27 dic. 2009

UN MILLÓN DE HOSTIAS

"sin la familia cristiana Europa se quedara sin hijos".Fuerte y claro.Así lo ha dicho Rouco.El cardenal no quiere que Europa se quede sin hijos.Y lleva razón,porque sin hijos Europa no sería lo que es.

No existiría el hijo Raztinger,el hijo Cañizares,el hijo Munilla,el hijo Rouco...Tampoco existirían los hijos,esos pobres hijos desarraigados,esos hijos abusados entre sotanas,esas sotanas pedofílicas que practican sexo con esos niños paridos al mundo y a la tierra para que sean felices y dignos.

Dicen que se han repartido un millón de hostias en la misa homilía celebrada en Madrid.Un millón de hostias para la hipocresía,para la indecencia y para la indignidad,mientras Benedicto,con voz atiplada,lanzaba duros alegatos contra el aborto,los matrimonios del mismo sexo y todo aquello que sonase a Inquisición.

Los torquemadas han tomado Madrid para amenzar,para hacer llegar urbi et orbe que su desobeciencia sólo traerá sufrimientos,angustia e infierno per secula seculorum

Nada nuevo bajo el sol:la misma cantinela,la misma salmodia,la misma voz amenazante.

Europa necesita a sus hijos para quererlos,para que sean hombres y mujeres libres, para que los mensajes de los infiernos y los cielos no se ciernan sobre sus ideas y sus conciencias,para que los inmorales dejen de mentir con descaro.

Europa necesita no temer que sus hijos sean manchados por estos actores de película B,trabucaires de rosario y espada,de hostia y felonía pedófila

Lárguense con sus monsergas y kikosargüellos allí dónde el viento les rompa su caradura

26 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Oiga, D. Felipe no provoque con el título. Un millón de hostias no sé si son suficientes para parar a estos energúmenos, pero seamos pacíficos y dejemos que se extingan por sus propias mentiras.

Salud y República

severino el sordo dijo...

No creo que sean los mas adecuados para hablar de familia,que yo sepa no han fundado ninguna,ademas como digo en mi ultima entrada prefiero ir al cine que a llevarme una hostia un saludo felipe.

Dean dijo...

Me pregunto -de ese millón-, qué porcentaje será engullido por corazones sinceros, qué porcentaje de empresarios justos con sus empleados, qué porcentaje de vecinos tolerantes, qué porcentaje está arrepentido de verdad de la vida que lleva, qué porcentaje comparte -no lo que le sobra- sino algo que sea de valor para sí. Un número de una cifra?, se pueden contar con los dedos de una mano?
Un saludo.

trankilo- dijo...

Por mi parte, se pueden meter esas hostias por donde cargan los camiones, dicho esto, me hago la pregunta del millón: ¿quien ha pagado la berbena?, ¿el ayuntamiento, la comunidad, el gobierno socialista? porque estos cuervos de faldón negro o de colorines, siempre van por la cara a todos los sitios.

Saludos ateos

Dilaida dijo...

Que le aprovechen sus hostias y sus creencias, pero que dejen YA de inmiscuirse en la vida de los demás. Y que trabajen y dejen de comer el prójimo.
Bicos

Marina dijo...

Mienten y manipulan hasta con sus hostias. ¡Lastima de gente! Habría tanto que decir y ellos tienen tanto que callar. Cuando nos decidamos a hablar y ellos a callar y escuchar igual se dan cuenta que no mandan ni en nuestras conciencias ni en nuestros corazones... mucho menos en nuestras laicas vidas.

Por cierto, ese asunto de los crucifijos en las escuelas... yo llevo 12 años en la misma escuela definitiva, en la misma clase y, que yo recuerde, JAMÁS he tenido un crucifijo en las paredes... ni siquiera cuando la monja, pobre, lo propuso. No sé a que viene ahora tanta tontería.
Un abrazo.

tecla dijo...

Estoy con Severino el sordo en sus afirmaciones.
Prefiero no ponerme de los nervios.
Gracias Felipe.

nexus. dijo...

Una gran entrada que yo suscribiría inmediatamente.
Si, prefiero tomarme unas birras por ahí con unos buenos amigos que aceptar una de esas hostias, porque, que hostias quiere el Papa este ahora?, aun no ha cambiado de siglo?
Se debe haber quedado en el siglo XIII o XIV.
En fin, que la vamos a hacer?...
Mas de lo mismo.
un saludo.
Salud y República!!
Nexus.

Ciberculturalia dijo...

Totalmente de acuerdo en tu entrada... pero tampoco creo que hayan tomado Madrid. Si te fijas lo que hicieron, lo mismo hacía Franco, es recoger por aquí y por acullá, a la gente que trajeron en más de 800 autobuses... Es como una película de época...
Nosotros a lo nuestro...a olvidarnos de ellos y a luchar por un estado laico.
Buen vídeo, por cierto
Un beso

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pues mira querido Felipe, que no me enteré de nada hasta esta mañana a las cinco que he visto las noticias, no te enfades pero me he reído mucho con tu relato al verte tan exaltado y con palabras tan bien encontradas, ya sabes que pienso como tu en este tema.Que pena lo que dicen de los hijos, madre mía, pensando como piensan vale más no ponerlos al mundo. Una abraçada.

arobos dijo...

Son los fariseos del siglo XXI, los que crucificarían a Jesucristo. Son la contradicción personificada. Pero son pocos.

sara dijo...

Felipe, el artículo estupendo!!

besoss y abrazos

sara

Menda. dijo...

