1 mar. 2011

Kirchner pidió "perdón en nombre del Estado"


24 de marzo de 2004: El Presidente de la Nación Néstor Kirchner pide "perdón en nombre del Estado" argentino por los crímenes de la dictadura militar. "Como presidente de la nación vengo a pedir perdón del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia tantas atrocidades".

Convirtió la ESMA, un ex centro clandestino de detención, en un Museo de la Memoria. Uno de los momentos más recordados de aquel día fue cuando mandó al jefe del Ejército a descolgar el cuadro del ex dictador Jorge Rafael Videla del Colegio Militar.

¿Cuándo se seguirá su ejemplo en nuestro país?


13 comentarios:

Túconmigo dijo...

Gracias, Felipe, por esta entrada.
La democracia no se puede considerar como tal hasta que no se cumpla con esta justicia.
"Que nunca el oscurantismo vuelva a reinar", esperemos.
Reparar las injusticias del pasado y pedir perdón por ellas es sano.
Que se haga justicia!!!

Un abrazo fuerte

severino el sordo dijo...

Pedir perdon¡ para algunos todavia andan en placidos altares,si les dejaran....
Saludos.

Genín dijo...

En realidad lo de Argentina no fue como lo "nuestro" que fue mucho peor, donde va a parar con un millón de muertos, desde luego, es sorprendente que no hubiera hasta ahora un Gobierno con un par que pusiera las cosas en su sitio.
Fíjate que oportunidad tiene el presidente Rodriguez de hacerlo en un momento en que sabe que dejará de ser presidente muy pronto....
Salud

RGAlmazán dijo...

Pues esa es la realidad. Aquí los herederos franquistas están enquistados en las instituciones y no sólo no piden perdón, sino que, como bien sabes, algunos defienden el franquismo a cara descubierta. El problema, hoy más que nunca me doy cuenta, es que que aquellos mimbres franquistas quisimos hacer un cesto democrático y eso es pedir peras a un olmo. La transición nos mató.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

En este sentido, los argentinos nos han dado una gran lección de democracia, que es hacer justicia y pedir perdón por los crímenes de su propia dictadura. Nosotros tapamos el pasado y además insultamos su memoria. Esa es la trite realidad.
Un beso

VolVoreta dijo...

Es una pregunta muy difícil de responder, Felipe, quizás si la hubieses formulado en polaco (por poner un ejemplo)...

Te dejo un beso.

La Zarzamora dijo...

No sé yo, a este paso me inclino a pensar que será cuando las ranas crien pelo?

Besos, querido Felipe.

Laura dijo...

Por eso, la mayoría de los argentinos estamos orgullosos, y miramos hacia adelante, llamando por su nombre a los asesinos, recuperando la memoria de nuestros muertos, restituyéndole el nombre y la familia a los niños secuestrados. Pero el costo también es alto, ya que siempre están agazapados los hombres oscuros, que sueñan con su mundo de odio.

Antonio dijo...

Para que en nuestro pais tuviera sentido una petición así, debería hacerla el Rey como jefe del Estado y heredero del viejo régimen. Si hiciéramos una movida en ese sentido saldría adelante?
Sería de justicia histórica.
Un saludo

Mariela Marianetti dijo...

Creo que fue uno de los días más gloriosos del fallecido Presidente. Su gesto, lo convirtió en un mandatario memorable.
Un abrazo Felipe.

Camino a Gaia dijo...

Siempre serán pocas las veces que volvamos hacia nuestra memoria. Denunciar los crímenes de los que hoy se apoyan en los herederos del fascismo. Tarde o temprano pagaremos este olvido. Ninguna democracia echa raíces en la impunidad.
Un saludo

ñOCO Le bOLO dijo...


· Ya ves. Aquí se pide amnesia colectiva... cuando no, negación de la realidad.
Bueno, no perdamos la esperanza. La Iglesia tardó 500 años, tenemos tiempo.

· Salud·os

CR & LMA
________________________________
·

Isabel C dijo...

Felipe, ya que has mencionado al juez Garzón, lo que sé de comentarios oídos en entornos de abogados (ya conoces mis ya casi 14 años batallando), es que además de los falangistas de la querella, muchos de sus colegas le tenían mucha manía. Con razón o sin ella, así era.

He vivido muchos años a uno 100 mts. de Garzón. Nunca lo vi. La video vigilancia que tenía que abarcaba un trozo de dos calles -una de ellas sin iluminar -, me dio tranquilidad cuando mis hijos empezaron a volver a casa solos, en autobús en las noches de invierno. La parada quedaría a unos 300 mts. poco más.

Garzón vivía en un adosado normal, en un barrio normal, en un pueblo de las afueras de Madrid. Al principio, nos rodeaban descampados, apenas iluminación, incluso calles sin asfaltar.

Un sábado a medio día, mi hijo Sergio volvió a casa como un pingo - como todos los sábados que salía a jugar y montar en bici -. Me dijo que se había encontrado en el kiosko de chuches a un señor comprando el periódico que se parecía al juez Garzón y le había dicho, "¿Tú eres el juez Garzón?". Garzón le dijo "Sí. ¿Y tú?". "Sergio Cantero". Le dio la mano y le preguntó las cuatro cosas que se le preguntan a un niño de 11 años. Pero aunque a Sergio le pareció tranquilo y simpático, insisto que no a todos sus colegas Garzón caía bien - a veces el enemigo está más cerca de lo que imaginamos -, aun así, no es motivo suficiente para dejar sin juez la causa que Garzón estaba investigando.

Estoy perdida. No sé como terminó - si es que ha terminado -, el final de esta hª. ¿Se ha nombrado algún juez sustituto? o ¿ha salido algún Auto que diga que no hay indicios suficientes o vía judicial para proseguir?. Supongo que una causa abierta por un juez, no se puede quedar abierta indefinidamente, de alguna forma habrá que cerrarla.