23 nov. 2009

JUSTICIA SIN VENDA

El fiscal del Tribunal Supremo Carlos Castresana ha declarado en la SER que los magistrados son "demasiado severos con los débiles y muy blandos con los poderosos".

Ha continuado diciendo que "no obtienen la respuesta que debería de los tribunales" los delitos relacionados con el ladrilo.

Esto lo sabiamos,pero es muy clarificador que sea el Fiscal Castresana quien lo exprese con meridiana claridad.

Y es que no es nuevo que en este país la justicia,muchas veces, utiliza dos varas de medir o dos raseros distintos dependiendo de quien sea el justiciable.

No voy a exponer casos que están en la mente de todos,pero sí debo decir que padecemos una justicia (no generalizo) que tiene,a veces, muy en cuenta la condición social del individuo en sus distintas vertientes.

Y es que parte de nuestro sistema judicial parece adolecer de no haber pasado aún lo que en nuestra Constitución se denomina "Estado social,democrático y de derecho".

Los residuos franquistas siguen aún instalados en buena parte de la judicatura,por ello nos encontramos con casos esperpénticos de la aplicación de las normas en forma de sentencia,así de la admisión a trámite de determinadas querellas que deberían ir a parar al cubo de la basura.

Un poder del Estado,como es la judicatura,sigue aún viciado por la "extraña" Transición democrática que en su día se hizo.

Digo que podría exponer determinados casos que nos llevariamos las manos a la cabeza.No es necesario porque está en la mente de todos.

Ha debido ser un jurista de la categoria y posición que ostenta el fiscal Castresana para disipar nuestras dudas.

Castresana es comisionado de la ONU en la CICIG

25 comentarios:

Susana dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Agradezco que recojas la opinión del fiscal del tribunal supremo, porque nos confirma lo que nos parece a todos, aunque con un criterio menos técnico. El sábado, precisamente, hablaba con un amigo, y decíamos que este partidismo del poder judicial es la confirmación de que no hay una verdadera separación de poderes ni un verdadero estado de derecho; por tanto, concluía él con mi aplauso, no hay una verdadera democracia.

Como siempre, totalmente de acuerdo y totalmente agradecida de tu exposición clara e interesantísima. Un abrazo y que empieces bien la semana.

Winnie0 dijo...

Está claro que impartir justicia debe ser muy difícil...pero quienes tienen ese poder...deben saber hacerlo. Besos felipe y feliz inicio de semana

Dilaida dijo...

De acuerdo contigo al cien por cien, el poder judicial está anclado en el pasado, no tiene nada que ver con la sociedad actual.
Bicos

Ciberculturalia dijo...

ES una de las numerosas asignaturas pendientes de este nuestro país. La justicias es, aún para muchos ciudadanos, sensible a lo "subjetivo" por decirlo de manera suave y correcta.
Y es que hoy levanteme muy pero que muy "ortodoxa". Espero a lo largo del día ir superando esa tendencia con la que he amanecido.
Un beso de principio de semana

RGAlmazán dijo...

Pues sí, en este país, un mantero o un delincuente que roba para comer, puede perfectamente ir a la cárcel, mientras gente de cuello blanco, podríamos dar decenas de nombres, se pasean con sus miserias --eso sí, con los bolsillos llenos--, y casi como héroes, sin que pasen por un calabozo.
Los delitos de cuello blanco son mucho más admitidos, no sólo por los jueces, también por la sociedad, que los delitos comúnes aunque sean por necesidad.

Salud y República

daalla dijo...

Menos mal que alguien le echa narices para decir en voz alta lo que todos pensamos. Y aún con más valor si lo hace alguien relacionado con la justicia y de la importancia de Castresana. a ver si cunde el ejemplo y van cambiando algunas cosas.
Saludos

Juanjo dijo...

La justicia es de lo peor que tenemos en España... Espero que mejore.

Un abrazo Felipe.

Txema dijo...

El sistema judicial no tuvo en su momento una "transición" y por tradición suele ser bastante conservador.

Eso, en sí mismo. no tendría por qué ser un obstáculo para el buen funcionamiento de la justicia, porque los jueces se limitan a plicar las leyes.

Lo malo es cuando se ponen a interpretar las leyes y dictan sentencias basadas en un criterio subjetivo.

Pero, bien está que lo diga Castresana. Algo es algo.

un saludo

Como lluvia dijo...

Como las leyes siempre son interpretables..., cada uno hace lo que le viene en gana y dirán, me he limitado a hacer lo que dice la Ley.

En fin,

Saludos,

mariajesusparadela dijo...

