supremo abdique de la persecución política del magistrado Garzón.
Las personas citadas y  tantos otros  millones que no se citan ,por desconocimiento ,obtengan la justicia y la dignidad que les fue robada.

Mis más sinceras gracias y reconocimiento a todos los hombres y mujeres republicanas.

20 comentarios:

Amelia dijo...

Con tu permiso, lo continúo:
A mi abuelo, Luis Díaz Castilla, que murió en Brunete.
a mi abuela, Elena González de Arriba, que murió tras una paliza dada por soldados sublevados durante su quinto embarazo.
A mis tíos, Elena, que con 12 años tuvo que ponerse a servir; Luis, que con 10 años tuvo que entrar a trabajar en la mina; a Pepe y a JUAN -mi padre- que con 6 y 3 años tuvieron que ingresar en un hospicio y sufrieron hambre, frío, palizas, miedo...

Amén, a todas tus palabras, querido amigo.

mis letras dijo...

yo también lo continuó con mis abuelos y bisabuelos.Estoy totalmente contigo, pero preferí pasar página, porque no me los van a devolver jamás. Un fuerte abrazo.

La Zarzamora dijo...

Y yo también...
Besos, querido Felipe.

Miguel de la T.P. dijo...

Buenos dias , encantado de pasar por tu blog. Te felicito por el talento que tienes al escribir. Sin duda seguiré dando la vuelta por aquí, facilita la inspiración! un saludo desde Jaén

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!!!
Tomando unos mates amargos, estoy visitando a mis amigos de la cibernética….y conociendo la historia es como queres a los pueblos....
Un abrazo de oso.

Nieves LM dijo...

Que no se repita esta barbarie. Un beso Felipe.

José Alfonso Martínez dijo...

Con tu permiso:
Añádase,
en memoria de mi abuelo materno, Francisco González Morales, sargento de carabineros, lárgamente represaliado por el franquismo.
De Ana González, esposa del anterior, represaliada igualmente.
De José Rodríguez Aguilar, por parte paterna, concejal por Unión Republicana en el ayuntamiento cordobés, fusilado por hijos de puta, en Córdoba, septiembre de 1936.
Por su esposa, Benigna Lozana, maestra de escuela condenada a la toma del aceite de ricino y a la mendicidad mendicidad perpétua...

Por todas las ostias que recibieron sus hijos.

No sé si continuar...

Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

A la memoria de tantos que sufrieron, padecieron, fueron encarcelados, torturados y/o fusilados. Por todos ellos y por que no se olvide el horror del franquismo, tenemos la obligación de mantener esta parte de la historia viva. Una parte de la historia que nos quieren cambiar, que quieren esconder, que quieren hacer plácida. Y no, no podrán conseguirlo. Estaremos ahí actuando para recordarles.
Justicia, Memoria y Reparación.
Gracias por tu homenaje, Felipe.

Salud y República

Genín dijo...

Que repelús me dan estas fechas, me pongo malo, ni siquiera puedo expresar la tristeza y el cabreo que me produce el recuerdo...
¡Viva la libertad!
Salud

Laura dijo...

Mantener viva la memoria, y nunca dejar de reclamar justicia. Y como dice Ismael, y dicen las Madres: La única lucha que se pierde es la que se abandona. Un abrazo

Adrián J. Messina dijo...

Me sumo en el recuerdo y en la memoria...

Abrazo.

Antonio Rodriguez dijo...

El dia de mañama solo debe servir para defender la memoria de todas las personas que lucharon y dieron su libertad e incluso su vida en defensa de la legalidad republicana.
Salud, República y Socialismo

mariajesusparadela dijo...

¡Cuánto sufrimiento por defender la legalidad!

Túconmigo dijo...

Me sumo a todas tus peticiones, Felipe.
Como sabes, yo también podría añadir más nombres. Es necesario que se haga justicia ya!!!
Yo asistiré al acto del día 19 que conmemora la respuesta popular contra el golpe de estado.
Un fuerte abrazo.

Carla dijo...

Porque la justicia siempre ha de reclamarse.

Besos.

soylauraO dijo...

Los nombres de las víctimas, aún existen, habilite una página para reunirlos, lo va a lograr; tal vez, este sea el último momento de la historia, pues todavía hay quienes los llevan en la memoria. Sólo falta reunir los nombres que se puedan, su breve historia y con ellos el número.
Los nietos tienen 80 años, luego de ellos quedará nada.
http://enfugayremolino.blogspot.com

Txema dijo...

Ignominia que, en buena medida, continúa hoy en las más altas esferas del estado borbónico.

Saludos

Dilaida dijo...

Y después de 75 años...siguen intentando que se olviden sus nombres.
Bicos

Ciberculturalia dijo...

Impresionante testimonio, querido Felipe.
¡Que nunca más vuelva a repetirse tal ignominia! Me sumo a todas tus peticiones.
Un abrazo muy especial

Mariela Marianetti dijo...

Siento escalofríos luego de leerte, Felipe. Me sumo al recuerdo. Un saludo.