19 ago. 2009

EL MUEBLE DE LAS FOTOS

7 comentarios:

brancalúa dijo...

¡Simpático! me ha gustado mucho.
Besos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me ha gustado el video Felipe, al pricipio creí que la voz era la tuya,jajajaja, que despiste llevo.

mariajesusparadela dijo...

Bueno, en gente imaginativa, no hay nada imposible...pero es bien triste.

Jesús Herrera Peña dijo...

Felipe, te pongo aquí mi comentario por si quizá en el artículo correspondiente CALUMNIA, QUE ALGO QUEDA te queda ya un poco lejos y no llega a verlo.

Juan Navarro me parece un tío de izquierdas igual que tú o que yo.
Os habéis envuelto en un rifirrafe dentro de un asunto que si se discutiera en vivo, en persona, de vis a vis o como se diga, no habría tantos malos entendidos. Aquí falta el lenguaje gestual que es muy importante.
Pero te comprendo y comprendo a Juan.
Yo también me he enzarzado con más de uno en discusiones bizantinas que no llegan a ningún sitio pero que nos dejan un amargo sabor de boca.
Mi conclusión:
Que rebajes un poquito el diapasón que nada aquí es lo que parece. Que te lo eches todo a la espalda y que no te hiera tanto. Todo se magnifica detrás de este cristal gordo en donde, casi por principio, nos camuflamos a través de motes u omitimos lo más característico de nuestra identidad. Pero es un novísimo medio de comunicación de masas y como eso hay que juzgarlo. Nada más.

Mira, Felipe, no sé si estarás de acuerdo con la máxima que tengo acuñada para tratar de definir la fenomenología de este modernísimo sistema de comunicación. Yo digo que es comparable al fenómeno que se da en carretera con esos bichos humanos (todos nosotros) que cuando estamos metidos y parapetados dentro de las hojasdelata somos más valientes que el copón; no pasamos ni una por insignificante que sea, y avasallamos, chillamos, machacamos con el claxon y con las luces a todo quisky.
Hazme caso, Felipe; en un altísimo porcentaje de casos, si el energúmeno de turno se apeara de las hojasdelatas podríamos comprobar que se trata de un mierda que no tiene ni media ostia.
«¡Qué..., qué..., y ahora qué! ¿Te atreverías ahora a darme esa pitada descomunal y esa sesión de luces largas, cortas y medianas?»

Eso es lo que pasa.
Por eso, cuando me meto dentro de las hojasdelatas me digo para mis adentros: «Jesús, no te olvides de que eres un mierda. No atosigues a los otros hojasdelateros que tú también cometes torpezas al volante».
Y aquí, cuando me pongo a escribir algo a alguien en una carta personal o en un blog, me pregunto antes: «Jesús, eso que estás escribiendo, si le tuvieras delante, ¿serías capaz de decírselo en su cara?».
Si mi respuesta es NO, entonces borro lo escrito y suavizo un poco la literatura. Eso es lo que hay.

Saludos.

daalla oslotrail@yahoo.es dijo...

Me ha gustado el blog, Felipe. Pero también me ha gustado el comentario de Jesús Herrera, lleno de sabiduría y de sensatez. Estoy de acuerdo con él al 100 %, porque a veces yo también me he metido en algún berenjenal sin comerlo ni beberlo y, realmente, no merecen la pena ni el tiempo, ni las energías empleadas, ni el disgusto que se da uno.
Así que, si quieres el consejo de otro amigo, "Take it easy", que dicen los anglosajones, tómatelo con calma que decimos los castizos.
Un abrazo, compañero.

Dean dijo...

El corto es muy interesante, muestra la realidad de mucha parte de la sociedad, que dice: muy bien, pero aparte, en otro sitio, aquí está lo tradicional.
Un saludo.

Menda. dijo...

Me ha encantado!!!!!! Todos tenemos un mueble de las fotos.