15 abr. 2010

TERSURA


observé los ángulos angostos del espejo
sin intención de medir su curvatura;
sólo intentaba saber si su cuerpo cálido,en su llegada,
quedaría iluminado de luz o impostura.

Sabía que su presencia,altiva y pulcra,
no resistiría la antipatía de los reflejos
ni la fragilidad de los días y los sueños.

Mientras tomaba un café turbio y frío
recordé la última vez
en que ya ella no sonrió al perfilar sus labios
o cuando se alisó los cabellos.

Esperé que el tiempo,como agonía,
no ultrajase tantos besos y tantas caricias
de labios sin respuesta hasta nunca jamás.

Había amado tanto que ningún espejo
podría amparar la desolación y el escándalo
de sentirme preso de la tersura fenecida.

La vida,a veces,se cobija en lo truculento,
en un revoltijo de cánticos y pasión
o,simplemente,en el certero camino que conduce
a lo cierto y finito
.

En todo caso siempre me quedaba el consuelo
de llorar sobre aquellos labios sin brillo
o el recuerdo de la sonrisa,
como pasaje vivo de la quietud
en continua permanencia
.


Roberta Flack/The First Time Ever I Saw...

17 comentarios:

Winnie0 dijo...

Tiste (toda perdida lo es)pero precioso y cargado de sentimiento. Besos

Txema dijo...

La certeza de los finito es muchas veces desoladora.

saludos

Logan y Lory dijo...

Triste, certero, emotivo...precioso...
Un abrazo

RGAlmazán dijo...

¡Qué triste! Aunque es parte de la realidad. Las ausencias no deseadas forman parte de nuestros recuerdos más fatales.

Salud y República

Antonio dijo...

El tiempo, amigo mío, lo va modificando todo. Es el carro donde cabalgamos y el hoy será el ayer del mañana. ¿Podremos controlar el camino o se hace camino al andar?
Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

También las despedidas nos construyen.

NINA dijo...

Ay Felipe, qué triste!
Precioso pero muy triste...

Saluti

sara dijo...

Triste, pero precioso Felipe, así es la vida... La música hace sintonía con las bellas palabras.

besos y abrazos de tu niña gallega

Sara

Caruano dijo...

Hermosa y triste, como la balada de Roberta Flack y como la belleza que ilustra el post
Abrazo

Dean dijo...

Así es el tren de la vida, unos suben, otros bajan; esperemos que mientras llegamos a nuestra estación definitiva podamos contar con algunas compañías que nos den esos destellos de felicidad que dan sentido a la existencia.
Un saludo.

Ciberculturalia dijo...

Es tan triste mi querido Felipe. Sí. Mucho. Bueno al menos quedemonos con el recuerdo de la sonrisa, no?

La música también me deja algo desolada.

Un beso

tecla dijo...

Precioso y profundo Felipe.
La vida es demoledora.

AROBOS dijo...

La tristeza está invadiendo nuestras entradas últimamente. Pero estupendo poema. Saludos.

Lembranza dijo...

Triste y emotivo, es la vida misma. La música la acompaña con unas notas de tristeza. Un abrazo

Genín dijo...

El tiempo, inexorable, no respeta a nadie...
Salud

Laura dijo...

si la tersura fenece, si los labis no responden...hasta nunca jamás, Nos queda la humedad,la silueta en el colchon y la profunda tristeza-

Lia dijo...

Wenas!! Cada día me gustan más tu poemas.
Saludos!!