21 abr. 2010

PEQUEÑA CARTA AL MUNDO




"Los dientes de una ballesta
me tienen clavado el vuelo.
Tengo el alma desgarrada
de tirar, pero no puedo
arrancarme estos cerrojos
que me atraviesan el pecho.
Ocho mil doscientas veces
la luna cruzó mi cielo;
otras tantas, la dorada
libertad cruzó mi sueño.
El sol me hace crecer flores,
para qué, si estéril veo
que entre los muros mi sangre
se me deshoja en silencio.

No sabéis lo que es un hombre
sangrando y roto en un cepo.
Si lo supieseis vendríais
en las olas y en el viento,
desde todos los confines,
con el corazón deshecho,
enarbolando los puños,
para salvar lo que es vuestro.
Si llegáis ya tarde un día
y encontráis frío mi cuerpo,
de nieve a mis camaradas
entre sus cadenas muertos…
recoged nuestras banderas,
nuestro dolor, nuestro sueño,
los nombres que en las paredes
con dulce amor grabaremos.
Y si nos cerráis los ojos,
dejadnos los muros dentro,
que se pudran con el polvo
de nuestra carne y no puedan
ser nuevas tumbas de presos.

No sabéis lo que es un hombre
sangrando y roto en un cepo.
Si lo supieseis vendríais
en las olas y en el viento,
desde todos los confines,
con el corazón deshecho,
enarbolando los puños
para salvar lo que es vuestro.
Si llegáis ya tarde un día
y encontráis frío mi cuerpo,
buscad en las soledades
del muro mi testamento:
al mundo le dejo todo
lo que tengo y lo que siento,
lo que he sido entre los míos,
lo que soy, lo que sostengo;
una bandera sin llanto,
un amor, algunos versos…
y en las piedras lacerantes
de este patio gris, desierto,
mi grito, como una estatua
terrible y roja en el centro."

(Marcos Ana/Pequeña carta al mundo)

Schubert - Piano Trio

26 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡Qué maravilla y qué desgarrador!!! Suena musicalmente cada palabra....Besos Felipe

tecla dijo...

Música, nervio, sentimiento, emoción, dolor.
Cómo me gusta tu poesía.

Dean dijo...

Desde luego que este y otros muchos gestos de personas como Marcos Ana, han permitido que las cárceles no se sigan convirtiendo en tumbas de presos, cuya libertad ha sido cortada por reclamar la verdad y la justicia.
Un saludo.

RGAlmazán dijo...

Marcos Ana es un personaje único. Poeta comprometido como pocos, es uno de los pocos que quedan vivos de los tiempos oscuros y criminales. Y sin embargo, no guarda rencor, siempre sonríe y, a pesar de haber pasado tanto tiempo en la cárcel, no odia pero tampoco olvida.

Salud y República

El Comandante dijo...

Precioso el texto y la música. Todo un canto a la libertad desde la angustia.
Saludos.

buda dijo...

Desconocia este poema,gracias por darnolo a conocer.
Un besico

Logan y Lory dijo...

Más de uno debería tener en cuenta el contenido y el mensaje que conllevan esos versos.
En fin, es duro, pero realista.
Abrazos

Soy beatriz dijo...

Precioso y triste, doloroso. Muy buen post. Me encantaron estas letras.
Después por face te mando un mensaje privado.
Un beso grande y gracias por tenerme en cuenta.

VolVoreta dijo...

Una "pequeña" carta con un importantísimo mensaje a tener siempre en cuenta...no se puede uno dormir en lo conseguido si no se quiere volver atrás.

Te dejo un beso, Felipe.

mariajesusparadela dijo...

A mi, como a Rafa, lo que más me asombra es su magnífica capacidad de perdón.

Lembranza dijo...

Hay que que alegría leer una vez más a Marcos Ana, tuve el gusto de escucharle en la presentación de su libro "Decidme cómo es un árbol". Me pareció un gran hombre. Fue impresionarte como hablaba de la época en la que estuvo preso, decía que él todavía había tenido suerte, cuando salio de la cárcel le estaban esperando para llevar París, pero que había otros compañeros con las mismas ganas y las mismas ideas y al poco tiempo de salir se había convertido en viejos y sin esperanza. Un abrazo

LUX AETERNA dijo...

Emocinante leerlo, desconconozco a Marcos Ana, ya mismo voy a buscar sobre él.
Te mando un abrazo, y quiero compartir la alegría porque ayer al genocida de Bignone lo han condenado a 25 años y a cumplirlos en una cárcel común.

SALUD Y REPUBLICA!

NINA dijo...

mmmm....
será la humedad, no me encantó.

Saluti

Caruano dijo...

Precioso texto. Y qué buen acompañamiento musical.
A mí, como a otros comentaristas, también me conmueve su capacidad de perdón.
Saludos.

Dilaida dijo...

Precioso texto de un gran hombre.
Bicos

jose rasero b. dijo...

Sobrecogedor.

Un saludo, Felipe!!

Ramon.Eastriver dijo...

Vámonos, en las olas y en el viento, al encuentro de Marcos Ana. Justa reivindicación.

severino el sordo dijo...

No se puede expresar mejor la falta de libertad ,grande marcos Ana,saludos.

Ñoco Le Bolo dijo...


Raro que no esté por aquí Marina estando su querido Marcos Ana. Por ella he conocido lo que este hombre representa. Podría ser un ejemplo para estos encanallados tiempos en los que algunos creen que la memoria se borra solamente por pensarlo.
Se empieza a ser libre cuando se es consciente de que la libertad no se tiene, de consigue con la lucha del día a día.

Salud

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________

Ciberculturalia dijo...

Maravilloso poema. Te conté que me emocioné muchísimo cuando leí sus memorias "Decidme como es un árbol".
La música de Schubert completa la escena.

Voy a ver si me relajo porque lo del hyjab me apasiona total.

Un beso querido Felipe

Marino Baler dijo...

Más que carta, una verdadera declaración de intenciones.

Un saludo.

Genín dijo...

Tremendo y real, me sentí en la cárcel...
Salud

Rita dijo...

Una gran rebeldía y una gran resignación, contradictorio y preciososo, la musica........

Laura dijo...

Me gusta muchísimo Marcos Ana, me emociona su historia. Tenía noticias que Almodóvar iba a filmar una película con la vida del poeta, ya la ha hecho?

Carmela dijo...

Es uno de los poemas de Marcos Ana que más me conmueve!
Su templanza y su ideología contundente engrandecen su imagen.
"Ocho mil doscientas veces
la luna cruzó mi cielo
otras tantas, la dorada
libertad cruzó mi sueño..."
No sé como pudo soportar tanto infortunio.
Igual Que otros ... como Luis Alberto Quesada que compartió con Marcos la cárcel de Burgos , fue condenado a muerte en varias oportunidades y escribió un libro : "La saca."y muchos poemas alusivos.
Admiro su pulsión de vida y su entereza.
La imagen acompaña el sentir del mensaje transmitido.
Nunca me pareció tan apropiada la música de Shubert.
Excelente , Felipe!!

miguel dijo...

se me pone la piel de gallina cuando lo leo,que pureza de espiritu y grandeza...quiero publicarlo en mi pagina de facebook,gracias