23 abr. 2010

FIN DE SIGLO


                                        «La sangre derramada clama venganza».
                                        Y la venganza no puede engendrar
                                        sino más sangre derramada
                                             ¿Quién soy:
                                        el guarda de mi hermano o aquel
                                                a quien adiestraron
                                        para aceptar la muerte de los demás,
                                                no la propia muerte?
                                        ¿A nombre de qué puedo condenar a muerte
                                         a otros por lo que son o piensan?
                                        Pero ¿cómo dejar impunes
                                        la tortura o el genocidio o el matar de hambre?
                                                No quiero nada para mí:
                                                sólo anhelo
                                               lo posible imposible:
                                               un mundo sin víctimas.

                                       Cómo lograrlo no está en mi poder;
                                       escapa a mi pequeñez, a mi pobre intento
                                       de vaciar el mar de sangre que es nuestro siglo

                                       con el cuenco trémulo de la mano
                                       cerca de mí los gritos que no han cesado
                                              no me dejan cerrar los ojos.

(Fin de Siglo/José Emilio Pacheco)

17 comentarios:

Dean dijo...

Una utopía es el mundo sin víctimas, pero esas utopías son las que nos mantienen vivos.
Un saludo.

Carmela dijo...

Si : Un mundo sin víctimas es una utopía.Lamentablemente .
Pero intentar cambiar lo que que está mal ...¡Vale la pena!
Notable poema : Un clamor involucrado con lo social , compenetrado con el legítimo humanismo.
"...cómo dejar impunes
la tortura o el genocidio
o el matar de hambre..."
Se puede?
Cómo se puede?

Winnie0 dijo...

Al menos hay que intentar SIEMRPE que pravalezca la JUSTICIA. Un beso Felipe y feliz viernes

Ciberculturalia dijo...

Buena selección en el día de su homenaje. Maravillosa también la música.

Buen día lleno de letras
Besos

Dilaida dijo...

Estupendo poema, muy buena selección.
Bicos

tecla dijo...

Entre todos tenemos que limpiar la sangre derramada por todos.
Buen fin de semana Felipe.

Txema dijo...

¡Justicia para las víctimas!

saludos

Lembranza dijo...

Justicia es lo único que queda esperar. Busquemos la utopía, o al menos lo que mas se le parezca. Un abrazo

El Pinto dijo...

La falta de juscicia, siempre resuena como un trueno en la mente desprotegida y apaleada.
Por eso se hace necesaria.
Saluds

buda dijo...

Ojala,este en el poder de todos y de una vez por todas se haga justicia para todas las victimas.
Un besico

severino el sordo dijo...

Solo aportamos granitos para esa utopia y siempre esta tan lejana,no conocia a este escritor bien traido en estos tiempos,saludos.

Genín dijo...

Cuantas veces me hago las preguntas del poema y que difícil es contestarlas con sinceridad!
Salud

RGAlmazán dijo...

Un poema que golpea y que desea cambiar algo casi imposible, acabar con la violencia; que el mundo no tenga vícitmas. ¿Acaso se puede dejar sin trabajo a los verdugos? Al menos, deberíamos intentarlo.

Salud y República

sara dijo...

Precioso poema Felipe de este maravilloso escritor, gracias por compartirlo con nosotros!!

Un beso muy grande de tu niña gallega

sara

mariajesusparadela dijo...

Supongo hoy a Pacheco abrumado.
Pero mañana será otro día.

eltauromquico dijo...

"Ni perdón, ni olvido"
"Justicia"

NINA dijo...

pasé, leí, saludo y parto.

Baci