5 may. 2011

OPINIONES

José Clemente Orozco


Un hombre deseaba violentamente a una mujer,
a unas cuantas personas no les parecía bien,
un hombre deseaba locamente volar,
a unas cuantas personas les parecía mal,
un hombre deseaba ardientemente la Revolución
y contra la opinión de la gendarmería
trepó sobre muros secos de lo debido,
abrió el pecho y sacándose
los alrededores de su corazón,
agitaba violentamente a una mujer,
volaba locamente por el techo del mundo
y los pueblos ardían, las banderas.

Juan Gelman

Miles Davis

16 comentarios:

Mariela Marianetti dijo...

Un poema fuerte, metafórico y de interesante lectura. Gracias por compartirlo.

Un cordial saludo.

tecla dijo...

Apasionante Juan Gelman. Mi poeta preferido.
Siempre me conmueve. Tiene una fuerza impresionante.

Nieves LM dijo...

Si queremos podemos. Un abrazo.

Winnie0 dijo...

Un poema potente. Buenas noches

La Zarzamora dijo...

Y yo te respondo con este otro poema del poeta :

Límites

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí la sed,
hasta aquí el agua?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el aire,
hasta aquí el fuego?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el amor,
hasta aquí el odio?

¿Quién dijo alguna vez: hasta aquí el hombre,
hasta aquí no?

Sólo la esperanza tiene las rodillas nítidas.
Sangran.

Un bello triángulo. Me llevo a M.Davis.
Besos, querido Felipe.

Adrián J. Messina dijo...

Con esa misma fuerza hay que mantener los ideales, con esa misma energía hay que desplegar el amor...

Un abrazo.

Genín dijo...

Pues no se si lo habré entendido bien, me quedo con dudas...
Salud

RGAlmazán dijo...

Hay que saltar los obstáculos y a veces ir contra el mundo para mantener los principios. En sueños es posible cumplir los deseos.

Salud y República

Karras dijo...

La mayoria de las cosas que se logran es porque siempre aparece alguien lo suficientemente inteligente para ignorar a quien le dice "no puedes". Un abrazo Felipe.

Dilaida dijo...

Lo malo es que si no sigues las normas, lo más suave que te pueden llamar es "raro" y si sigues en tu lucha, te clasifican y lo más suave que pueden llegar a decir es que tienes un Asperger.
Bicos

Ciberculturalia dijo...

Ojalá esa misma fuerza, esa misma decisión pudiera ser trasmitida a cada uno de nosotros y actuaramos con arreglo a un ideal y no a pequeños e individuales intereses. Ojalá
Besos

Túconmigo dijo...

Revolucionarios, siempre revolucionarios: en la escritura, en los sueños, en la actitud... en la vida.

Abrazos revolucionarios

Lakacerola dijo...

Ainssss!!! ...la música que pones últimamente me tiene encandilada...12:55 un viernes por la noche...silencio en la casa y....Miles Davis. De lujo!!!

Juan Carlos López dijo...

Sin salir de la literatura: "Changer la vie", dijo Rimbaud. Los surrealistas, que se presentaron como hijos o nietos de Rimbaud y de otros, vieron pronto que para romper con los convencionalismos y rémoras que constriñen la libertad del individuo era necesario, también, dar vuelta a la sociedad entera. Lo uno sin lo otro no sirve.

Gelman lo dice de manera más diáfana, pero no menos intensa.

de lo que digo dijo...

La voluntad y el querer es lo que mueve y hace conseguir cosas.

eslabon y pedernal dijo...

"No te salves ahora
ni nunca
no te salves" (Benedetti)
Si uno no se juega por lo que desea, ¿quién entonces? la posibilidad de la revolución está en cada uno.
Gracias Gelman, muchas gracias Felipe.
Un abrazo.