14 jun. 2011

DESEADA


James Avati


Era su turno.Cuidadosamente
dobló la gabardina sobre el brazo.
Se echó el pelo hacia atrás, y su mirada
se cruzó con la mía.Con los ojos
le devolví la calma. Se marchaba,
pero regresaría, y todo aquello
terminaría bien. Cerró la puerta.
Yo me quedé sentado,acariciando,
tembloroso, su ropa interior verde.

Luis Alberto Cuenca


22 comentarios:

ana dijo...

cuando se viven momentos mágicos, se espera un nuevo encuentro-

besitos

Adrián J. Messina dijo...

El instante propicio de ponerle el moño a un momento que seguramente fué inigualable, como lo son todos cuando se inicia la pasión.

Saludos.

Winnie0 dijo...

Después de una despedida no deseada uno ansía un re encuentro Precioso Felipe. Un beso

buda dijo...

No conocia este poema de Luis Alberto Cuenca,gracias por darmerlo a conocer.

La música,un lujo.

Un besico Felipe

La Zarzamora dijo...

"L’amour est libre il n’est jamais soumis au sort..." decía Apollinaire, y cierto es.
Cuando vuela y decide marcharse nos deja un aciago presente.
Besos, querido Felipe.

soylauraO dijo...

Un caballero puede ansiar en nueve versos el reencuentro... y guardar para sí un tembloroso recuerdo ecológico.
Este poema desarrolla un argumento de novela real.
http://enfugayremolino.blogspot.com/

xurxo dijo...

Has creado un instante mágico envueleto en las melodías de B.B.King.

Un saludillo.

Genín dijo...

¡Que rico, Felipe!...
Salud

RGAlmazán dijo...

La emoción del amor es duradera. Los recuerdos de amor permanecen, esperando que se repitan.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Hoy me quedo con la música, una vez que ví el nombre del poeta.
Besos

Mariela Marianetti dijo...

Hermoso encuentro que cierra en un adiós. Gracias por compartirlo Felipe. Un saludo-

Markos dijo...

Me ha encantado el juego, la mezcla y la atmósfera que has creado con tres obras estupendas.
Gracias
Salu2

VolVoreta dijo...

Suena fetichista. Me gusta!

Te dejo un beso Felipe.

eslabon y pedernal dijo...

Artimaña interesante la de dejarse algo, un guiño entre los dos el que deja y el que acepta lo dejado. Me gustó mucho.
Saludos

Lembranza dijo...

Un poema muy sensual y con un final feliz, al menos eso parece. Abrazos

Mariela Marianetti dijo...

Otra vez yo, pasaba a avisarte que tienes un Premio en mi Blog. Un saludo amigo.

Dilaida dijo...

Estuve castigada por Blogger, no me dejaba enviar comentarios.
Estupendo Felipe, como siempre.
Bicos

Karras dijo...

La esperanza de la vuelta mantiene vivos los sentimientos y el ansia por la vida. Delicioso poema, deliciosa música. Un abrazo.

Dean dijo...

Siempre es un gusto muy agradable pasar por aquí.
Un saludo.

sabores compartidos dijo...

Es esa situacion en que ella te mira casi de reojo y tu te pones a alucinar sobre si le habras gustado y con ese sueño vuleves a ese sitio para volverla a ver.
Un abrazo

Túconmigo dijo...

Qué bonita sensación la de dejar marchar a alguien con la certeza de que volverá y todo será nuevo.

Un abrazo, querido Felipe

Carla dijo...

Con la despedida quedó la fragancia de su aroma, por lo que, no se fue del todo.

Besos.