16 jul. 2011

DESPUÉS

 
Edward Hopper


Y ahora se inicia
la pequeña vida
del sobreviviente de la catástrofe del amor:

hola,perros pequeños,
hola,vagabundos,
hola,autobuses y transeúntes.

Soy una niña de pecho
acabo de nacer
del terrible parto del amor.

Ya no amo.

Ahora puedo ejercer en el mundo
inscribirme en él
soy una pieza más del engranaje.

Ya no estoy loca.

Cristina Peri Rossi

("Otra vez eros" 1994)

Etta James

16 comentarios:

La Isla Misteriosa dijo...

Los halcones de la noche. Más soledad, más noches, más incomunicación.

Amelia Díaz dijo...

Hay que aprender, de nuevo, a salir a la calle cada mañana.
Un poema genial y desconocido para mí.
Gracias por traerlo, querido Felipe.

Besos enormes!!!

Carla dijo...

Porque la vida se construye cada día, y cada nuevo amanecer hay que salir a la calle para aprender a caminar.

Besos.

OZNA-OZNA dijo...

todos los días amanece y todos los días tenemos que luchar por seguir nuestro camino aunque nos cueste trabajo caminar, un besin de esta amiga admiradora que te da infinitas gracias por hacernos confidentes de tus bellas y profundas letras sensible poeta.

soylauraO dijo...

Un poema claro y excepcional, un rescate, concepción, incubación y parto de la magia universal.
Un poema enraizado en el parto verbo (parir y partir) de ese amor en la ruptura y fuga de otra posibilidad para renacer y volverse a parir de otra manera.
Ingenuidad de poema, vale la pena nacer en un segundo enamorada en la locura eterna, aunque parezca fugaz.
HTTP://ENFUGAYREMOLINO.BLOGSPOT.COM

Dilaida dijo...

Un buen trío.
Bicos

RGAlmazán dijo...

Empezar y volver a empezar. A cada hachazo que nos den, a cada esperanza que atisbemos, siempre estamos empezando. Somos sobrevivientes de los acontecimientos que nos pasan, del día anterior.
Sobrevivir es nuestro sino.

Salud y República

Ysupais dijo...

Golpe a golpe...verso a verso...

Saludos

Genín dijo...

Que bueno!
Si, se recupera la lucidez y la libertad, pero mira que se sufre y el precio que hay que pagar...
Salud

tecla dijo...

Caigo, me levanto, vuelvo a caer, me vuelvo a levantar, y así hasta que el futuro se acabe, Felipe.

Winnie0 dijo...

No lo conocía..como tanta poesía que me enseñas....Un beso

La Zarzamora dijo...

Yo tampoco amo... y dejé de estar loca. Será que dejé de ser niña?
Será.
Un bello triángulo, querido Felipe.

Besos.

José Alfonso Martínez dijo...

Pues, sinceramente, no es tan grave ni amargo como parece. ¿No crees? Es lo que es.

Un abrazo, Felipe.

Esilleviana dijo...

Volver a empezar, esa es la primera lección que percibo. Toda una conferencia, diría yo...

tampoco conocía este poema de C. Peri Rossi.

un saludo

ARO dijo...

Linda canción, bellos versos, estupenda pintura. Un trío que hace disfrutar.

Camino a Gaia dijo...

La vida
en el aparente desahucio de la noche
colecciona criaturas pequeñas
y olvidadas por el día.
Un saludo