15 ago. 2009

CALUMNIA (que algo queda)




He creído oportuno hacer esta entrada ante la calumnia sufrida por parte de un bloguero que responde al nombre de Juan Navarro.

En respuesta a un comentario mío en su blog, dicho señor,entre otras perlas, contesta de este tenor:

“Teniendo en cuenta tu “discrepancia”, creo que ha hablado tu subconsciente, entiendo mejor tu comentario en A viaxe y deduzco, ahora sí, que seguramente vas a ser cómplice de maltratadores. No te preocupes, no es infrecuente, tengo un extenso catálogo de incoherencias y contradicciones en gentes que se dicen de izquierdas, algunas de ellas realmente importantes.”

Ruego, si lo tenéis a bien, que veáis mi comentario en A viaxe

Sin remilgos, y con la sola apreciación de un comentario, se me tacha de un presunto cómplice de maltratadores.

Es su tremenda responsabilidad moral-sólo por el momento lo dejo en este aspecto- para acusar y juzgar sin contemplaciones a una persona desde una óptica inquisitorial.

Es su tremenda responsabilidad moral por acusar de un posible delito de calumnias.

Es su tremenda responsabilidad moral por atacar despiadadamente a mi persona por el solo hecho de una discrepancia.

Se me asegura en dicho blog que mire lo que significa calumnia porque al parecer no estoy enterado.

Aporto el significado según el Art.205 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de Noviembre, del Código Penal

“Es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.”

Es su tremenda responsabilidad moral escribir lo que quiera e imputar posibles delitos a otras personas.

Por mi parte el tema está saldado en este ámbito (la red,blogs...).Sólo queda otro ámbito, según corresponda, y si ha lugar, cual es las acciones legales si el ordenamiento jurídico lo permite.

Ruego disculpas a quienes me leen por esta entrada.



7 comentarios:

Carmen dijo...

Querido Felipe, siento todo lo que está ocurriendo. Te dejo una copia del comentario que acabo de dejar en el blog de Juan Navarro.

Estimado Juan, he leído y releído el tema que ha suscitado la polémica tuya con Felipe.

Sinceramente después de otra lectura sobre el tema en discordia, no entiendo nada de la polémica. También, me parece justo decirlo, tu frase final en la que le terminas diciendo a Felipe que deduces que "va a ser cómplice de maltratadores"... me parece profundamente injusto. Así sin más, sin datos, acusas a una persona y ya está, no?

Qué barbaridad Juan. O tienes datos fehacientes o sinceramente es un insulto impropio, muy desconsiderado y poco frecuente en esta blogosfera.

Te recomiendo la novela "El honor perdido de Katharina Blum", de Heinrich Böll. Va de esto.

Por lo demás, el tema ya es entre tu y Felipe.

Tan solo quería decirtelo ya que no habeís tenido a bien tener la discusión en privado sino aquí entre tus comentaristas, por lo que me siento avalada a dar mi opinión.

Un beso

Hasta aquí el texto del comentario en el blog de Juan Navarro.
Tienes toda mi consideración y por supuesto mi apoyo. Un abrazo Felipe

Menda. dijo...

Yo dejaría pasar la tormenta.Seguro que ambos lleváis razón, aunque a veces en el fragor de la 'discusión' escribamos cosas fuera de tono y/o lugar.

Un saludo, y que resplandezca SIEMPRE la verdad.

Maca dijo...

Creo que sois dos personas de ¡bien¡, las malasinterpretaciones, surgen entre los seres humanos con mucha frecuencia. A veces incluso las palabras nos traicionan.
Espero que esto pase. Porque pesé a ser sólo en este mundo bloguero, yo confio en ambos.
besos
Maca

mariajesusparadela dijo...

Hay, entre ambos un malentendido. Supongo que Juan quiere ser contundente y tu conciliador en un mismo tema. Yo entiendo ambos puntos de vista y estoy con Menda: dejad pasar la tormenta.
Ambos estais por encima de nimiedades. Un abrazo.

brancalúa dijo...

Entiendo que este camino no es nada bueno.
Hay un malentendido.
Yo parto de que los que hemos hecho comentarios a este post somos contundentes que frente a los maltratadores tolerancia O.

Y entiendo que esto debe ser nuestro grito y que debemos ser vigilantes con no debilitar esta voz.

Vigilantes con todas las actitudes, palabras que permitan darle forma a la existencia de este terror que sufren miles y miles de mujeres en manos de sus posibles y tantas veces seguros asesinos.
Siento todo esto, me gustaría que buscarais el dialogo y no los ataques.
Un beso

Dean dijo...

Lo que caracteriza a los grupos que más daño hacen al mundo es la radicalidad, como caracteriza a los islamistas (mas no todos son radicales)o a los cristianos (que tampoco todos son radicales)o a los de extrema derecha o de extrema izquierda.
Cuando se es tan radical es difícil ser tolerante, aún con un comentario hecho en un blog, que no pasa de ser un comentario (que podría ser desafortunado o no)y no una posición categórica frente a un tema.
Una cosa es tener firmeza en tus convicciones y otra es radicalizar posiciones y acabar con cualquier tipo de entendimiento.
Por último, he tenido acaloradas y apasionadas discusiones con amigos en el plano privado, pero en este mundo virtual valdría la pena tener un poco más de tacto.
Este comentario para Juan y Felipe que estoy seguro pueden acercar las posturas.
Un saludo.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Caramba Felipe, llego a tu blog en mal momento,no me puedo posicionar porque no conozco al bloguero y no he leído su post, espero que solucioneis vuestras discrepancias lo mejor posible.Un saludo.