20 ene. 2011

MADRID





MADRID sola y solemne, julio te sorprendió con tu alegría
de panal pobre: clara era tu calle,
claro era tu sueño.
Un hipo negro
de generales, una ola
de sotanas rabiosas
rompió entre tus rodillas
sus cenagales aguas, sus ríos de gargajo.

Con los ojos heridos todavía de sueño,
con escopeta y piedras, Madrid, recién herida,
te defendiste. Corrías
por las calles
dejando estelas de tu santa sangre,
reuniendo y llamando con una voz de océano,
con un rostro cambiado para siempre
por la luz de la sangre, como una vengadora
montaña, como una silbante
estrella de cuchillos.

Cuando en los tenebrosos cuarteles, cuando en las sacristías
de la traición entró tu espada ardiendo,
no hubo sino silencio de amanecer, no hubo
sino tu paso de banderas,
y una honorable gota de sangre en tu sonrisa.

España en el Corazón

Pablo Neruda

21 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

He visto tus dos entradas últimas. Ayer se me complicó bastante el día.
Besos

RGAlmazán dijo...

Madrid, ese Madrid combativo, defensor del orden constitucional, alegre y solidario, ese Madrid se ha convertido en todo lo contrario. En campo de corrupción, chulería, intolerancia y desvergüenza.
Yo soy de aquel Madrid, el de hoy se ha vuelto rancio y no se parece nada al que me vio nacer y crecer. Al que fue ayer. Hoy ya no es mi Madrid.

Salud y República

Daalla dijo...

Después del comentario de Rafael se queda uno un poco descolocado pero es lo que hay. De todas formas, estupendo himno el de Neruda, que supo captar aquel espíritu combativo y de sacrificio, de defensa de unos valores democráticos que hoy se tiran por la borda como si nada.
En recuerdo de aquella gente que lo dio todo para que tuviéramos una España mejor, ¡Salud y República!

Txema dijo...

Comparto la impresión de Don Kabileño. Esto no se parece en nada al que conocí de jóven, en nada.

Saludos

tecla dijo...

Qué vídeo tan bueno Felipe. Estoy encantada de empaparme la historia y de poder vivir lo que no viví, a Dios gracias.
Pero debe saberse.
Un abrazo amigo.

Eastriver dijo...

Eso sí es buena poesía social. Un maestro en tantas cosas este Neruda. Y el poder de la imagen permanece; porque es la imagen justa.

Diana Puig dijo...

Describe perfectamente la Madrid de entonces, pobre, con necesidades por pura obligación y tan austera, eso sí más honesta que ahora, como pasa en todos los lugares, nada que ver, con la falta que había antes, sin embargo fijaos que en muchos aspectos la gente prefiere la vida de antes, sus motivos obvios, como todos sabemos.

Un saludo Felipe.

Genín dijo...

Por muchas veces que uno vea estas imágenes, no se acostumbra, siempre se estremece uno...
nUNCA MAS, POR FAVOR!!!
Salud

Túconmigo dijo...

Desgarrador, emotivo y triste. Tanto el poema como el vídeo (que es muy bueno). Espero que nada de ésto caiga en el olvido. Que tanto sufrimiento no haya sido en vano.

Un abrazo, amigo Felipe

Antonio Rodriguez dijo...

Madrid que bien resistes,
Madrid que bien resistes,
de la bombas se rien
los madrileños, los madrileños.

Madrid fue el símbolo de la resistencia frente al fascismo, que pensaban sería un paseo triunfal y costó varios años reventar la resitencia de los repúblicanos.
Salud, República y Socialismo

Adrián J. Messina dijo...

El pasado nos hace ser quien somos?
Yo diria que no...

Un abrazo.

severino el sordo dijo...

Gracias por traer la exposicion a provincias ire viendo el enlace con ntranquilidad,saludos.

