5 dic. 2010

EL SUDOR

Otto Griebel/La Internacional

En el mar halla el agua su paraíso ansiado
y el sudor su horizonte, su fragor, su plumaje.
El sudor es un árbol desbordante y salado,
un voraz oleaje.

Llega desde la edad del mundo más remota
a ofrecer a la tierra su copa sacudida,
a sustentar la sed y la sal gota a gota,
a iluminar la vida.

Hijo del movimiento, primo del sol, hermano
de la lágrima, deja rodando por las eras,
del abril al octubre, del invierno al verano,
áureas enredaderas.

Cuando los campesinos van por la madrugada
a favor de la esteva removiendo el reposo,
se visten una blusa silenciosa y dorada
de sudor silencioso.

Vestidura de oro de los trabajadores,
adorno de las manos como de las pupilas.
Por la atmósfera esparce sus fecundos olores
una lluvia de axilas.

El sabor de la tierra se enriquece y madura:
caen los copos del llanto laborioso y oliente,
maná de los varones y de la agricultura,
bebida de mi frente.

Los que no habéis sudado jamás, los que andáis yertos
en el ocio sin brazos, sin música, sin poros,
no usaréis la corona de los poros abiertos
ni el poder de los toros.

Viviréis maloliendo, moriréis apagados:
la encendida hermosura reside en los talones
de los cuerpos que mueven sus miembros trabajados
como constelaciones.

Entregad al trabajo, compañeros, las frentes:
que el sudor, con su espada de sabrosos cristales,
con sus lentos diluvios, os hará transparentes,
venturosos, iguales.


El sudor/Miguel Hernández

Chopin
(Se dice que este poema lo escribe Miguel quejándose de la actitud burguesa en la retaguardia de Alberti,Mª Teresa León, Irene Falcón,Lorca...;según el libro Caza de rojos


Gracias Oliva

27 comentarios:

Winnie0 dijo...

A veces me cuesta entender a Miguel Hernandez...pero este poema sí lo entiendo y es un amaravilla. Un beso de domingo Felipe

mariajesusparadela dijo...

Miguel Hernandez siempre está vigente.
Es (yo creía) una "oda al trabajo".


De los descontroladores aéreos.

RGAlmazán dijo...

Recuerdo del poeta del pueblo este año que se celebra el centenario de su nacimiento. Es muy grande, y me alegro de que haya sido reconocido como tal, todavía recuerdo cuando estudiaba que apenas se mencionaba en el libro de literatura.

Salud y República

La Zarzamora dijo...

No lo sabía. Gracias por colgarlo y transmitirnos el mensaje.

Besos, Felipe.

buda dijo...

Hermoso poema de este gran poeta del pueblo.

Un besico y feliz domingo

Logan y Lory dijo...

Este poema se lo pegaría yo en la frente a un colectivo de altos vuelos para que supieran lo que realmente significar "trabajar con el sudor en la frente" literalmente.

Viene bien haberlo recordado...
Buen día Felipe.

Túconmigo dijo...

Maravilloso el poema.

Yo creo que el reconocimiento de su centenario no ha sido el que se merece.

"la encendida hermosura reside en los talones
de los cuerpos que mueven sus miembros trabajados como contelaciones.

Un abrazo

Marcos dijo...

Gran poema, gran poeta. En estos tiempos difíciles es más necesario que nunca recordarlos.
Feliz domingo.
Saludos progresistas de Madrid.

Lembranza dijo...

Precioso poema dedicado a todos los trabajadores de verdad y a todos lo que luchan por la libertad. Miguel Hernandez es uno de mis poetas mas estimados, por poeta y por lo que representa, uno más del pueblo llano. Un abrazo

Ysupais dijo...

Solo a él y en aquella época se le podia ocurrir hacer un soneto al " sudor" elemento que se produciria en muchos de los habitantes de aquella España y hacerlo tan explícito.
Su queja hacia los burgueses que se llamaban de izquierdas, tambien es válida para los de ahora.
Un saludo Felipe.

Dilaida dijo...

Miguel Hernández siempre tan actual. Estupenda entrada Felipe.
Bicos

Eastriver dijo...

Sudó, y olía mal, y por eso los poetas señoritos (qué buenos eran, a pesar de todo) le menospreciaron... Esa es la vida valiente: la que mancha, la que no conoce a Carolina Herrera.

ana dijo...

El sudor del pueblo llano, de los trabajores, sudor honrado con la honradez que da el trabajo y el sufrimiento.

besitos

xurxo dijo...

Impresionante pintura y poema, y qué decir de Chopin. El cuadro en especial me recuerda uno de Berni que tiene una gran fuerza.

http://artearjo.blogspot.com/2010/08/antonio-berni-manifestacion-1934.html

Muy buena selección como siempre.

Un abrazo.

Ciberculturalia dijo...

Felipe, estupendo poema, muy bien traido en estos días complejos y oscuros.
Un beso y buen final de domingo

Lakacerola dijo...

Que tengas buen fin de semana, la música muy relajante.

Dean dijo...

El sudor del pueblo es interminable, le acompaña hasta la muerte y por eso le hace más digno. Cada poema de Hernández es una verdad clavada en medio del corazón.
Un saludo.

Genín dijo...

Es curioso que no haya mujeres en ese cuadro, las echo de menos...
Salud

María dijo...

Es un poema que viene al pelo.
Tal parece que le vino la inspiración a Miguel Hernandez en este fin de semana ¡Ojala!

Saludos

Juan Carlos López dijo...

Es un canto al trabajo.

Yo, más que en los controladores, pensaría en aquellos que colgaron la pana.

Por cierto: no es un soneto.

Antonio Rodriguez dijo...

Un poema que tiene una actualidad tremenda. No se si refiere a los que se quedaban en la retaguardia, pero lo cierto es que Miguel Hernández era de los que se acudían al fente con asiduidad, pero eso es mi preferido.
Salud, República y Socialismo

severino el sordo dijo...

Pintura y poema parece que no han pasadpo los años en lo que denuncian,saludos.

Tracio dijo...

No conocía el cuadro de Griebel, ¡qué bien va con el poema y Chopin! Preciosa entrada... y me gusta el cambio de diseño.

Saludos.

Túconmigo dijo...

Queda muy bonito este nuevo look de tu blog. Me gusta.
Un abrazo

oliva dijo...

Gracias a ti por no cambiar, por ser perseverante en tus ideas, por creer y transmitirlo con esa energía, consigues que los demás nos ilusionemos. Si, es cierto, hay momentos que dejas de creer pero con tu constancia, demostrado en tu blog, nos infundemos optimismo, "esto se puede mejorar, se puede cambiar...".

Un abrazo.

Adrián J. Messina dijo...

Hola Felipe, amigo, pasaba a dejarte un abrazo luego de estas minis breves vacaciones que he finalizado. Un gusto volver a leerte.

Miguel Ángel G. Yanes dijo...

A pesar de ser un gran admirador de Miguel Henández, al que considero, pese a su escasa formación académica, uno de los mejores de la lengua castellana (elegido por el Numen para ser la verdadera voz del pueblo) desconocía este poema, por lo que agradezco profundamente su inclusión en tu blog.