2 jun. 2010

PALMOS DE COBARDÍA

Sorolla/Triste Herencia


No sé por qué
un palmo de cobardía
me atrinchera,me paraliza
y me esconde en la pereza más criminal.

No sé por qué
cuando mi mirada queda triste,solemnizada
de piedad y angustia
no soy capaz de lanzar un grito, fieramente destellante,
que indique y subraye
que mis ojos no soportan ver
la cara mugrienta y desolada de la ignominia.

Se encoge el alma en la trastienda del silencio
y la voz queda seca,
esquilmada,
troceada,
sin saber por qué no reclama primaveras,soles,
trigales de abundancia,
rosas rojas que brinden con cada amanecer
cuando el alba se despereza con robustez y fortuna.

Qué difícil sostener en mis manos
tantos ojos enmudecidos
esperando banderas y cánticos de libertad.

Qué difícil no saber por qué
la serpiente dirige, ordena,conmina,
desde la torre inhiesta,
los presurosos andares del corazón.

No sé por qué
los hombres se parapetan en hilos de lamento
sin traspasar los espesos muros
que angustiany doblegan
mientras cabalgan heridos por las sierras escarchadas
de soledad y suturas de esparto.



Schubert

18 comentarios:

Winnie0 dijo...

Eres un gan poeta Felipe....Sorolla qué maravilla....Shubert..combinación perfecta. besos

Ciberculturalia dijo...

Ay! Felipe, maravilloso. Todo, el poema, la música, la pintura...
A la noche volveré para recuperar aquí energía. Seguro que me vendrá bien.
Besos un día antes de un jueves festivo, al menos en Madrid. ¡Qué gusto!

RGAlmazán dijo...

Pues sí, son tiempos en los que la serpiente dirige el corazón. Y así nos va. Y además de lamentarnos poco hacemos, es verdad. Cambiar el mundo no está al alcance de casi nadie pero deberíamos intentarlo todos.

Salud y República

El Pinto dijo...

Muy bueno Felipe, los lamentos desgraciadamente no aportan ni solucionan nada, al contrario edifican un muro.
Es hora de debates, propuestas y medidas, serias y oportunas.
Escucho ahora los datos del paro y bajan, afortunadamente.
Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Triste lamento para tristes tiempos. Duro y hermoso.

Dilaida dijo...

Eres un gran poeta, es un lamento muy triste, muy hermoso y el gran Sorolla con la música que le acompaña, es todo un placer para comenzar el día.
Bicos

El dinosaurio dijo...

Eres un artista, y como tal te rodeas de artistas. Excelente cuadro de Sorolla el que has elegido, como también la exquisita música de Schubert.

Si todo ello lo acompañas de tu estilo para componer versos y encima son reivindicativos, ¿qué más se puede pedir? NADA.

Feliz día amigo.

VolVoreta dijo...

...Tú, siempre arañando, con las yemas de tus dedos, nuestras conciencias; sólo das tregua entre palabra y palabra, ese espacio en negro donde brilla, en soledad, tu alma.

Te dejo un beso, Felipe.

jose rasero b. dijo...

Hoy no te digo nada: lo ha dicho Volvoreta.
Eso sí: yo tampoco sé.

Un abrazo, Felipe!!

Txema dijo...

Malos tiempos, Felipe, muy malos tiempos. Pero a tí te queda la palabra.

Saludos

Soy beatriz dijo...

Siempre te digo que es un placer cuando escribes poemas. Que nivel de texto Felipe!!! que bien escrito y descripto el sentimiento, el aura de tristeza.
Muy buenas letras.

Tus poemas son como pictografías que bien pueden se el reflejo de la historia.

Un abrazo grande!!!

Genín dijo...

Me incomodé sobremanera cuando me he dado cuenta que de un tiempo a esta parte al ver un habito al lado de niños, estén o no desnudos, no pueda pensar en otra cosa que en la pedofilia y el abuso...
Que injusto y triste ¿Verdad?
Salud

Anacanta dijo...

Pero la vida vuelve, Felipe,
emerge del estiércol de todas las derrotas
¿Vimos acaso nacer alguna rosa
del brillante pedestal
o del mármol pulido?

Justo cuando la muerte
firma su triunfo
palpitan de nuevo
los anhelos dormidos.

Hundidos en el lodo
que enmudece nuestras horas
retornamos a la antigua raíz
que nos dicta las nuevas palabras.

severino el sordo dijo...

Tristeza,tristeza deberemos luchar para buscar una salida aunque sea pequeña,espero.

Saludos.

Eastriver dijo...

Pues sostenemos muchos ojos esperanzados con nuestras manos y con nuestras palabras... y debes seguir haciéndolo aunque sea agotador.

tecla dijo...

He venido aquí para ver si encontraba una respuesta, y me he encontrado con que me siento exactamente igual que tu.

nexus. dijo...

Bellas pero tristes palabras.
Es dificil no sentirse identificado, admiro tu capacidad para elevar las palabras como volutas de humo hacia el cielo de la blogocosa.
Siempre es un verdadero placer leerte.
Un abrazo.
Salud y República!!
Nexus.

NINA dijo...

No hay como las espumas blancas de Sorolla...


Saluti