9 jun. 2011

MUJER

Jack Vetriano


Esas nubes amadas se hacen al fin estatua.
Si acaricio, doy forma
y, en el azul, desnuda como una diosa antigua,
estás tú, sólo bella.

Más si viene la noche,
si una brisa te envuelve dulcemente asfixiante,
vuelves al mar confuso donde tomaste origen,
ola fresca y sonora que rompe alegremente,
toda alzada, y luego
ancha y derramada
como una madre llega ya al fin de las palabras,
sonríe piadosa.

Gabriel Celaya

16 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Hoy quise contestarte con otro poema, uno de Gelman.
"Una mujer y un hombre llevados por la vida,
una mujer y un hombre cara a cara
habitan en la noche, desbordan por sus manos,
se oyen subir libres en la sombra,
sus cabezas descansan en una bella infancia
que ellos crearon juntos, plena de sol, de luz,
una mujer y un hombre atados por sus labios
llenan la noche lenta con toda su memoria,
una mujer y un hombre más bellos en el otro
ocupan su lugar en la tierra"

Besos, querido, Felipe.

María dijo...

Una mujer y un hombre.
El mejor cóctel para saber combinarlo.

Saludos

buda dijo...

Toda una sensación para los sentidos unir palabras con melodia.

Un besico Felipe

Winnie0 dijo...

Me encanta cuando anda el MAR de por medio. Un beso

Genín dijo...

Así me mola a mi: "Ancha y derramada" como el ADSL...jajaja
Salud

RGAlmazán dijo...

No conocía este poema de Celaya. Tiene fuerza y sentimiento.

Salud y República

sabores compartidos dijo...

Bonita comparación la de la ola, primero sube y despues baja para quedar relajada.
Bonito poema de Celaya
Un abrazo

Túconmigo dijo...

Sonreír, Felipe, siempre sonreír. Es un acto de generosidad. Bello poema.
Abrazos, querido Felipe

Lembranza dijo...

Precioso poema, homenaje a la mujer. No olvidemos que fue cuando conoció a Amparo que, decidió dar un cambio total a su vida. Ella le devuelve la ilusión por vivir y por la literatura. Un abrazo

Karras dijo...

Bellisimo homenaje de Celaya a su amada y muy acertado por tu parte el compartirlo con los que no conociamos este poema. Un abrazo Felipe.

Ciberculturalia dijo...

Precioso poema de Celaya. Me gusta y acompañado de la voz de Diana Krall que me entusiams... pues fantásico y ya completo la escena contemplando el seductor cuadro.
Gracias, querido Felipe
Besos

Camino a Gaia dijo...

Que las palabras condensen la forma etérea
y nunca se diluyan.

Un saludo

Dilaida dijo...

Fantástico, un precioso poema. Como siempre un trío completo.
Bicos

Lakacerola dijo...

La imagen es preciosa y la música también, últimamente le estoy cogiendo gustillo al soul, jazz y blues...
Un abrazo.

Juan Carlos López dijo...

Ajá: solar y nocturna a la vez.

Daalla dijo...

La mujer, siempre la mujer, siempre imprescindible en la vida de Celaya.
Saludos