4 feb. 2011

EL ADIÓS

Gabriel Picart


Entró y se inclinó hasta besarla porque de ella recibía la fuerza.

                              (La mujer lo miraba sin respuesta)

Había un espejo humedecido que imitaba la vida vagamente. Se apretó la corbata, el corazón, sorbió un café desvanecido y turbio,explicó sus proyectos para hoy,sus sueños para ayer y sus deseos para nunca jamás

                             (Ella lo contemplaba silenciosa)

Habló de nuevo. Recordó la lucha de tantos días y el amor pasado. La vida es algo inesperado, dijo. (Más frágiles que nunca las palabras.)

Al fin calló con el silencio de ella,se acercó hasta sus labios y lloró simplemente sobre aquellos labios ya para siempre sin respuesta.



Erik Satie/Michael Nyman

19 comentarios:

Winnie0 dijo...

Qué triste y qué bonito a la vez. Precioso Felipe. Un beso y buen viernes

macgo dijo...

No es el más propio para mi estado de ánimo hoy. Pero reconozco que es soberbio

tecla dijo...

Estoy leyéndo estos días a Jose Angel Valente.
Una delicia y un consuelo para la mente y los estados de ánimo.
A veces, la muerte también puede ser bella.

RGAlmazán dijo...

Valente, poeta del espíritu. Poco considerado. De lo mejor de la generación de los 50.
Tristeza y belleza se conjugan perfectamente.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Qué cosas! Esta mañana te dejé un comentario y ahora no aparece. Bueno, te decia que como siempre me ha encantado la entrada de hoy.
Yo, de reunión en reunión
Besos

Antonio Rodriguez dijo...

Hoy nos has puesto trites y melancolicos, con esa bellas imagenes.
Salud, República y Socialismo

mariajesusparadela dijo...

Pues creo que la muerte es la mejor manera de terminar el amor: no llega a deteriorarse y se mantiene hermoso para siempre.
La vida y la rutina lo estropean todo.

La Zarzamora dijo...

Tal vez la muerte sea el mayor silencio al que nos enfrentemos.
La trilogía de hoy, duele, como cuando sentimos acechar ese último viaje sin retornos que nos libera ya de todo peso y cobardías.
Besos, Felipe.

buda dijo...

Que bonito y triste a la vez,sera por
que para ese final,nunca estamos preparados.

Un besico

Marcos dijo...

Hoy María Jesús se ha puesto un poco dramática, pero creo que coincido con su conclusión.
Feliz viernes artístico, Felipe.
Saludos progresistas de Madrid.

Túconmigo dijo...

Precioso poema. También el vídeo. Me gusta mucho J. A. Valente

ARO dijo...

Al abrir tu blog para leer tu entrada, me ha impactado enormemente la imagen que la encabeza. Me ha pegado un pellizco en el alma.

Mariela Marianetti dijo...

Me ha resultado encantador en su nostalgia tan real. Un gusto leerte Felipe.

Amelia Díaz dijo...

Felipe, ¿recuerdas que ayer te comentaba que tenía un problema "político" con alguien?

He aquí el poema en cuestión:

http://hueleadespertar.blogspot.com/2011/02/uno-dos-y-tres-ttontas.html

De veras, creo que es intolerable.

Un beso, amigo querido.

SOLO DE INTERES dijo...

Bello, emotivo, diria que es para lamas profundas, pero como la mujer no habra respuesta, las imagenes melancolicas bellas compañadas de un ritmo suave y doloroso a la vez, es una mezcla de sentimientos. Un fuerte abrazo

Genín dijo...

¡qUE TRISTE!
Pero coincido con Mariajesús!
Salud

Lembranza dijo...

Precioso poema Felipe, la vida es el camino y a veces se hace corto.
El vídeo me recuerda a mi tierra en invierno, esa niebla baja, que se cuela entre los arboles y pareciera que son las almas en pena vagando por las veredas. Un abrazo

Juan Carlos López dijo...

Bueno, también puede, y debe, entenderse como la muerte del amor, una muerte hecha del silencio del otro.

VolVoreta dijo...

Leer estos versos es muy duro...
Vivir esos momentos... amargamente inolvidable. Y la vida sigue pero ¡¿qué vida?!

Te dejo un beso, Felipe.