26 jun. 2011

No decía palabras

L.Afremov



No decía palabras,
acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
porque ignoraba que el deseo es una pregunta
cuya respuesta no existe,
una hoja cuya rama no existe,
un mundo cuyo cielo no existe.

La angustia se abre paso entre los huesos,
remonta por las venas
hasta abrirse en la piel,
surtidores de sueño
hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

Un roce al paso,
una mirada fugaz entre las sombras,
bastan para que el cuerpo se abra en dos,
ávido de recibir en sí mismo
otro cuerpo que sueñe;
mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne,
iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.
Auque sólo sea una esperanza
porque el deseo es pregunta cuya respuesta nadie sabe.


Luis Cernuda


18 comentarios:

Winnie0 dijo...

Me encanta la frase final...es una fantástica forma de definir el deseo.
Buenas noches Felipe (y calurosa)

soylauraO dijo...

"acercaba tan sólo un cuerpo interrogante",¿qué más? para el deseo basta el gesto...y las palabras, al poema.http://enfugayremolino.blogspot.com/

xurxo dijo...

Lo que vale es la pregunta, no la respuesta... Hermoso.

Un abrazo

Dilaida dijo...

Estupendo Cernuda. Como siempre un buen trio.
Bicos

soy beatriz dijo...

Hola querido Felipe, aunque haya pasado mucho tiempo en que, no se bien por qué, hemos dejado de comentarnos. Hoy entro y me encuentro con esta belleza de poema que has elegido con un excelente gusto.

Un abrazo grande!!!

soy beatriz dijo...

Ahhhh, otra cosa, el blogg está precioso, te felicito!!!

Adriana Alba dijo...

Siempre me gusto Cernuda.

Felicitaciones por tu espacio y su contenido.

abrazos

Miguel Ángel dijo...

Es curioso como el mismo poema puede llegar a dolerte dependiendo de tu circustancia. Y hoy me ha dolido.

RGAlmazán dijo...

¡Que bellas palabras! Magnífico Cernuda. Redondo.

Salud y República

La Zarzamora dijo...

Un delicado triángulo, Felipe.
No habría forma más bella para definir el deseo y lo que esconde.
Besos.

mis letras dijo...

Hola Felipe. Te descubrí al hacertee seguidor mio en bitácoras. He visto tu blog y me gusta mucho, la poesía me encanta. Cernuda, impecable. Desde hoy te sigo y te leo. Un abrazo.

Txema dijo...

Paso a saludarte Felipe, y desearte una buena semana.

saludos

Karras dijo...

Que profundo y a la vez sencillo lo hace Cernuda. Supongo que como todos los genios su arte parece al alcance de todos y solo cuando lo intentas te das cuenta cuan lejos estás. Un abrazo Felipe.

Logan y Lory dijo...

Auténtico Cernuda!

Abrazos amigo

Ciberculturalia dijo...

Precioso poema y una música excelente como te es usual.

Por cierto, se me había escapado esta entrada que acabo de ver.

Un beso

Alma Mateos Taborda dijo...

Un gran poema de Cernuda con una brillante frase final. A mi regreso, después de larga ausencia, te dejo el abrazo de siempre.

Mariela Marianetti dijo...

Un bello poema de Cernuda cuya profundidad atrapa de principio a fin. Un gusto visitarte Felipe.

Juan Carlos López dijo...

El Cernuda más romántico, en el mejor sentido de la palabra, arrasa ¿eh?

Hace falta un lenguaje, como es el caso, que, si no encuentra respuestas, se atreve a garabatear preguntas.