El video es estupendo, ajjajaja!

Antonio dijo...

Ya sabes lo que pienso de eso de medir la gente que acude a estos actos. Ahora, ellos, lo miden por hostias. Hacienda debería pedir las facturas de ese millón de hostias, a ver dónde se han fabricado y si hubo defraudación. De ser así, un millón de las otras ostias para ese loco del vestido grana y el gorro anacrónico.
Ahora en serio. Muy buena la reflexión que planteas. Es impresentable que hablen de la familia y de los hijos unos sujetos que no se han casado, que no tienen hijos (al menos en teoría) y que pertenecen a un grupo determinado y delimitado, que comparten ideas entre ellos, pero que no son los legítimos representantes del pueblo. Con esta actitud de escenificar sus ideas en la calle y no en sus iglesias, se exponen a la confrontación en la calle y, por desgracia, tenemos malos recuerdos de esa situación. Si juegan a la política habrá que sacarles los casos de corrupción interna, los abusos a menores, la falta de transparencia en su gestión económica y un sinfín de aspectos que se les permite por sus idiosincrasia histórica. Sería mejor que no provocaran y dijeran lo que tienen que decir a sus acólitos en sus templos, dejando en paz a los no creyentes.
Un abrazo

Marino Baler dijo...

De todo tiene que haber en este mundo. El que quiera rezar que lo haga, pero de ahí ha imponer una moral dista un abismo.
Esta gente, con esto de las excomuniones, pretende meter el miedo en el cuerpo. Eso es falso. A mí me costó casi 6 meses que me concedieran la apostasía y después de ponerme serio varias veces.

Un saludo.

Lia dijo...

Wenas!! El vídeo es muy bueno, pero es cierto que el asunto es grave. La Iglesia se comporta como se ha comportado siempre, haciendo gala de su hipocresía, y su avaricia de poder y dinero; no es nada nuevo. Por mucho que intenten taparse bajo palabras como vida, libertad y felicidad; lo cierto es que la Iglesia sólo es una institución, carente de toda moral al menos en la alta jerarquía, y que intenta volver a ser lo que era: el yugo, que bajo el miedo a al infierno y al pecado, oprime al pueblo no creyente. Intransigentes y avaros...indignos de representar a Jesús, que (por lo menos para mí) si fue una figura que abogó por un cambio a mejor.
Saludos!!

periodistaenbabia dijo...

El País dice que este año la convocatoria ha sido más bien discreta. De todas formas me hace mucha gracia esta gente. Los del sermón hablando de la familia como si ellos hubieran formado alguna y los asistentes clamando al cielo por una familia "tradicional" a la que nadie pone en peligro. ¿Acaso alguien les dice que no se casen o no tengan hijos? Por mi parte ya son como los niños pequeños,que te hace gracia las tonterías que dicen, pero no te los tomas enserio.

trankilo- dijo...

Creo que tienen mala memoria, ya no se acuerdan de la ola anticlerical de los años 30, cuendo cabrearon tanto a la gente, que los corrieron por la calle a gorrazos e incendiaron sus kioskos, seria bueno que hiciesen un acto de reflexión y paren de hacer el idiota y de provocar a las personas que no estamos por sus monsergas, no sea que la historia se repita. Por otra parte, ya es hora que se pongan a producir algo y dejen de hacer el gandúl y vivir a costa del trabajo de los demas, que aparte de gustarles la carne fresca de niño les encanta vivir del sudor ajeno, a ver si tengo suerte y veo la extinción de semejante plaga.
Saludos ateos y perdon por robar doble espacio.

jose rasero b. dijo...

Te dejo este enlace. Seguro que te gusta:

http://telamamaria.blogspot.com/2009/12/catolicisme-2020.html

Saludos!!

emeygriega dijo...

Qué repelentes son estos personajes, repelentes literalmente. Cuántas personas que no podemos evitar-ni queremos- creer en Dios nos negamos acercarnos a ellos, qué poco manejo empresarial tienen.

Un millón de hostias, sí.

Feliz 2010, Felipe. Sigamos desoyendo los aullidos de estos padres y demos bienvenida a todo hijo no cristiano que llegara al mundo que buscamos.

Un besazo.

NINA dijo...

Eurpoa necesita niños y el resto del mundo también.
Lamentables declaraciones las del potato..

saluti

Nana Nicotina dijo...

Es evidente que hubo una equivocación: el millón de hostias repartido tuvo que haber sido de otra naturaleza menos espiritual.
País...

Antonio Rodriguez dijo...

Pues parece que han tenido que devolver más de 900.000. Es que son unos cansinos, siempre con la misma monserga y al final el personal se termina aburriendo.

Salud, República y Socialismo

VolVoreta dijo...

Con la iglesia hemos topado...hay para rato. ¡Parece que no se extinguen jamás estos!

Te dejo un beso Felipe.

Julián Ezequiel dijo...

Qué asco le tengo a la Iglesia. unca entendieron a Cristo y su sentido de la solidaridad.
Salute.

Carmela dijo...

Un millón de hostias?
Tantas?
"Fariseos : Blancos por fuera pero llenos de podredumbre por dentro."
Inquisidores.
Las hostias no borran la pederastía.
Tampoco creo que ningún Dios por magnánime que fuese perdonase semejante atrocidad.
Tendrían que hacerse cargo de sus actos , avergonzarse , ponerse en el lugar de los niños abusados, en lugar de repartir hostias.
Pensarán en algún momento cuál sería la opinión de Cristo ?
No creo que crean en él.