20 mar. 2012

cuando queriamos ser revolucionarios

15 comentarios:

Dilaida dijo...

¡¡¡Qué bonito!!!

Bicos

Rita dijo...

Pues que te digo? que me ha encantado!!!
Bsss

Laura de Bife dijo...

Una maravilla!!
Saludos, Felipe!
Lau.

José Alfonso. dijo...

Éramos tan libertarios, casi revolucionarios, ingenuos como valientes, barbilampiños sonrientes…

Eso ha dicho.

Genín dijo...

¡Jo!
¿Que pasa?
Está todo en negro y no muestra video...
Volveré mas tarde.
Salud

orthos62 dijo...

Que montaje más guapo.
Me ha encantado.
un abrazo de saborescompartidos

LA ZARZAMORA dijo...

:)

Algún granito de arena pusimos ¿no?
Besos, mi dulzura revolucionaria.

Karras dijo...

No logro verlo Felipe. A ver si te lo han censurado. Un abrazo.

Emilio Manuel dijo...

Algunos de ellos están como yo, mayores; puede que la palabra revolucionario sea demasiado grande para lo que después hemos visto que ha ocurrido, pero al menos, algunos lo intentamos. ¿No crees?.

Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Hace aproximadamente un año, con motivo de una exposición de cantaautores, oí en directo este, aquí en Rivas --Luis Pastor es vecino de esta ciudad-- y me dejó maravillado.
Un poema que habla de una gente que con nosotros nos acompañó en momentos difíciles y con su compromiso nos allanó el camino.

Salud y República

enfuga yremolino dijo...

Rótulo fuerte, el video está en negro, no se puede reproducir.

Tuve un abuelo anarquista de paz, que al cumplir los ochenta me dijo: No te confundas, no soy lo que ves, yo tengo dieciocho años, solo que el cuerpo no lo entiende.

Así es, el trabajo por la paz y la equidad no depende de las canas, ni de las arrugas, menos aún, de la sangre joven, que, a veces está fanatizada. Revolución implica Crecer con Responsabilidad y, cada generación debe provocar cambios para mejor. Pelear menos, quejarse menos y dejar el Ego a un lado, en favor del bien común pero TRABAJANDO.
Como sociedad hemos permitido que nos impriman una cultura MENDICANTE desde que aceptamos tomar Dinero Prestado disfrazado de Planes Crediticios para el Bienestar e irreflexivamente compramos un Buzón lleno de Espejitos de colores que, hoy, nos reflejan la cara del Esclavo en nuestro rostro y el de nuestros hijos que nos preguntan ¿qué hacemos por ellos?
Nos dejamos engañar como niños por el vecino que nos regaló un caramelito para meter su mano entre nuestras piernas.

Me dicen que ser idealista después de los cuarenta es síntoma de inmadurez. Yo no les creo.
http://enfugayremolino.blogspot.com.ar/

Túconmigo dijo...

Me encanta este poema desde el primer día que lo ví. Hay cosas que nunca pierden su fuerza.

Un fuerte abrazo, Felipe. Y feliz día de la poesía. (pareado)

Lakacerola dijo...

No veo yo mucha revolución aquí en España, creo que todavía falta que nos aprieten un poco más (modo ironía on)
Un abrazo.

Dean dijo...

Reconozco que esa palabra existió, y la he vivido hace mucho tiempo, pero ahora solo queda la revolución de los mercados.
Un saludo.

Ciberculturalia dijo...

También lo publiqué yo en su momento. Es extraordinario. Besos