3 jul. 2011

Horarios nocturnos



Acostado a tu lado, oigo los trenes.
Cruzan mi frente sus fugaces luces
rasgando el horror tibio de esta noche.
La pausa de silencio me deja una luz roja,
una nota sobre este pentagrama
de cables y de vías oscuras y brillantes.
Acostado a tu lado,
oigo cómo se alejan con el ruido más triste.
Quizá me he equivocado no subiendo a uno de ellos.
Quizá el último acierto
sea -abrazado a ti-
dejar pasar los trenes en la noche.

Joan Margarit


16 comentarios:

Winnie0 dijo...

¿cuántos trenes perderemos a lo largo de nuestra vida? Un abrazo

sabores compartidos dijo...

El tren nocturno que has escogido es el que te merece la pena en ese momento, ¿por que abandonarlo?
un abrazo

La Zarzamora dijo...

Hay trenes que hay que saber dejar pasar.
Un bello triángulo, Felipe.
La música es una delicia.
Besos.

mis letras dijo...

Cuántos trenes habremos dejado pasar en nuestras vidas, unos por no tener el valor de subirnos, otros...porque no estuvimos en el momento apropiado. Preciosa poesía. Abrazo.

Genín dijo...

Es tremendo preguntarse si no habrá cometido un error no subiéndose a alguno de los trenes que pasan por nuestras vidas.
Me encanta esa foto.
Salud

Tuky dijo...

Que belleza Felipe!! me encantó

un abrazo

RGAlmazán dijo...

Muchos trenes perdemos en la vida, pero también algunos podrían haber descarrilado.
Quiza pecamos de cobardía y nos asustan los cambios.

Salud y República

buda dijo...

Precioso poema,Felipe.

Un besico y feliz tarde de domingo.

NINA dijo...

Me encantó!

...abrazado a tí...

Baci

tecla dijo...

Deja que pasen los trenes Felipe por la estación de Alcázar de San Juán.
Qué bien se debe uno sentir.

Lakacerola dijo...

Una visita a esta tu casa a estas horas es relajante..
Te he dejado un premio.
Un abrazo.

Marina dijo...

Si es por un abrazo...deja pasar los trenes esta noche, y la noche siguiente y la siguiente...no vaya a deshacerse el abrazo y te quedes solo en la estación, sin abrazo sin tren.

Besos

Dilaida dijo...

Es que los cambios... a mi me dan mucho miedo. Imagino que lo mismo le pasará a mucha gente.
Bicos

7 letras dijo...

Hola Felipe,
Echaba de menos descubrir versos o rememorarlos de tu mano.
Es un hermoso poema, de música lenta y agradable.
Se añade que me encantan los trenes por todos esos tópicos por los que nos gustan a los que nos gustan (que me lío...): algo de romanticismo, algo de nostalgia, algo de paz.
Un abrazo grande.

VolVoreta dijo...

Tanto quizá dibuja demasiadas dudas...Quizá tendría que haber cogido ese tren que dejó pasar en la noche.

Te dejo un beso Felipe.

Carla dijo...

Me encannntan tu faceta poeta, Felipe.

Con tus versos dibujas notas brillantes, llenas de luz.

Te felicito.

Besos.