30 de oct. de 2010

Un día como hoy, hace 100 años


Hoy se cumplen cien años del nacimiento de Miguel en Orihuela (Alicante).Con tan sólo 31 años de edad muere en una prisión alicantina por la represión franquista.

De él diría Pablo Neruda:"Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!"

Después de la guerra civil española, Miguel Hernández escribe, en la cárcel, el Cancionero y Romancero de Ausencias y últimos poemas, entre los cuales figura éste, que enaltece el vientre femenino, como cuna de sus hijos y cobijo suyo.


"Menos tu vientre,
todo es confuso.
Menos tu vientre,
todo es futuro
fugaz, pasado
baldío, turbio.
Menos tu vientre,
todo es oculto.
Menos tu vientre,
todo inseguro,
todo postrero,
polvo sin mundo.
Menos tu vientre,
todo es oscuro.
Menos tu vientre
claro y profundo."

Serrat

33 comentarios:

macgo dijo...

EStaba pensando, Felipe, que qué triste es todo esto. España no ha sabido reconocer la importancia que esta generación de poetas tuvo. Ni la derecha ni, lo que es peor, la izquierda. No se ha rehabilitado la memoria de Miguel revisando su proceso y limpiando de cargos su ficha reconociendo la aberración que se cometió con él. Con Federico todos hemos visto la cantidad de dificultades que se han puesto para encontrar sus restos y que no han venido todas de su familia. Y así podróamos seguir.
Pero lo más triste es que si todos ellos levantaran la cabeza y vieran el comportamiento, las formas, el pisoteo continuo de los derechos de los trabajadores... por lo menos se plantearían si su sacrificio sirvió para algo como el de millones de españoles.
Salud y República.

Winnie0 dijo...

Estoy encantada de haberme unido a esta iniciativa de hoy. Llenar nuestros blogs de los poemas de este GRANDE. Un beso Felipe

Mariela Marianetti dijo...

Gracias por acercarnos esta historia de vida y a este Poeta que desconocía.
Realmente triste su desventura., como todos los seres que mueren por expresarse.

Un gusto leerte felipe

RGAlmazán dijo...

Miguel Hernández, siempre permanecerá entre nosotros, porque sus poemas son parte de nuestra vida.

Salud y República

Antonio Rodriguez dijo...

Hoy hemos coincidido casi en todo, hasta en las palabras de Neruda sobre Miguel Hernandez.
Salud, República y Socialismo.

mariajesusparadela dijo...

El crece y crece. Y estará siempre, le pese a quien le pese.

Ciberculturalia dijo...

Recuerdo esencial. Me uno a tu homenaje, ya casi desde ella aire.
Besos en vuelo

xurxo dijo...

Dos grandes, Serrat y Miguel Hernandez. Tengo ese CD y tuve el vinilo!

Un abrazo.

xurxo dijo...

Dos grandes, Serrat y Miguel Hernandez. Tengo ese CD y tuve el vinilo!

Un abrazo.

Amelia Díaz dijo...

Me uno al homenaje, Felipe.
Voy a poner en mi blog su Elegía (mi preferido) y uno que escribí en marzo para homenajearle.

Un beso enorme, compañero del alma, compañero.

Txema dijo...

Un país que no es capaz de hacer justicia, que prefiere sestear, olvidar en nombre de no sé supuesta paz y reconciliación merece poco tener personas como Miguel.

Miguel Hernández y otros muchos, víctimas de uno de los regímenes más abyectos del siglo pasado están esperando que, algún día, no sean necesarios este tipo de homenajes, sino el amable recuerdo de su obra.

Pero, entre tanto, bien está recordarlo. Recordar que hubo injusticia y furor, que hubo sangre inocente vertida por la mano del verdugo.

Que cada verso suyo sea una punzada en los corazones pétreos de los que quieren hacernos olvidar.

saludos

Dilaida dijo...

Seguro que si no fuese un día con tantas nubes, hoy veríamos en el firmamento una estrella celebrando su cumpleaños.
Me uno a tu homenaje Felipe.
Bicos

Alejandro Kreiner dijo...

Muy profundo poema, seguramente escrito en un estado de nostalgia de libertad.

Saludos.

María dijo...

¡Ojala que las nuevas generaciones lo lleguen a conocer!
¡Estupendo homenaje!

Saludos

ARO dijo...

En mi recorrido por los blogs que sigo me voy encontrando con este sentido homenaje a uno de nuestros grandes poetas. Es un merecidísimo recuerdo.

mateosantamarta dijo...

Un poeta grandísimo y un hombre íntegro.
Su memoria crecerá, pues algunos de sus poemas están entre lo mejor de la poesía española.
Como Lorca y otros muchos fué victima de la salvaje ignorancia.
Consecuente con sus ideas hasta el fin: se casó con ellas en matrimonio indisoluble .
Un abrazo.
Ví hace pocos días una exposición que le dedica la Bibloteca Ncional de Madrid.

ana dijo...

recordarlo hoy y siempre, es el deber de todos los ciudadanos de bien, de los amamos la libertad y la democracia, que su voz no quede en silencio, sigamos adelante.

Un abrazo

Juan Carlos López dijo...

Voy a copiar aquí unas palabras de la obra homenaje que los presos de Burgos, dirigidos por Marcos Ana, dedicaron a la memoria del poeta en el cincuentenario:

“Fueron echando piedras y más piedras sobre nuestros hombros, Miguel: pusieron cadenas y más cadenas en nuestros pies hasta prohibirnos el paso; elevaron los muros más y más hasta tapiar el cielo y cegar nuestros ojos. Pero no pudieron doblar nuestros corazones.”

