13 jul. 2011

El GRAN OLVIDADO


"Hay hombres que mueren muchas veces y,sin embargo,siguen vivos"(Gramsci)

El Viernes pasado moría en Méjico Adolfo Sánchez Vázquez,lugar de su exilio desde el año 1939.Pensador,filósofo,escritor,poeta.Un hombre comprometido con la justicia social y con la lucha trabajadora.Un hombre que se fue y que no regresó.Murió en Méjico donde fue acogido con gran calidez humana..


Si el árbol de la sangre se secara
y el corazón, ya seco y sin latido,
fuera polvo total, norte abolido
que nadie en este mundo recordara;

si el alma sin soporte se quedara
y la tierra, materia del olvido,
de muertos se cubriera y lo podrido
en un bosque de heridas germinara;

si el crimen no tuviera más oficio
que escarbar en la tierra desolada
para dejar al mundo su simiente,

la dulce brisa, el leve precipicio
tornaríanse, al fin, en cuchillada
o en abismo mortal para tu frente.

Adolfo Sánchez Vázquez


18 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Precioso soneto. Y buen homenaje.

Balovega dijo...

Hola de buenas noches..

Paso solamente para decirte…

Gracias por todos los momentos
que hemos compartido
momentos llenos de sentimientos
y pensamientos compartidos,

Sobre todo, amistad.
y gracias por tus palabras
de felicitación..
Muchas gracias por tu amistad.

Miles de besotes y felices sueños


PD. Se fue un gran hombre, sin embargo nos dejo sus bellas palabras.. Descanse en paz...

Winnie0 dijo...

No lo conocía...pero bonito homenaje Felipe Un beso y buenas noches

Carla dijo...

Yo creo que siempre quedará el recuerdo de sus poemas, de su filosofía, de sus pensamientos... la huella de su esencia queda entre nosotros, jamás podrá morir aunque ya no esté aquí.

Descanse en paz.

Besos.

Genín dijo...

No lo conocia, menos mal que hay gente como tu que los homenajea...
Que descanse en paz.
Salud

Dean dijo...

Se fue pero también se quedo en sus poemas.
Un saludo.

Txema dijo...

Un abrazo Felipe y gracias por este recuerdo.

saludos

Dilaida dijo...

Me uno a tu homenaje. No sabía que se hubiese muerto.
Bicos

RGAlmazán dijo...

Un soneto precioso de un hombre singular.

Salud y República

La Zarzamora dijo...

Me enteré el otro día, y tienes razón forma parte de esos grandes hombres que pasan al olvido. Nos queda su gran legado.
Besos, querido Felipe.

Chesana dijo...

En ocasiones me sorprendo de mi ignorancia... y esta es una de ellas. Gracias por impedir que ese hecho vaya a más.

Menosquemarx dijo...

Volvió, Felipe. Y fue candidato del PCE por Asturias, no recuerdo si al Senado. Con un resultado aciago por culpa de las miserias y los sectarismos de las izquierdas (por decirlo finamente y para no herir)
Así ha sido en muchas ocasiones el devenir de hombres tan lúcidos y generosos comno (casi) todos los del exilio republicano.
No pudimos, los que estudiamos filosofía, estudiar Ëtica oficialmente con sus textos, ni siquiera con los de Aranguren, pero de su texto aprendimos -a solas- a saber que no hay política que merezca ese nombre sin ética. Una ética materialista, tan alejada de la que nos impuso la dictadura: mi 'profesor', de cuyo nombre no quiero ni acordarme, fue el cura al que pusieron cuando Aranguren se tuvo que ir al exilio.
Tuve luego la pequeña satisfacción de darle la bienvenida (a Aranguren) bajo una pancarta bien grande del PCE en el hall de aquella Facultad de Filosofía de la Complutense: la foto andará por ahí.
Hace años, al inicio de la etapa que acabó para mi el sábado, Pepe y yo asistimos a unas jornadas en Toledo, en homenaje a Adolfo Sánchez Vázquez. Fue todo un honor (y un cierto ajuste de cuentas con el pasado).
Como ves, Felipe, cosas de uno que va teniendo ya más recuerdos que deseos.
Abrazos.

mis letras dijo...

Es un homenaje tan bonito como el soneto. Un abrazo.

Menosquemarx dijo...

Me equivoqué, Felipe, en lo de su candidatura al senado. Aquel fue Wenceslao Roces (otro ilustre).

Concha Huerta dijo...

Muy bello este soneto. Gracias por compartirlo

Juan Carlos López dijo...

Hermoso soneto, más lleno de esperanza de lo que parece. Las condicionales invitan soterradamente a hacer bombear el corazón y a animar el alma (quien en ella crea) contra el crimen.

Ciberculturalia dijo...

Precioso homenaje. Música acorde.
Besos

Adrián J. Messina dijo...

Siempre recordando a los buenos y en su mejor expresión: Versos.

Un abrazo fuerte, que disfrutes del fin de semana.