12 feb. 2010

NO,NO SE ENTIENDE

"No, no se entiende. Fuera de España no se entiende qué está pasando en España con el juez Baltasar Garzón. ¿A proceso por su intento de juzgar crímenes de lesa humanidad? ¿Lo castigan por su desvelamiento de la oscura trama de corrupción tejida por personalidades de un partido político? ¿Se judicializa la política española? ¿Se politiza la justicia española?

Conocí al juez Garzón en 1997, cuando, con mi esposa Mara La Madrid, le elevamos una denuncia por el asesinato de mi hijo Marcelo Ariel y la desaparición de mi nuera María Claudia, padres de una niña o un niño nacido en cautiverio del cual supe la existencia por la Secretaría de Estado de El Vaticano. Era el único juez ante quien podíamos hacerlo: no había otro en el mundo dispuesto a escuchar el relato de los crímenes cometidos por la dictadura militar argentina. No había otro juez en el mundo que atendiera las heridas de las víctimas de Pinochet y no hubo otro que decidiera procesarlo.

Lo volvimos a ver en el 2000, esta vez para querellar a los represores de la dictadura uruguaya que asesinaron a mi nuera, le robaron la hija –era una niña, mi nieta, a la que encontré 23 años después de nacida– y desaparecieron los restos de María Claudia. Nos recibió con la misma deferencia y con un rostro que el sufrimiento ajeno le había escrito. Salimos de su despacho con alguna esperanza de justicia, la que esperaban y aún esperan centenares de miles de castigados por la espada en nuestro continente.

No voy a fingir una inocencia que no tengo. En la Argentina habemos jueces que violan el derecho de gentes, el derecho humanitario internacional, los derechos de los agredidos, la moral y la ética más corrientes, movidos tal vez por viejas complicidades. El juez Garzón no pertenece a esa tribu y que lo juzguen por hacer justicia no se entiende. No." (Juan Gelman)



"Entre las 5 y las 7,
cada día,
ves a un compañero caer.
No pueden cambiar lo que pasó.
El compañero cae,
y ni la mueca de dolor se le puede apagar,
ni el nombre,
o rostros,
o sueños,
con los que el compañero cortaba la tristeza
con su tijera de oro,
separaba,
a la orilla de un hombre,
o una mujer.
Le juntaba todo el sufrimiento
para sentarlo en su corazón
debajito de un árbol
El mundo llora pidiendo comida
Tanto dolor tiene en la boca
Es dolor que necesita porvenir
El compañero cambiaba al mundo
y le ponía pañales de horizonte.
Ahora, lo ves morir,
cada día.
Pensás que así vive.
Que anda arrastrando
un pedazo de cielo
con las sombras del alba,
donde, entre las 5 y las 7,
cada día,
a caer, tapado de infinito"

El infierno verdadero/Juan Gelman

23 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

al parecer estamos en el mundo al revés
el ladrón detrás del juez

un abrazo de luz

Winnie0 dijo...

Este mundo es de locos....¡no sé qué va a pasar! Besos Felipe y feliz finde

m.eugènia creus-piqué dijo...

No me extraña nada que desde fuera no se entienda, tampoco lo entendemos los de dentro que tenemos dos dedos de frente. Un petonet.

jose rasero b. dijo...

Felipe, coincidimos en nuestro gusto por la poesía de Gelman. Y en este caso asistimos, avergonzados, a sus palabras.

Un saludo!

El Pinto dijo...

Ni fuera ni dentro, quien puede entender que tras tantos años de gobiernos PSOE, el personal tenga que continuar pendientes del reconocimiento de la dignidad.
La derecha con la iglesia en la calle ante cualquier asomo de progresismo y el progresismo calladitos esperando.
Pues así nos va.

Antonio Rodriguez dijo...

Esto solo lo entienden el juez que lleva el sumario y los fascistas que lo denunciaron.
Salud, República y Socialismo

RGAlmazán dijo...

Efectivamente no se entiende. Salvo que sea una cuestión personal del tal Varela -por cierto que pertenece a Jueces para la Democracia--, no hay posible prevaricación, entre otras cosas el derecho internacional apoya que las leyes de amnistía, como la nuestra del 77 no pueden borrar los crímenes de lesa humanidad, y estos son imprescriptibles.

Salud y República

severino el sordo dijo...

Yo tampoco lo entiendo,que fidelidades tienen esos tipos que dicen se dedican ahacer justicia?
Y dicen llamarse jueces¡¡¡
Saludos.

tecla dijo...

Me acabas de parir el alma Felipe.
Me has traído a Juan Gelman. Mi poeta favorito. El que consigue conmoverme hasta la médula.
Amo mucho a Garzon por razones que aquí no cuentan y cada vez que entro, me emociona su mirada inteligente y profunda, y te agradezco infinitamente lo que sientes.
Las personas se conocen por aquellos a quienes aman.
Te tengo un gran respeto amigo.
Pero el post de hoy.....
Nunca te lo podré pagar.

mariajesusparadela dijo...