Vosotros, como sois jóvenes, no habeis oído hablar de la ley del embudo. Pues, os lo explico: es la interpretación actual del famoso Derecho Romano. (El romano más derecho debe ser Berlusconi).

A Dios gracias, alguno se libra.

Menda. dijo...

Desgraciadamente, no se imparte justicia como tal.

VolVoreta dijo...

Poco queda que añadir a lo expresado, así que siguiendo "mi línea" nada optimista, sólo añado...¡y lo que nos queda!

Te dejo un beso Felipe.

Antonio dijo...

Hay algunos países donde se da el nepotismo de clases. Ellos se crian y ellos se juntan. Conciben al ciudadano como servidor del Estado y no al Estado para servir al ciudadano. Ellos son el Estado, los ciudadanos sus servidores y las clases dominantes sus aliadas... a mi amigo lo apoyo al servidor lo humillo y escarmiento... No sé de qué país estaré hablando...
Un saludo

Naveganterojo dijo...

Valiosa opinion la de este fiscal, pero....¿servira de algo?.
Todos sabemos por activa y por pasiva como funciona la justicia en España, sabemos que el 80% de los jueces son de derechas, sabemos el poder que ejercen en diversas capas de la sociedad, sabemos que mienten, sabemos que protejen a los corruptos mientas ponen en apuros a los indefensos, sabemos que tergiversan la ley en beneficio de sus protegidos, etc,etc.
¿quien le pondra el cascabel al gato?, y mas sabiendo que ese gato esta rabioso?.
Un abrazo.
Salud y felicidad

Marino Baler dijo...

Olvídate de lo que diga la constitución. La justicia está politizada y no hay más. La separación de los tres poderes es una fábula que cuentan a los estudiantes cuando están en primero de derecho.

Un saludo.

tecla dijo...

No entiendo cómo el presunto ladrón del Palau de la música está en su casa, y el presidente de la comunidad de Valencia paseándose tan ricamente con un ferrari.
No lo puedo entender.
No lo entiendo.
No lo quiero enteder.
No me da la gana.
Se me resiste.
:.Y los manteros corriendo de un sitio a otro huyendo de la policía porque ni tan siquiera tienen la oportunidad de ganarse la vida.
Estamos en una sociedad tercermundista.
Maldita sea.

fermonu dijo...

Comparto vuestra desazón sobre la (in)JUSTICIA que disfrutamos(sufrimos ) en nuestro país. Para no extenderme y puesto que mi última entrada en mi blog versa sobre este particular, a ella os remito :

http://fermonu.blogspot.com/2009/11/increible-pero-cierto.html

Séneca dijo...

Como siempre das en el blanco.Tus apreciaciones son certeras.
Saludos y gracias por pasarte por el blog de Séneca y dejarle un comentario.

Felipe Capitan Ferrer dijo...

Tienes razón en tu comentario, pero tienes que entender, que todo buen juez tiene que labrarse una buena carrera y sobre todo un buen futuro, también para los suyos. Y amigo mío creo que tú y yo sabemos como muchos jueces, cuando les surge la oportunidad, saben aprovecharla y recaudar algún que otro favorcito para el bolsillo.

Un Saludo.

trankilo- dijo...

Dá verdadero pánico tener problemas y caer en manos de nuestro sistema judicial_

Salud a tod@s

trankilo- dijo...

Bueno que salga el sol por donde quiera, no me lo quedo en las tripas.

Primero pido perdón por si hay algún abogado entre nosotros, yo tengo una hija que lo era y decidió cambiarlo por maestra de escuela. A lo que voy, Yo pienso, que la mayoría de los abogados son unos "golfos"y la mayoría de jueces, antes de serlo, fueron abogados, ¿que pasa, que automáticamente dejan de serlo cuando llegan a la judicatura?
Buenas noches

Antonio Rodriguez dijo...

Es bueno que de vez en cuando, alguien de la carrera judicial diga alguna cosa razonable, porque lo de Divar hoy, pidiendo menos garantismos en la justicia es para morirse del susto.
Terror da pensar en que los jueces no estuvieran sujetos a las leyes.
Salud, República y Socialismo

Genín dijo...

El tufo a Franco todavía apesta demasiados despachos y cerebros...
Salud

Dean dijo...

El símbolo no ha debido ser nunca la balanza, sino algo firme, estable, que no se incline con tanta facilidad hacia el lado del poderoso, del influyente, que no pierda el equilibrio con unos billetes.
Un saludo.

LUX AETERNA dijo...

Por acá pasa lo mismo pero por suerte la mediocridad la impericia y la desidia logran nivelar las cosas ya que de estas tres no se salvan ni los ricos.

Abrazo