16 may. 2014

Cáncer en el alma


La hijoputez es más grave que el cáncer.No cabe más razonamiento.Las entrañas corroídas de los hijos y nietos de los vencedores es pura genética.


3 comentarios:

Túconmigo dijo...

Además la hijoputez no tiene cura. Esa cura que podría tener el cáncer y que están negando a esos niños, con una chulería y una prepotencia imperdonables.

Un abrazo, querido Feñipe

Genín dijo...

Que poca vergüenza, que malas entrañas, te podrás imaginar lo que les deseo... :(
Salud

María A. Marín dijo...

¿Cómo puede ser que estos sigan saliendo en casi todos los sitios por mayoría, sabiendo de lo que son capaces?
No me vale el consabido "y tú más"

Saludos