21 nov. 2011

Amaneceres



Fuimos dueños,
sólo por unas horas
para doblegar el incendio.

Lo intentamos con la serenidad y la alegría
de quien se sabe fuerte y ágil,
como cuando comienza el día,
como cuando el Sol despliega toda su sabiduría.

Tuvimos todo lo necesario,toda la justicia
para parar la vorágine,
las lumbres devastadoras.

Fuimos hombres y mujeres decentes
con la capacidad y la firmeza exacta
para que todo aquello no nos arrastrase,
como viejos fardos indolentes.

Fuimos,
por unas horas,
hijos brillantes de un otoño sin rufianes.

Los fuimos y lo palpamos todo
con la verdad limpia que nos permitía mover la Luna
y apagar las brasas.

Hoy,la soledad del vencido
nos reclama y nos recuerda
qué vendavales producen
algunos amaneceres.



(Rodrigo Leão es un músico y compositor que me dió a conocer mi amiga Túconmigo)

7 comentarios:

Winnie0 dijo...

Los vendaváles lo desatan todo....pero a veces también la marejada trae algo bueno....Besos y buenas noches querido Felipe

Dilaida dijo...

Esperemos que cuando este vendaval pierda fuerza y se vaya, aun nos queden fuerzas. De todas formas en mi tierra hace tiempo que está completamente desatado y seguimos resistiendo "vale más maña que fuerza".
Bicos

Esilleviana dijo...

ayer escuché a N. Preciado algo muy sensato y certero: "si nos quejamos y lamentamos los recortes que hasta ahora hemos sufrido, con el nuevo gobierno todo se duplicará y empeorará... pero es lo que la mayoría de españoles han decidido y elegido".

se ha elegido democraticamente, ésto es lo más valioso.

saludos

Túconmigo dijo...

Qué precioso poema, Felipe. Te felicito.
Me quedo con lo positivo, con la serena felicidad, con la sabiduría del sol, con la decencia, con la justicia... Si no aplico un poco de positivismo, la tristeza me va a matar.

Gracias por este maravilloso poema, y con esa preciosa música.

Y me quedo con tu valiosa amistad.
Un fuerte abrazo.

Túconmigo dijo...

Qué despistada soy, no tengo remedio. No había leído mi nombre bajo el vídeo. Gracias, querido Felipe.
Tengo un amigo que dice que las cosas bellas si se comparten son doblemente bellas. Pues eso...

Genín dijo...

Me ha encantado el vídeo...
¡Genial!
Salud

Rita dijo...

Tendremos la paciencia de esperar que pase la tormenta y vengan otros amaneceres, nunca llovió que no escampara
Bsss