31 ago. 2010

ALAS

Libre/Estela Costello

Recostada sobre mi pecho,
sin cautelas y querencias,
despliega sus alas
hacia el inmenso caudal del cielo.

Y mientras asciende
mis manos se elevan
sin anclajes,
sueltas,
vaporosas,
estremecidas,
desnortadas.

Temblor
Exaltación de mis venas
refrendando los tambores de mi piel
que perforan y debaten
en una lenta carencia.

Silencio

Mi casa frunce candiles
y la oscuridad me llena
de frío y de ausencia.

Quedo desarmado
con las manos levantadas,doloridas
y el silencio es una encogida.


George Michael

19 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡Cómo me ha gustado lo de las manos desnortadas!!! Precioso. Besos Felipe

mariajesusparadela dijo...

Me parece que falta algo al final, Felipe.
O quizá es que soy corta y no comprendo.

madison dijo...

Todo maravilloso de principio a fin, pero esto:
"Mi casa frunce candiles
y la oscuridad me llena
de frío y de ausencia". Me ha llegado hondo
Un abrazo Felipe

ana dijo...

No hay que tener caútelas para la libertad. Desde luego.

Soy beatriz dijo...

Querido Felipe, sábes que me encanta cuando escribes poemas.
ESte en particular, tiene una bella entrega, donde con una suavidad estremecedora dices los sentimientos mas profundos y estremecedores también.
Comparto la angustia del final, tan dramáticamente abierto que sugiere un dolor eterno.

Un abrazo gigante y te felicito.
Me encantó.

Caruano dijo...

Muy bueno, Felipe, y como siempre, magníficamente acompañado, esta vez por una estupenda voz "negra".
Saludos.

Marcos dijo...

Felipe, ante tu ingenio,
"Quedo desarmado
con las manos levantadas,
y el silencio es una encogida".
Saludos.

Markos dijo...

A mi has dejado sin aliento...y el poco que me ha quedado es fúnebre...

---000---

Con entradas así no te extrañe que te haya recomendado en el Blog Day 2010

Salu2

Eva- La Zarzamora dijo...

Querencias,
carencias,
pero libres?

buda dijo...

Que bonito Felipe,cada vez te superas.
Un besico

lemaki dijo...

Poder alegrarme aun estando ciego
con lo que otros me cuentan que han visto
Esto es lo que he ganado
Sentir esta mano en la mía
callosa de recoger hierbas comestibles
pero todavía muy joven
quizá demasiado
¡Qué tristeza! ,
A veces cuando ella se ausenta
-sé bien porqué-
y yo me quedo aquí sentado en una piedra esperándola
toco con los dedos
las hojas y hierbecillas de mi alrededor
y siento sus diferentes aromas:
Me devuelven algo de lo que yo solía ver. Sí-
en una época montaba yo un semental
de raza Shammar
cuya genealogía se remontaba a tiempos del Profeta
y no me interesaban las chicas.

Gunnar Ekelöf

Sus poemas inspiran muchas ideas... las mías no coinciden con las de los demás, pero no por ello, estamos confundidos...

Es un gran poema sobre el pasado y el presente (eso entendí. es así???).

saludos.

Uruguayita dijo...

Precioso poema, lleno de delicadeza y sentimiento de principio a fin.Mi casa frunce candiles y la oscuridad me llena de frío y ausencia...realmente magistral, y la musíca perfecta. Feliz dia del Blog. Amigo Felipe te felicito por tanta sensibilidad. Un fuerte abrazo. Uru.

Genín dijo...

Ma pasa como a mariajesús, pero yo si se que para estos menesteres soy mas bien corto.
Salud

Marino Baler dijo...

Excelente poema, Felipe. En ti la palabra poeta adquiere todo su significado.

"Exaltación de mis venas
refrendando los tambores de mi piel
que perforan y debaten
en una lenta carencia".

Esta estrofa es sublime.

Un saludo.

El Pinto dijo...

Felipe, disfruto con tus poemas

Antonio dijo...

Iba a decir algo, pero veo que madison ya lo dijo. Silencio, frio, oscuridad... los candiles no dan luz para evitarlo.
Saludos

Rita dijo...

Pues yo me quedo con la estrofa del final "Quedo desarmado
con las manos levantadas,doloridas
y el silencio es una encogida."
Muy elocuente y doloroso.......

MaRiLuPy dijo...

XD qué belleza!
Me cautiva...
"Mi casa frunce candiles
y la oscuridad me llena
de frío y de ausencia.

Quedo desarmado
con las manos levantadas,doloridas
y el silencio es una encogida."

Sencillamente excelso.
Gracias!

Carmela dijo...

Profundo y bello poema.

"Mi casa frunce candiles
y la oscuridad me llena
de frío y de ausencia"

Una imagen compenetrada con el dolor y el recuerdo.
Las " manos desnortadas" sugieren el desconcierto cuando ella " despliega sus alas hacia el inmenso caudal del cielo".
La imagen : sublime. Un trayecto hacia la libertad!.
Bunísimo!