6 abr. 2012

La belleza y el deseo

Aschenbach (Dick Bogarde)se engalana para Tadzio
En estos días he vuelto a visionar la película Muerte En Venecia.La he visto de nuevo ya que ha sido una de esas películas que mayor impacto me causó cuando la vi por primera vez.

Toda ella es un cántico a la belleza,en su sentido más amplio.Se canta la belleza y,al mismo tiempo,se contrapone la decadencia de la edad y de una época.

Tomado el argumento de la misma novela de Thomas Mann,el director italiano Luchino Visconti hace un recorrido plástico en imágenes entre la madurez y enfermedad de un compositor frente a la juventud y esplendor de un joven.Todo ello en la ciudad de Venecia como fondo,un hotel y una playa.

Dada la condición homosexual de Visconti muchos críticos han querido ver en este film la recreación del mundo del director italiano.Sin embargo,en mi opinión,Visconti no se queda en lo anecdótico(deseo) sino que lo que plasma en dicha película es la continua dicotomía juventud-madurez como conceptos de pureza(juventud) y contaminación existencial(madurez).

La película se acompaña, como banda sonora, del adagio de la V sinfonia de Mahler lo que consigue dar mayor intensidad narrativa.

Dejo un fagmento de dicha película,en el que el profesor Aschenbach va detrás del joven Tadzio,ya que ha aparecido un brote de cólera que recorre la ciudad.Tadzio será para Aschenbach el deseo y la belleza aunque las circuntancias de edad y época impiden culminar el inmenso amor que siente por él.

12 comentarios:

Túconmigo dijo...

Qué maravilla de película. Es una de mis imprescindibles. Como también lo es Thomas Mann y, cómo no, la belleza. Tanta belleza!
Otro abrazo, amigo.

Genín dijo...

Pero...¿Será posible?
He visto el video y no recuerdo absolutamente nada...
Estoy seguro de haber visto "Muerte en Venecia"...
Recuerdo la escena del final cuando el anciano muere en la playa, pero la recuerdo en blanco y negro, así que no pertenece al video que acabo de ver.
Que confusión tengo, he de pensar, tengo que recordar...
Salud

Dean dijo...

No la he visto, pero con tan buenas referencias, tomaré nota para verla en cuanto sea posible.
Un saludo.

Dilaida dijo...

A mi me gustó mucho cuando la vi. Merece la pena verla.
Bicos

RGAlmazán dijo...

Un peliculón, de una sensibilidad tremenda. La he visto en más de una ocasión. Una gran novela llevada al cine que no desmerece.
Tiene momentos de sensibilidad extrema, y estoy de acuerdo contigo, no sólo trata de contar una historia de amor, sino que pretende mostrar las diferencias entre juventud y madurez.
A mí me impactó y la volveré a ver.

Salud y República

Winnie0 dijo...

Has provocado en mi las ganas de volver a ver esta maravilla del cine...Besos Felipe y buen sábado

Emilio Manuel dijo...

Creo que la vi a mediados de los 70 y creo que no la he vuelto a ver, si que recuerdo perfectamente la música fantástica de G. Mahler que acompaña la banda sonora.

Un saludo

elena clásica dijo...

Gracias por volver a traerme este intenso sentimiento de nuevo.

Magnífica película.

sagitaire17 dijo...

Y yo sin haberla visto todavía...imperdonable.
Buen fin de semana Felipe.Un abrazo.

Ciberculturalia dijo...

Una película maravillosa, Felipe. De una belleza indescriptible.
Besos y buena tarde

Logan y Lory dijo...

Es uno de esos films en los que uno se recrea con la historia, la imagen y sin duda la música.

Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Te dejé un comentario en esta entrada...
Y regreso.
Porque no se publicó: Grrr!!!
Creo que es la belleza personificada en los versos de Albinoni.
Espero morir un día así, con el tinte corriéndome en la sien, una imagen de Venecia, y la belleza de un adaggio.
Sí.

Besos, mi dulzura.