La Zarzamora dijo...

Precioso homenaje le has rendido.

Besos, Felipe.

Susan dijo...

Precioso y preciso homenaje, Felipe.
¡Qué amistad la de Miguel y Neruda!!
Tal vez mi poemario preferido sea el Cancionero y Romancero de Ausencias.
Te dejo:

ETERNA SOMBRA

Yo que creí que la luz era mía
precipitado en la sombra me veo.
Ascua solar, sideral alegría
ígnea de espuma, de luz, de deseo.

Sangre ligera, redonda, granada:
raudo anhelar sin perfil ni penumbra.
Fuera, la luz en la luz sepultada.
Siento que sólo la sombra me alumbra.

Sólo la sombra. Sin astro. Sin cielo.
Seres. Volúmenes. Cuerpos tangibles
dentro del aire que no tiene vuelo,
dentro del árbol de los imposibles.

Cárdenos ceños, pasiones de luto.
Dientes sedientos de ser colorados.
Oscuridad del rencor absoluto.
Cuerpos lo mismo que pozos cegados.

Falta el espacio. Se ha hundido la risa.
Ya no es posible lanzarse a la altura.
El corazón quiere ser más de prisa
fuerza que ensancha la estrecha negrura.

Carne sin norte que va en oleada
hacia la noche siniestra, baldía.
¿Quién es el rayo de sol que la invada?
Busco. No encuentro ni rastro del día.

Sólo el fulgor de los puños cerrados,
el resplandor de los dientes que acechan.
Dientes y puños de todos los lados.
Más que las manos, los montes se estrechan.

Turbia es la lucha sin sed de mañana.
¡Qué lejanía de opacos latidos!
Soy una cárcel con una ventana
ante una gran soledad de rugidos.

Soy una abierta ventana que escucha.
por donde va tenebrosa la vida.
Pero hay un rayo de sol en la lucha
que siempre deja la sombra vencida.


Hoy también despedimos a Marcelino.
Un fuerte abrazo desde Alicante

almalaire dijo...

Es "mi poeta". Me gusta mucho ver lo vivo que está en el corazón y en la memoria de tantos bloggers. Representa, a mi juicio, todo lo bueno y lo limpio que hay en el ser humano.

Un saludo

Eastriver dijo...

También me he sumado al homenaje, como no podía ser de otro modo. Qué bonitas palabras las de Neruda, que le conoció tan bien y le influyó tanto...

buda dijo...

Bonito homenaje a este gran poeta.

Un besico

Genín dijo...

Es increíble el daño que hicieron a España aquellos rebeldes, cuando pienso en ello, siento mucho que no exista el infierno...
Salud

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Cosas del ser "humano"

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen fin de semana.

LUX AETERNA dijo...

Pobre Miguel, no sabía que pudo componer estando en prisión. Y pensar que si lo hubiera oido a Neruda que le ofreció refugio en Chile se podria haber salvado.
Emocionante homenaje

tecla dijo...

A d. Miguel, no se le olvida nunca. Da igual los años que haga de su muerte.
Lo que de verdad duele, es que fuera tan temprano.
Sigo llorando la tierra que abona y estercola.

Mª Mercè dijo...

Hoy la blogosfera se ha vestido con los colores de Miguel Hernández.

Un abrazo, Felipe!

madison dijo...

Acertada y maravillosa poema en la voz de Serrat.
Compruebo la cantidad de personas que no nos concemos de nada y todas tenemos en común algo tan importante y natural, como es el recuerdo y la repulsa a la injustica y a la intolerancia.
Estas cosas me alegran oye.

Diana Puig dijo...

Efectivamente Miguel es un deber pero falta lo elemental para poder homenajear y entender el olvido a mi parecer de tantas personas como Miguel Hernández, que vivió en una época de penuria, pobreza y sobre todo fala de libertad.
Hoy llueven como no puede ser de otra manera, los homenajes a este gran poeta.

Saludos.

didi.

lemaki dijo...

Es cierto, de los muchos que hoy he leido, el tuyo me ha resultado más entrañable por la profunda carta de P. Neruda sobre este gran poeta, condenado a muerte injustamente, ninguna condena a muerte está justificada pero a una persona honrada, solo por tener diferentes crencias políticas, todavía menos comprensible.

Me parece muy buen motivo, recordar el centenario de su nacimiento, gran homenaje y recuerdo.

saludos.

Carmela dijo...

Magnífico homenaje a Miguel!!
Sigue presente.
Es nuestro faro.

"Vencedores seremos
porque somos titanes
sonriendo a las balas
y gritando : ¡Adelante!
La salud de los trigos
sólo aquí huele y arde."

Cartas inéditas revelan cómo se negó rotundamente a hacer " un gesto" a favor del franquismo para salvarse.
Además de su calidad como poeta su integridad y sus principios perduraron inalterables , a pesar de las penurias ...hasta el final .

VolVoreta dijo...

Si en este país se puede decir que nadie es profeta en su tierra, de esta comunidad donde "caí" por casualidad se lleva la palma; ya en su día, pasó con Sorolla...si algo no perdono a este rincón del mundo, es que no repeta su pasado, desde sus artistas hasta su casco antiguo; han convertido todo en hormigón, su sensibilidad dura lo que un fuego de artificio.

Mi respetuoso y admirado recuerdo para M. Hernández.

Te dejo un beso, Felipe.