Anónimo dijo...

vicarita.wordpress.com


Mi ultima entrada es una felicitación a Marcos Ana.


Saludos. Soy Victoria.

La Zarzamora dijo...

Gracias por el vídeo que no conocía.
A pesar de no ser lo que era, como dicen algunos de tus comentaristas, me sigue atrayendo y fascinando esa ciudad por múltiples razones...
Besos, Felipe.

Caruano dijo...

A pesar de todo, como dice la anterior comentarista, a mí también me sigue gustando Madriz.
Duro y triste, tanto el poema como el vídeo.
Un abrazo, Felipe.

elisa...lichazul dijo...

impresionantes versos, Madrid ni ninguna ciudad es lo que hace 50 ó 60 años era, todo cambia, pero las luchas sociales , esas parecen ser eternas
la carcaza del modernismo nos disfraza, nos adormece , pero que bueno que alguien sea inmune a sus efectos y use la palabra como arma en combativos poemas

FELICITACIONES FELIPE

besitos de luz

trankilo- dijo...

Impresionate vídeo compañero, te diré que la madre de mi mujer vivia en la Casa de las Flores cuando D. Pablo vivia alli, aúnque no llegó a conocerle, luego en 1937 la casa fué bombardeada y quedó en la linea de fuego frente a la ciudad Universitaria. lo mas triste de todo es que esta pandilla de asesinos de camisa azul y araña en el pecho se han ido muriendo en su cama sin rendirle cuentas al pueblo.
Salud, república y a por la tercera que esta no nos la dejaremos arrebatar

Juan Carlos López dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos López dijo...

Se me ocurre pensar y, por tanto, recordarla, en la generosidad de intelectuales y escritores de fuera con la obra de la República y el pueblo español. También, obviamente, en la generosidad de quienes combatieron en las Brigadas Internacionales, al ver que, como se lee en el "Himno a los voluntarios de la República" de César Vallejo, en España se mataba:

¡Porque en España matan, otros matan
al niño, a su juguete que se para,
a la madre Rosenda esplendorosa,
al viejo Adán que hablaba en alta voz con su caballo
y al perro que dormía en la escalera.
Matan al libro, tiran a sus verbos auxiliares,
a su indefensa página primera!
Matan el caso exacto de la estatua,
al sabio, a su bastón, a su colega,
al barbero de al lado -me cortó posiblemente,
pero buen hombre y, luego, infortunado;
al mendigo que ayer cantaba enfrente,
a la enfermera que hoy pasó llorando,
al sacerdote a cuestas con la altura tenaz de sus rodillas...


Es, pienso, necesario y de justicia recordarlo.

Isabel C dijo...

Trankilo, ha eliminado un comentario que me ha hecho pensar q cuando murió Franco, muchos de nosotros éramos jóvenes y nos conformamos con lo que nos dieron.

Estábamos contentísimos por respirar "libertad" y no pensamos en los abuelos que tan mal lo habían pasado, se les acababa su tiempo y con su tiempo, nuestra oportunidad para compensarlos.

Creo que no supimos o no quisimos luchar por ellos. Se deberían haber llevado un sabor más dulce del final del que se llevaron. Quizás por eso nos duele tanto la Memoria histórica, porque cuando se nos presentó la oportunidad, por comodidad y mirarnos nuestro ombligo, la dejamos pasar.

Esta lucha y esfuerzo por homenajearlos, está bien que la llevemos a cabo ¡qué menos!, pero hubiera estado mucho mejor que lo hubiésemos hecho antes, para que al menos algunos de ellos, la hubiesen podido palpar.
Mea culpa por la parte que me toca.

Me declaro agnóstica todavía, no por convencimiento, sino pq me gustaría que hubiera un cielo donde poderles compensar.

Me encanta también esta entrada en el 20 de enero.

Isabel C dijo...

Perdón, Trankilo no ha eliminado su comentario, ha siso el siguiente, Hoy no doy una...