17 dic. 2012

la ceremonia

Fabián Pérez
                                                              
Te desnudé entre llantos y temblores
sobre una cama abierta a lo infinito,
y si no tuve lástima del grito
ni de las súplicas o los rubores,

fui en cambio el alfarero en los albores,
el fuego y el azar del lento rito,
sentí nacer bajo la arcilla el mito
del retorno a la fuente y a las flores.

En mis brazos tejiste la madeja
rumorosa del tiempo encadenado,
su eternidad de fuego recurrente;

no sé qué viste tú desde tu queja,
yo vi águilas y musgos, fui ese lado
del espejo en que canta la serpiente. 


(Julio Cortázar)


 

4 comentarios:

Eastriver dijo...

Los tercetos en abc son curiosos, porque son más inesperados.

Bello poema. Lo de la madeja me ha recordado fuertemente al Lorca de Que no se acabe nunca la madeja del te quiero me quieres, siempre ardida con decrépito sol y luna vieja, aunque en Cortázar sea madeja del tiempo encadenado.

Túconmigo dijo...

Qué precioso poema. Y qué maravilla de canción. Adoro esa película y esta canción en especial.

Un abrazo, querido Felipe

Laura de Bife dijo...

Belleza absoluta!!!
Cariños para vos, Felipe!!
Lau.

SOLO DE INTERES dijo...

Extraordinario Felipe!!! de extrema belleza, me encanta, miles de abrazos