29 dic. 2010

LA VOZ CRUEL

Nicoletta Tomas


                                  A Octavio Paz

Alzan la voz cruel
quienes no vieron el paisaje,
los que empujaron por el declive pedregoso
la carne ajena,
quienes debieron ser almas de todos
y se arrancaban de ellos mismos
cuerpos parásitos
para despeñarlos.

Mil muertos de sus vidas brotaban,
mil muertos solitarios
que miraban desde el suelo,
durante el último viaje,
la colosal estatua a la injusticia.

No eran muertos,
eran oprimidos,
seres aplastados,
ramas cortadas de un amante o de un padre,
seres conducidos por un deseo imposible,
topos de vicio
que no hallarán la luz
por sus turbias y blandas galerías.

Alzan la voz cruel
quienes no vieron el paisaje,
los que triunfaron
por la paz interior de sus mentiras.

¡Oh mundo desigual!
Mis ojos lloren
el dolor, la maldad:
la verdad humana.


La voz cruel/Manuel Altolaguirre

Ian Frenkel sobre un poema de Rasul Gamzatov

17 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Felipe, el poema te sobrecoge pero lo que me ha entusiasmado es la música que hoy has elegido. Bellísima.
Me encantan tus conjuntos.
Besos

Txema dijo...

Felipe te dejo un saludo y te agradezco tus "conjuntos", como los llama Carmen.

un abrazo

Amelia Díaz dijo...

La verdad es que el poema se clava bien dentro y te llena de una especie de angustia.

Y la obra de Nicoletta Tomas, es una de mis preferidas, con tanta expresión y sentimiento.

Gracias, Felipe, por las maravillas que nos traes siempre.

Un beso enorme, amigo querido.

Dilaida dijo...

Felipe, ¿cómo lo haces? siempre aciertas con tus tríos. Estupendo el de hoy, como siempre, gracias.
Bicos

mariajesusparadela dijo...

Ésto , hoy, es demasiado para mi.

Juan Carlos López dijo...

Ah, la etapa engagée de Altolaguirre.

El caso es que esa voz de la que habla sigue sonando, y muy fuerte.

La Zarzamora dijo...

Y que sigan alzándose las voces que en carne ajena se arrancan de los silencios y de los hastíos, de las parasitas estatuas de la injusticia.
Queda tanto por hacer y con nuestros despojos arrastrando atardecederes hemos de seguir gritando por esas turbias y blandas galerías.
Ninguna voz que se alce debería ser cruel pues me gustaría imaginar que aun de lejos vislumbró esa verdad y miseria humanas.

Besos, querido Felipe.

Adrián J. Messina dijo...

Mucha garra, mucha fuerza cada uno de estos versos, se siente dolor y angustia en el aire, que de alguna forma me rodea y me escupe el presente que tanto lloramos en sus desgracias.

Felipe, querido amigo, mis mejores deseos para vos en este nuevo año que está por venir y que seas muy felíz.

Un fuerte abrazo.

Logan y Lory dijo...

Precioso poema, preciosa música....
Gracias

RGAlmazán dijo...

Como siempre, precioso triángulo. Y sí, alzan la voz los que no saben impner la razón con palabras suaves.

Salud y República

ARO dijo...

He almorzado con amigos, he vuelto a casa, he leído esos versos y visto el video y he valorado la paz de la que en estos momentos disfruto. Feliz año, amigo Felipe.

ana dijo...

es cierto, el poema se mete en al alma y la sobrecoje, la música una auténtica maravilla.

feliz año Felipe, todo lo mejor para ti y los tuyos.

un abrazo

Rita dijo...

No se que me gusta más, si la musica o el poema, estupenda combinación
un abrazo

Lembranza dijo...

Uff tremendo el poema, pero cierto, como siempre muy bien acompañado. Abrazos

Marcos dijo...

Poema sobrecogedor, que resulta tan aplicable a España.
Saludos progresistas de Madrid.

Dean dijo...

Tremenda sensibilidad en este poema, el último párrafo es como una daga que se clava en el corazón de quien aún vive.
Un saludo.

Nela dijo...

Cuanto dolor e injusticia en este poema.
Besos y Feliz 2011
Nela