3 ene. 2011

EN IDA Y VUELTA

Ron Discenza


Busqué en mi corazón
el color de la lluvia
como se busca un trozo de consuelo,
como se llama a las puertas entreabiertas
aunque ya habías partido.

Esperé
porque tenía la certeza que llegarías,
ansiada,tornada de verbo azul,
febril como agua acariciada de bruma.

Mientras,un vuelo de lágrimas
se agitaba como rama de trigo,
en ida y vuelta,
sonrojando al viento.

Y de tu boca
violetas encadenadas,
cabellos enredados de trasiego
cabal y presuroso.

Volviste, y en la fugacidad
acaricié tus labios, me sequé en tus ojos
y tú,dorada e instantánea
retrasaste el detalle de tu huida.

Al fin y al cabo
todo había sucedido tropezando
en los vértices del crepúsculo,
en los habitáculos oscuros de la madrugada.

Gary Moore

20 comentarios:

macgo dijo...

Como siempre, bellísima

RGAlmazán dijo...

Un bello y triste poema. Una pintura real y huidiza y una música melancólica y cercana.
Un conjunto homogéneo y complementario.

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Lo que nace entre el crepúsculo y el amanecer, casi nunca tiene demasiado futuro, si no se forjó antes.

Dilaida dijo...

Un trío que se complementa, como siempre, genial, Felipe.
Bicos

Amelia Díaz dijo...

Al no poner el nombre del autor del poema, como acostumbras, deduzco que es tuyo.
Y caigo rendida de admiración, poeta.
Siempre nos regalas maravillas, Felipe.

Un beso lleno de cariño y admiración.

El dinosaurio dijo...

Genial combinación, como siempre.

Saludos.

Túconmigo dijo...

Supongo que el poema es tuyo. Muy bello. Triste.
La música de Gary Moore siempre me ha gustado.
Un abrazo

La Zarzamora dijo...

Ida y vueltas
Eterno retorno de crepúsculos
De fugacidades eternas
De huídas que dejan resabio en los labios
De frágiles y febriles lloviznas
Que atenúan las pisadas de la huída.

Besos, Felipe.
Bellísima trilogía.

Juan Carlos López dijo...

Hermoso, Felipe, de veras.

ana dijo...

Hay amores que nada más empezados tienen ya escrito su final, yo cuanto sé del amor, es que acaba.

Lindo y triste poema, como la vida misma.

besitos.

Genín dijo...

Ya lo han dicho todo.
Solo me queda desearte,
Salud

Taty Cascada dijo...

Los regresos no siempre son certeros, a veces duran lo que vive una mariposa. Hermoso escrito Felipe, y el cuadro elegido perfecto, muy delicado.
Un abrazo.

stella dijo...

Los amores y sus espinas...el camino Felipe de los sentimientos encuentra demasiados tropiezos a veces
Un abrazo
Stella

iglesiasoviedo dijo...

Un bello y triste poema, una delicia releerlo.
Nostalgia, esperanza, desilusión encuentras en sus versos con magnifico fondo musical.

xurxo dijo...

Eres un cupido, me permitirás usar esta entrada para presumir de amigos poetas? y viene con una canción que ni te cuento!

Un saludín.

Winnie0 dijo...

Un poema bellísimo Felipe. Ya estoy en el mundanal mundo jaja de vuelta Un besote

Marcos dijo...

Me encantan las pinturas que pones. La de hoy especialmente. Que pases un buen día.
Saludos progresistas de Madrid.

Carmela dijo...

Un ida y vuelta .
Retazos de fugacidad.
Cercanía y lejanía.
Incertidumbre.
Espera.Retraso en la huida.
Los vértices del crepúsculo y los oscuros habitáculos de la alborada testigos del verbo azul .
El amor debería ser más sencillo.

NINA dijo...

Qué habilidad tienes para hacerme llorar...

Nieves LM dijo...

Es tuyo? Me encantó y ha sido una grata sorpresa descubrirte también como poeta. Besos.