19 jul. 2009

BRANDO/KAZAN




Pienso que no descubro gran cosa si afirmo que Marlon Brando ha sido uno de los mejores actores que nos ha dado el cine y el teatro.

Tampoco considero una barbaridad decir que Elia Kazan ha sido uno de los más vibrantes directores que el cine nos ha proporcionado.

Hoy quiero acercaros a este duo (actor y director) a través de una excelente película: La Ley del Silencio.

Muerte en Venecia-ya he aludido a ella en otra entrada-y La ley del Silencio han sido dos películas que más veces he visionado.Quizás un poco más la primera.Ambas, son completamente distintas.

Mientras la primera nos muestra un estilo narrativo más descriptivo y más pautado para resaltar toda la plasticidad de que es capaz,en La ley del Silencio asistimos a un estilo más "rudo" y con más fuerza narrativa centrada en los personajes.

Kazan,víctima de la caza de brujas del senador McCarthy muestra los muelles portuarios dónde la delación del personaje de Brando (en recuerdo a la de Kazan ante McCarthy) se muestra en fuerte y tensa convivencia con el resto de trabajadores.

Más que hacer una reseña de esta película,esta entrada es una invitación a verla.

En este enlace añado el final de dicho filme

5 comentarios:

Menda dijo...

¿Qué decir de Brando que no haya sido escrito ya?

Uno de los grandes, sin duda.

Juanjo dijo...

Tomo nota y si la encuentro la veré y comentaré aquí.

Un saludo Felipe.

severino el sordo dijo...

Estupenda peli,la habre visto unas cuantas veces,antes cuando pasaban cine en las teles en buen horario y elegido,intentare volver a verla,un saludo.

Juan Navarro dijo...

La vi hace no sé cuantísimos años. Recuerdo a un Brando espléndido. Y recuerdo que, bajo la historia y la trama, me quedó una durísima fotografía del sindicalismo americano. Nada que ver con el sindicalismo de clase europeo, aunque por aquí ya se empieza a asentar un sindicalismo amarillo y/o seudoprofesional.
Un abrazo, Felipe.

Carmen dijo...

Otra magnífica recomendación Felipe. También a mi me entusiasmó la película en su día.
Un abrazo y que la semana que comienza nos sea buena.