24 nov. 2011

Antes del odio



Beso soy,sombra con sombra.
Beso, dolor con dolor,
por haberme enamorado,
corazón sin corazón,
de las cosas,del aliento
sin sombra de la creación.
Sed con agua en la distancia,
pero sed alrededor.
Corazón en una copa
donde me lo bebo yo
y no se lo bebe nadie,
nadie sabe su sabor.
Odio, vida:¡cuánto odio
sólo por amor!

No es posible acariciarte
con las manos que me dio
el fuego de más deseo,
el ansia de más ardor.
Varias alas,varios vuelos
abaten en ellas hoy
hierros que cercan las venas
y las muerden con rencor.
Por amor,vida,abatido,
pájaro sin remisión.
Sólo por amor odiado,
sólo por amor.

Amor,tu bóveda arriba
y no abajo siempre, amor,
sin otra luz que estas ansias,
sin otra iluminación.
Mírame aquí encadenado,
escupido,sin calor,
a los pies de la tiniebla
más súbita,más feroz,
comiendo pan y cuchillo
como buen trabajador
y a veces cuchillo sólo,
sólo por amor.

Todo lo que significa
golondrinas,ascensión,
claridad,anchura,aire,
decidido espacio,sol,
horizonte aleteante,
sepultado en un rincón.
Esperanza, mar,desierto,
sangre,monte rodador:
libertades de mi alma
clamorosas de pasión,
desfilando por mi cuerpo,
donde no se quedan,no,
pero donde se despliegan,
sólo por amor.

Porque dentro de la triste
guirnalda del eslabón,
del sabor a carcelero
constante, y a paredón,
y a precipicio en acecho,
alto, alegre, libre soy.
Alto, alegre,libre, libre,
sólo por amor.

No,no hay cárcel para el hombre.
No podrán atarme, no.
Este mundo de cadenas
me es pequeño y exterior.
¿Quién encierra una sonrisa?
¿Quién amuralla una voz?
A lo lejos tú, más sola
que la muerte, la una y yo.
A lo lejos tú, sintiendo
en tus brazos mi prisión,
en tus brazos donde late
la libertad de los dos.
Libre soy.Siénteme libre.
Sólo por amor.

Miguel Hernández


15 comentarios:

Eastriver dijo...

Me quito siempre el sombrero ante la poesía y la coherencia de Miguel Hernández. Siempre ante el hombre y ante su obra.

Genín dijo...

Después de leer este poema,

¿Que dice uno?...

Salud

Dilaida dijo...

Miguel Hernádez siempre es bien venido. Es un placer poder leer un poema suyo.
Gracias Felipe, bicos

Dean dijo...

Un poema enorme, me parece precioso.
Un saludo.

RGAlmazán dijo...

Precioso poema. De amor y libertad. De deseo y pasión. Grande Miguel Hernández.

Salud y República

José Alfonso. dijo...

Con distintas palabras me expresaría, seguro, pero con idéntico fondo, en el momento último donde se habrán de confundir los sentimientos más nobles, con la melancolía. Algo así debe suceder segundos antes de levantar el vuelo dispuesto a dejarse llevar, si se está en paz.

Un abrazo muy fuerte, Felipe.

SOLO DE INTERES dijo...

Mas que extraordinario, sobervias letras, abrazos para tí Felipe

Rita dijo...

Cuanta sed de libertad resumen casi todos sus poemas, lástima...
Bss

Miguel Ángel dijo...

La dignidad no desaparece con la muerte. Muy al contrario, se magnifica.

sabores compartidos dijo...

Lo de beberse el corazón en una copa me ha impactado, no lo había leido nunca. Muy bueno si señor
un abrazo

Karras dijo...

Es que Miguel tiene un mensaje en cada verso. Nunca me cansaré de este poeta. Tu ya nos has obsequiado con Él en otras ocasiones Felipe por lo que me alegro de que compartamos gustos. Un abrazo.

La Zarzamora dijo...

El amor sin la libertad de uno carece de todo sentido.
Yo también te quiero libre, entero.
Besos, mi dulce manchego.

La Zarzamora dijo...

Qué delicadeza de vídeo...
Todo tú eres poesía ;)
Muakkkkkkkkkkks.

elisa...lichazul dijo...

hoy 25 de Noviembre soy un spam socialdenuncia
las palabras pueden ser caricias y herramientas de comunión, pero también la palabra a veces es arma que desarma a la dignidad y hasta la brutalidad se hace eco de sus disparos a mansalva.

No a la violencia de género!!!

Túconmigo dijo...

Miguel Hernández es Miguel Hernández y sobran todas las palabras menos las suyas. Un ejemplo de vida y arte.
La danza es maravillosa, para recrearse.

Gracias, amigo Felipe y, como siempre, un gran abrazo