Lo leí a las 7,30 en "El País".

No podrán con Garzón, se esta movilizando mucha gente a su favor y, en el fondo de sus corazones, saben que no tienen razón para acusarlo de nada.
Y se están jugando el prestigio de la justicia.

AROBOS dijo...

Un testimonio que pone los vellos de punta. Es terrible vivir esa experiencia, pero más terrible aún es que no se haga justicia, que no reciban la pena que merecen tamaños criminales.

Dean dijo...

Pues vivimos en un mundo de mártires, pero no quiero pensar que le ha tocado el turno a este gran hombre, quieren callarle a como de lugar, pero ya deberían estar seguros de que eso no es posible, prevalecerá la verdad-
Un saludo.

Criticoneando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ciberculturalia dijo...

No se entiende. Es verdad. No podemos entenderlo. Es todo tan oscuro, tan tremendo. Es una auténtica vendeta.
Un beso ya muy nocturno.

fermonu dijo...

Buenas.

España no está únicamente en recesión, ademas está en plena regresión en lo moral.

Gracias al puntito servil de nuestra política exterior, hemos pasado de ser el azote de los dictadores del mundo a poner en la picota a los poquísimos personajes que ponen en alto el pabellón de nuestra Justicia.

Muy triste, muy indigno, y sobre todo, muy injusto.

Saludos.

Chesana dijo...

No lo entiende nadie, ni dentro ni fuera de este país llamado España. Posiblemente -y es sólo una opinión personal- todo ese proceso de querer incriminarle no sé qué, venga porque "se salió del plato"... y eso no se puede perdonar.

beatriz dijo...

FELIPE, EL CASO DEL JUEZ GARZON ME LLEGA MUY ESPECIALMENTE COMO ARGENTINA Y POR ESO, TAMBIÉN HE SUBIDO UN POST QUE HABLA UN POCO DE LO QUE ES LA POLITICA, LOS INTERESES CREADOS, LA PERSECUSIÓN Y LA INJUSTICIA.
EN SOLIDARIDAD Y AGRADECIMIENTO AL JUEZ GARZON. MUCHOS ARGENTINOS NO NOS OLIVDAREMOS DE LO QUE HIZO.

Camino a Gaia dijo...

Pues creo que no es tan difícil de entender si tenemos en cuenta que los magistrados "juraron ante Dios lealtad al Caudillo y a los Principios Fundamentales del Movimiento". Creo que es fácil de entender si en vez de preguntarnos ¿qué crimen ha podido cometer el juez Garzón? desmitificamos el poder judicial y nos preguntamos por su parcialidad. Estoy con Maria Jesus Paradela: se están jugando el prestigio de la justicia.

http://www.elpais.com/articulo/espana/nieta/Negrin/pide/ser/oida/Supremo/elpepuesp/20100212elpepunac_24/Tes

Genín dijo...

Si, si se entiende, lo entendemos todos pero no tenemos pruebas que nos respalden.
De todas maneras, lo que está pasando, creo que es bueno para Garzón, les ha salido el tiro por la culata, saldrá de esta fortalecido, al menos eso espero.
Salud

Eastriver dijo...

¿Podemos movilizarnos? Yo me apunto, ja saps! Un abrazo.

emeygriega dijo...

Gracias, Felipe. No tengo más que agregar. Baltazar Garzón fue un bastión para nosotros.

Si no nos ayudamos los unos a los otros, si no hacemos nuestros, universales, a los mejores hombres, nos perderíamos la alegría de sabernos uno.

Un abrazo especial hoy.
Dice Gelman:
"ni irse ni quedarse: resistir"

Carmela dijo...

"El compañero cambiaba al mundo
y le ponía pañales de horizonte..."
El sentimiento de Gelman que conoce a fondo los laberintos perversos del infierno terrenal conmueve y siempre nos conduce a la reflexión.
Siguen " cayendo" ... en muchos casos solapadamente ,los que intentan cambiar el mundo e iluminar el horizonte.

El poeta ratifica que Garzón no pertenece a la tribu de los que violan el derecho humanitario internacional.
Ambos comprometidos con la ética y la solidaridad.
Persiguiendo dignidad y justicia.

Ñoco Le Bolo dijo...


La justicia no es, precisamente, una institución que tenga mucho prestigio.
Ahora parece el momento de darle la puntilla. ¿A quién beneficia? Supongo que siempre los mismos están detrás de todo y es que una democracia no se construye sólo con los deseos.
Sí a HB y sus secuelas se les exige la condena del terrorismo, ¿no podría exigirse a los jueces la condena de la dictadura y su represión, así como la abjuración de los Principios Fundamentales del Movimiento? Sin esas condiciones, no debieran ejercer su función.
Esa exigencia se fundamenta en un sentido común del que parecen carecer ese grupo minoritario de jueces.

Salud

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________