8 ago. 2009

18 SEGUNDOS



He de confesar que el cortometraje que más bajo se expone me ha causado un extraño estremecimiento.

Lo he visto varias veces mientras una infinidad de sensaciones recorrían mi mente.No sabía ni sé qué expresar.Aún estoy dándole vueltas.

Sería casi sencillo intentar escribir algunas líneas sobre la existencia,el tiempo,la soledad,la muerte,la angustia o,simplemente,la "villanía" de lo impersonal en las relaciones humanas.

Sería casi vulgar intentar "juntarpalabras" para querer describir o analizar lo que las imágenes nos están gritando y preguntando.


Por ello,pienso que lo más honrado es laissez faire y cada cual que saque sus propias conclusiones.


(Aclaración:en el presente cortometraje aparecen 2 escenas de masturbación masculina y femenina de poca duración)



18 comentarios:

Dean dijo...

El corto es espectacular. No tiene que haber un final tan dramático para darnos cuenta de que nuestras vidas pueden pasar así de rutinarias y en soledad. Este panorama es más común de lo que pensamos.
Un saludo.

pena dijo...

Poesia pura de la cotidianeidad que nos forma y conforma. Como dice Dean,el corto es espectacular, un maravilla. La desesperanza nuestra realidad cotidiana. Saludos.

josealfonsomartínez dijo...

Nuestra vida está subyugada. Autómatas productivos somos fluído vital del otro que nos domina, y números a golpe de trompeta. Concedernos un pensamiento, ser persona libre, está vetado. Es fácil dejarse engañar. En una extraña y falsa libertad, vivimos exclavizados.

Carmen dijo...

No lo se, Felipe. Me ha dejado el alma totalmente estrujada. Siempre que veo situaciones similares, mi mente no lo acepta y siempre, siempre pienso que nosotros, cada uno, puede modificar muchas cosas en su propia vida. Por eso quiero pensar en cómo este trágico final, podría cambiarse. Ambos deciden dejar de estar "ensimismados", cuando salen cada uno de su propio trabajo, se han apuntado a una asociación de barrio para ayudar a indigentes. Nunca se conoceran. En casa estarán solos. Pero su mente, su mente participará del resto luchando por un mundo más solidario. Este es mi final.
Como ese cualquier otro que nos haga trascendernos. La soledad también tiene que ver con uno mismo no con unas circunstancias externas.

Perdóname, Felipe... tan largo comentario pero lo que me ha sugerido el terrible vídeo es eso: nuestra capacidad para modifica el entorno y dejar de mirarnos el ombligo.

El vídeo una auténtica obra de arte.

Un abrazo muy fuerte. Siempre me haces pensar mucho. Hoy estoy estupenda porque he dormido muchísimo y estoy plena de energía. También de optimismo.

Más besos

Menda dijo...

Hace tiempo que no veía nada que me dejase sin palabras...

Fantástico corto, Felipe. Todo un hallazgo.

Maca dijo...

Fantástico corto, que pone la piel de gallina y estruja el alma.Es cierto las palabras no pueden expresar la sensación de soledad, soledades que nos hace sentir este corto.
Te recomiendo un libro lleno de ilustraciones, maravilloso. Que se llama "El desemcuentro"(Es de un oriental, ahora no recuerdo el nombre. Cuando haga memoria te lo daré, este tiene un final feliz.
mil besos y como Carmen, paremonos a pensar aúnque solo sea un rato al día e intentemos cambiar, modificar el día a día para alejarnos de esta situación de soledades que es tan frecuente (sobre todo, para los que vivimos solos)
besos
Maca

severino el sordo dijo...

Magnifico video,la soledad y nuestra autoimpuesta rutina,tambien se podria cambiar el sentido de muchas cosas con pequeños gestos de tan poco espacio de tiempo,no todo tiene que tener un final tragico,un saludo.

PROGRESSISME dijo...

Un corto espectacular que nos ayuda a pensar en la vida. Por cierto... gracias por tus palabrasd en mi blog. SALUDOS.

PROGRESSISME dijo...

Está en nuestras manos cambiar nuestra vida...

mariajesusparadela dijo...

Buen corto. Nada aplicable a mi vida.
Esa soledad es más propia de la ciudad y de los urbanitas.

Nel.- dijo...

me gusto mucho el corto, un saludo grande, espero poder encontrar otros cortos buenos en tu blog, saludos.

Caco dijo...

Tan hermoso como desgarrador...

El tiempo es sin duda uno de los conceptos más controversiales, tanto como el amor, la desesperación y la impotencia de la mujer.

Un abrazo!

Juan Navarro dijo...

Prescindo del final, me parece manipulador, falso. La gente muere, todos morimos, por el atropello de un coche o de viejos. Lo que importa no es el final, que no depende de los personajes, que no es de los personajes, sólo es del espectador. Lo que importa es lo que hacen los personajes, reconociendo su vida insatisfecha y anodina y su decisión por tener una vida más reconocible y plena. Lo que importa es qué hacemos por cambiar esto o lo otro, es lo que hacen los personajes, y eso es lo que hace la historia maravillosa.
Un abrazo.

hijodelatierra dijo...

Acabo de verlo y es una eleccion genial para tu blog y una genial entrada! me ha encantado!, un abrazo Felipe

brancalúa dijo...

La soledad, la rutina, la tristeza que reflejan los personajes de este vídeo es estremecedora.Pueden ser la vida de muchísimos....
Yo me agarró con fuerza al presente y aunque muchas veces puedo también contar los segundos, son también muchas las que solo hago que vivir los segundos y desear con fuerza transformar la inercia.
Estoy con Juan no importa el final, este no lo elegimos nosotros. Lo que si podemos modificar son los presentes y a veces hay que olvidar el reloj.
Un abrazo grande

Maca dijo...

Querido Felipe, ya recuerdo el autor y editorial del libro que te comenté. (Que lo asocié al corto)
El autor es: Jimmy Liao y editora, Barbara Fiore
besos
Maca

Maya dijo...

Nuestra vida ya está suficientemente automatizada como para encima intentar contar todos los segundos de tareas rutinarias y reiterativas del día a día. Prefiero poner música o imaginación como bso a la puta realidad.
El final del corto está cogido con pinzas, no es creíble. Pero te hace pensar la soledad que vivimos. Esta mañana escuchaba en la radio Show must go on de Queen.. On and on, does anybody know what we are living for? Qué bien le va esta frase al corto.

Maca dijo...

Querido Felipe, gracias por esa sipnosis, yo no conocia a ese autor, pero fué todo un descubrimiento ese libro.¡Es una maravilla tu curiosidad¡, da gusto aúnque sea a nivel virtual, contar con tu sabiduría.
mil besos
Maca