19 jul. 2011

¡Nos tienen miedo!


Existe una canción de la argentina Liliana Felipe que siempre me ha parecido de ruptura con la paralización de las ideas ante el poder y la injusticia.La canción aborda con verdadero enfásis cómo el ser humano debe mirar siempre hacia adelante en defensa de los ideales más nobles.Concibe a la persona como un ser en el que confluyen el miedo y el coraje.Miedo preventivo ante el poder que puede tomar represalias ante actitudes combativas.Miedo insuperable por no perder el acomodo en la sociedad en la que vive.

Liliana apuesta definitivamente por el coraje,aunque se pierda la comodidad,para defender lo que verdaderamente se piensa y aloja en el corazón.

Les dejo con la letra de la canción y con un vídeo de la carga policial de los mossos d'esquadra en la manifestación de los indignados en Barcelona.

El que sea tan repetitiva es,a mi jucio,la fuerza y el tesón que quiere plasmar en letra Liliana Felipe.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos
porque no tenemos
porque no tenemos miedo.

Están atrás
van para atrás,
piensan atrás,
son el atrás,
están detrás de su armadura militar.

Nos ven reír,
nos ven luchar,
nos ven amar,
nos ven jugar,
nos ven detrás de su armadura militar.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos
porque no tenemos
porque no tenemos miedo.


16 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Son el atrás, y están atrás y hace años que piensan atrás... y qué cierto es.
Cuando este país necesita avances, pensar hacia adelante y avanzar.
Besos, querido Felipe.

José Alf. Tengo cita en psiquiatría. dijo...

Te agradezco el ánimo que me provocas, Felipe, gracias.

RGAlmazán dijo...

El control lo realizan metiendo miedo. La inseguridad es su garantía de poder y sobre ella exageran las medidas para controlarnos, metiéndonos miedo.
No nos dejemos. Digamos no al miedo.
Salud y República

Juan Carlos López dijo...

Un poco de litismo sin elitismo no viene mal.

Pero, ay, el coraje... No se ve demasiado debajo de la continua lluvia de caspa.

mis letras dijo...

Mi voz e levanta para decir que no permito que nadie me adentre en el miedo. Abrazo.

Carla dijo...

Me encantó conocer la letra, gracias, Felipe, por compartirla.

Besos.

Dilaida dijo...

Tienen miedo porque les falta la razón.
Bicos

Genín dijo...

La combinación de esa canción con el vídeo es sencillamente magistral!
Gracias Felipe!
Salud

Adrián J. Messina dijo...

Una letra fantástica y es cierto, lo repetitivo hace que se enfoque aún más el énfasis en resaltar que cuando se defiende por causas justas y humanas no existe el miedo.

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Se tiene miedo cuando se tiene mucho que perder.
Cuando no hay nada que perder se puede gritar alto y fuerte.

Dean dijo...

Generar miedo es la principal basa de quienes ostentan el poder y quieren perpetuarse en él, por eso debemos gritarles fuerte que no tenemos miedo.
Un saludo.

Mariela Marianetti dijo...

El miedo desaparece en los seres que luchan en pos de sus ideales. Un saludo Felipe.

Marina dijo...

Hay que cantarla alto y claro.
Un abrazo.

Roberto R Bravo dijo...

Magnífico mensaje. Vigente, como el primer día.

Laura dijo...

Felipe, te dejo el link del recital que Liliana dió hace agunos meses, cantando esta magnífica canción, en la ex-ESMA (uno de los más terribles centros clandestinos de detención durante la última dictadura)
Un abrazo
http://www.youtube.com/watch?v=9PmGOZib-H0&playnext=1&list=PLEC37358AFB614877

Túconmigo dijo...

No, no tenemos miedo. Además, me alegra muchísimo que los jóvenes, hasta ahora paralizados en el pasotismo, nos estén dando una lección de indignación.
Muchos besos, querido Felipe.