30 jun. 2009

LA ESCUELA REPUBLICANA




La República heredó una inmensa carencia de escuelas y de maestros.La oportunidad e ideario que la II República vino a suponer en el ámbito educativo chocó con gran falta de recursos.

No obstante,la voluntad política de que la educación fuese el eje transformador de la ciudadanía hizo de la escuela pública uno de los grandes pilares donde el pensamiento republicano se asentase.

La voluntad decidida de impulsar el conocimiento y los valores de libertad,solidaridad y laicidad,hizo que la escuela se convirtiera en el "laboratorio" de progreso y cambio en la sociedad de la época.

Pocos eran los recursos materiales y humanos por el atraso secular que se había propiciado en anteriores decadas.Sin embargo,una nueva oportunidad se abrió a la nuevas generaciones.

Había que formar ciudadanos nuevos en una España con una tasa de analfabetismo rondando el 40%.Había que universalizar la educación en una España en la que aquella era sinónimo de privilegio.

La Institución Libre de Enseñanza,creada por Fernado Giner de los Ríos, como la persona de Rodolfo Llopis serían la piedra angular del pensamiento desde dónde se articulase una gran respuesta a las decenas de años de falta de formación y de formación sesgada.

La escuela republicana gozó del respeto y la consideración de una población ávida de conocimientos en todos los ámbitos.

Se partía del analfabetismo y se quería formar hombres libres,capaces en su discernimiento y,sobre todo,hombres justos y honestos.

El alzamiento franquista frustó tal intento,dando lugar al oscurantismo más profundo y a la persecución de los maestros.Se quería una limpieza en todos los órdenes y se hizo.

Muchos maestros fueron separados de sus aulas,sufrieron prisión y exilio por el simple hecho de querer un mundo más justo y más libre,en consonancia con los valores republicanos.

Vaya hoy mi más sincero reconocimiento a la escuela republicana y a sus artífices:los maestros republicanos

Gracias a todas aquellas personas que, durante la II República, hicieron posible que la escuela fuese un lugar de libertad,honradez y justicia.


5 comentarios:

Juan Navarro dijo...

Saludos, "casi" paisano. Me alegro de que nos hayamos cruzado. Ojalá se defendiera la escuela pública ahora con la mitad de entusiasmo que se hizo hace 78 años. Y sólo una puntualización, si me lo permites: lo de Franco no fué un alzamiento (así es como quisieron llamarlo ellos y sus cómplices, la derecha social, política y económica, junto con la Iglesia), sino un golpe de estado fallido que derivó en guerra fratricida.

severino el sordo dijo...

Bien es sabido que la educacion es el gran enemigo de las tiranias por eso se ocuparon de hacer desaparecer a los educadores para poder poner a los suyos,cosa parecida es el grito en el cielo que pone la derecha en cuanto se habla de educar ciudadanos no vaya a ser que en una de estas llegemos a pensar,un saludo.

Carmen dijo...

La Institución Libre de Enseñanza fue un intento serio de desarrollar en España una educación laica y moderna que después intento continuar el Instituto Escuela.
Mientras leía tu entrada he recordado trilogía de Josefina Aldecoa: Historia de una maestra, Mujeres de negro y la tercera que no me acuerdo ... Cuenta la historia de una maestra desde los años 20 hasta después de la guerra. La evolución. Me gustó mucho cuando las leí.
Me ha gustado tu entrada y me han entrado ganas de volver a leer sobre la Institución Libre de Enseñanza
Un beso

daalla dijo...

Los maestros fueron la luz de la República. su labor pedagógica fue inmensa, su estilo de enseñanza moderno y no coercitivo, su disposición completa...
No sólo se limitaron a su tarea docente (ya de por sí ingente con el altísimo analfabetismo que había)sino que además ayudaban a los padres de sus alumnos con nuevas técnicas de cultivo y recolección y sobre todo, ayudándoles a "arreglar los papeles" para que los terratenientes no les engañaran aprovechándose de su ignorancia.
Por eso fueron torturados con saña y asesinados a centenares, puede que a miles, por los falangistas y otros perros esbirros de la derecha, tirados sus cuerpos en las cunetas y llenando con sus huesos fosas comunes que compartieron con los campesinos y jornaleros a los que habían ayudado.
No. Nunca les agradeceremos bastante lo que supusieron para este país. Honor y gloria para ellos.
Salud y República.

Carmela dijo...

Siempre me conmueve ver escenas de la peli:" La lengua de las mariposas".
Y la canción lo dice todo:
"... dicen que lee con los niños
algo de un tal Machado..
que andaba por estos lados
antes de ser exiliado..."
La expresión de incredulidad y estupor del maestro me lastima.
La pedagogía de los maestros republicanos se fundamentaba en iluminar la verdad ... pero el regimen franquista necesitaba el oscurantismo y la ignorancia.
Por éso los aniquilaba.
Gracias por este recuerdo y emotivo homenaje.
Mi abuelo era maestro.
Y republicano!!!!
Salud, Memoria y República!!!