7 nov. 2010

HUELGA

August Macke

Quiero una huelga donde vayamos todos.
Una huelga de brazos, piernas, de cabellos,
una huelga naciendo en cada cuerpo.

Quiero una huelga
de obreros de palomas
de choferes de flores
de técnicos de niños
de médicos de mujeres.

Quiero una huelga grande,
que hasta el amor alcance.
Una huelga donde todo se detenga,
el reloj las fábricas
el plantel los colegios
el bus los hospitales
la carretera los puertos.

Una huelga de ojos, de manos y de besos.
Una huelga donde respirar no sea permitido,
una huelga donde nazca el silencio
para oír los pasos del tirano que se marcha.

Huelga/Gioconda Belli

John Williams

20 comentarios:

Winnie0 dijo...

Exccelente poema para describir una HUELGA total...Besos Felipe y feliz domingo

Daalla dijo...

Hace muchos años lei "La mujer habitada", de Gioconda Belli. Ya entonces me pareció una excelente escritora, lo cual puedo corroborar hoy con este magnífico poema que nos traes. Me encanta lo de "el silencio
para oír los pasos del tirano que se marcha".
Saludos

RGAlmazán dijo...

Una descripción de cómo deberían ser las huelgas. ¡Ojalá!

Salud y República

La Zarzamora dijo...

Eso sí que es una señora huelga ;)

Besos, Felipe.

buda dijo...

Un poema bien elegido Felipe,asi deberian ser las huelgas.

Un besico

Lembranza dijo...

Si sr, eso si que es hacer huelga, la tendré en cuenta. Un abrazo

Ysupais dijo...

"una huelga donde nazca el silencio
para oír los pasos del tirano que se marcha."
Nunca mejor elegida... a ver si se marcha ya el tirano y no vuelve jejeje.
Belli me encanta y siempre está al lado de la mujer y de lo justo.
Gracias Felipe

carmensabes dijo...

Qué grande y clamorosa la Belli. Buenísima descripción.

Besos

lemaki dijo...

La auténtica reivindicación de las personas, la interrupción de lo que superfluo para centrarse en lo necesario.

Me encantó el poema. Giconda Belli es una mujer muy comprometida con los movimientos sociales. La pintura también es muy ilustrativa.

saludos.

Nieves LM dijo...

La Huelga total. Grande la Belli. Besos.

mariajesusparadela dijo...

Aunque no haya huelga de silencio, oiremos irse al tirano: ahora se van en avión.

7 letras dijo...

No conocía este poema de Belli.
Me ha sorprendido y me ha gustado.
Ojala los versos fuesen realidad algunas veces.
Un abrazo, Felipe.

severino el sordo dijo...

Ya ves aqui me tienes holgando que es domingo esperando que el tirano marche,aunque por la hora creo que partió,esplendido el `poema que traes hoy,saludos.

Genín dijo...

Lástima que huelgas así no se produzcan, claro que si dejamos de respirar...
Salud

Amelia Díaz dijo...

El poema es genial, pero el final, apoteósico, sublime.

Gracias por traer este poema hoy, Felipe.

Un abrazo!!!

El dinosaurio dijo...

Me sumo a esta huelga. Feliz semana.

Amelia Díaz dijo...

Suelo contestar a los comentarios a mis poemas vía email y siempre me quedo con las ganas de contestar a los tuyos, pero no encuentro tu correo. El mío está en mi perfil. Si no te importa, me das el tuyo a través del mío y, así, te podré contesta, Felipe.

Un besazo!!!

tecla dijo...

Qué sensación de parálisis.
Parece que se ha callado hasta el silencio.
Hermoso poema Felipe.

VolVoreta dijo...

Quiero una huegla así...aunque se tengan que esperar los besos. ¡Bella, Gioconda!

Te dejo un beso, Felipe.

Carmela dijo...

Sería lo ideal !
"Una huelga donde nazca el silencio
para oír los pasos del tirano que se marcha".

Sería tan fácil...
No conocía este poema de Gioconda!
Genial!