9 feb. 2011

LLUEVE EN SILENCIO

Renoir

Llueve en silencio, que esta lluvia es muda
y no hace ruido sino con sosiego.
El cielo duerme. Cuando el alma es viuda
de algo que ignora, el sentimiento es ciego.
Llueve. De mí (de este que soy) reniego...

Tan dulce es esta lluvia de escuchar
(no parece de nubes) que parece
que no es lluvia, mas sólo un susurrar
que a sí mismo se olvida cuando crece.
Llueve. Nada apetece...

No pasa el viento, cielo no hay que sienta.
Llueve lejana e indistintamente,
como una cosa cierta que nos mienta,
como un deseo grande que nos miente.
Llueve. Nada en mí siente.

Fernando Pessoa

Massenet

24 comentarios:

Winnie0 dijo...

ADoro ver llover Felipe.....la lluvia es un regalo cuando se mira con el "alma reposada" Un beso

Mariela Marianetti dijo...

Hermoso poema de Pesoa. gracias por compartirlo Felipe. Un cordial saludo.

macgo dijo...

La tranquilidad del poema la contrapongo a la fuerza que me transmite la lluvia. ¿Será porque siempre que llueve me acuerdo de Pablo Guerrero?

Ciberculturalia dijo...

El poema y el maravilloso Massenet me transmiten serenidad y mucha paz. Eso es lo que siento.
Besos y buen miércoles

Amelia Díaz dijo...

A mi la lluvia siempre, siempre me recuerda la balada de otoño de Serrat. Tras de los cristales, llueve y llueve...

Qué placer desayunar con tus selecciones, querido Felipe.

Un beso enorme!!!

Txema dijo...

Ronoir y Pessoa una mezcla estupenda.

saludos

tecla dijo...

Perfecto Pessoa, Felipe.
Es una gozada leerte.

RGAlmazán dijo...

Sí, tienen que llover, y si es posible, a cántaros. Hay que limpiar la plaza, hay demasiada porquería.

Salud y República

Túconmigo dijo...

Sí, debería llover.
A mí la lluvia siempre me provoca una serena melancolía.

Un afuerte abrazo.

Juan Carlos López dijo...

No es ataraxia, sino abulia o vacío. La naturaleza sigue su curso y llueve; pero nosotros no llovemos.

Marina dijo...

Cuando llueve será porque el cielo llora por nosotros...a veces tiene que hacerlo torrencialmente.
Un abrazo

La Zarzamora dijo...

Y la sempiterna lluvia. Aquí siempre llueve, y es como esa lluvia muda que en el regazo del cielo duerme pero que espera siempre tormentas de nuevos amaneceres.
Deliciosa trilogía como todas con las que ya acostumbras a regalarnos.
Besos, querido Felipe.

buda dijo...

Hermoso poema Felipe,casi casi se puede sentir como cae esa lluvia despacito,como si lloviese sin querer.

Un besico

carmensabes dijo...

Esta lluvia muda de Pessoa es exquisita y necesaria, como Renoir, magnífico conjunto, delicado y hermoso.

Lembranza dijo...

Precioso Felipe. A mi la lluvia siempre me lleva a las montañas de mi tierra, la niebla que se forma con el orvallo y hace como si tuvieran veladuras. Un abrazo

Ysupais dijo...

Ayyy ¡¡ te faltó Pablo Guerrero jajaja Te la dedico.
"Pablo Guerrero A Cántaros Tú y yo muchacha estamos hechos de nubes
pero ¿quién nos ata?
Dame la mano y vamos a sentarnos
bajo cualquier estatua
que es tiempo de vivir y de soñar y de creer
que tiene que llover
a cántaros.
Estamos amasados con libertad, muchacha,
pero ¿quién nos ata?
Ten tu barro dispuesto, elegido tu sitio
preparada tu marcha.
Hay que doler de la vida hasta creer
que tiene que llover
a cántaros.
Ellos seguirán dormidos
en sus cuentas corrientes de seguridad.
Planearán vender la vida y la muerte y la paz.
¿Le pongo diez metros, en cómodos plazos, de felicidad?
Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian
que la siesta se acaba
y que una lluvia fuerte sin bioenzimas, claro,
limpiará nuestra casa.
Hay que doler de la vida hasta creer
que tiene que llover
a cántaros.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Aquí ya está a punto de comenzar la lluvia. El viento sopla del sur y han aumentado las temperaturas.
Yo necesito lluvia.
Se me hace imprescindible para vivir y, sin embargo cuando llueve tres día seguidos, añoro el sol.

severino el sordo dijo...

Aqui no llueve,persiste la odiosa niebla,la de veces que habre escuchado esta musica y no sabia de quien era,soy un inorante¡¡¡

Saludos.

Dilaida dijo...

Me encanta Renoir y sobre todo este cuadro, la poesía es estupenda y la música también.
Bicos

Olvido dijo...

Adoro cuando llueve quedo. Sin grandes chaparrones ni lluvias que lo empapan todo durante días. Cuando llueve quedo, parece que el tiempo se detiene.

Besos.

elena clásica dijo...

Cuando uno no anhela, no vibra acompansado al son del universo, no sufre, no se retuerce por olvidar, no se quema de dolor, de penas, de recuerdos, de injusticias... ¡ah! entonces llueve, es lluvia sin nubes, lluvia tranquila que adormece hasta aletargar nunca lo suficiente el recuerdo de la la quemazón que busca exprimir la vida.

Pero sigue lloviendo, no duele, ofende al sentir. Llueve y es sin viento, no hay decoración en ese cielo, no hay luces, no hay sombras tampoco, ningún dibujo imaginario, ningún resquicio a la esperanza de que esa lluvia grite.

¡Qué hermoso poema de Pesso! Tan terrible es esta lluvia.

Besazos, Felipe.

Genín dijo...

Aunque no se sienta, tiene que llover, de lo contrario, las cosas las sentiríamos peor...
Salud

m.eugènia creus-piqué dijo...

Antes que nada decirte que el cuadro es una maravilla y tambien el poema. Un abrazo.

ana dijo...

el abandono de uno mismo en un día de lluvia, todo da igual, no me doy cuenta, que llueva.

Un abrazo